Meditar

MEDITAR

La Meditación es tomarse el tiempo para estar contigo mismo. Meditación es un momento para establecer contacto con tu respiración, un momento para prestar atención a la fuerza vital presente en tu cuerpo, un momento para re-establecer tu propio ritmo, un momento para comunicarte con tu propio ser superior, un momento para estar enamorado de tu singular vida. Meditación es entre TÚ y TÚ.

Sadhant Singh

Iluminando

Sin hacer distinciones, por todas las naciones un nuevo llamado luminoso comienza a destellar. Es la invitación a estrenar una rutilante y magistral obra, que con su palpitante gloria convertirá a la Tierra en un majestuoso y vibrante lugar, donde todos podrán amar e interactuar conscientemente. La flamante obra mundial se llama “Ser Humano”, y su puesta en escena es inminente. Sólo se necesita de más gente que la sienta protagonizar.

Necesitamos con urgencia magos, payasos, músicos, pintores, poetas, bailarines, artesanos, humoristas. Gente que sepa reír, que se anime a fluir. Gente que quiera jugar a volar con sus dones y talentos. Gente que comparta su riqueza interna y esté dispuesta a enseñar para seguir aprendiendo. Gente solidaria que se mueva con entereza. Gente que ame la naturaleza, que mire a los ojos y cree entornos de paz. Gente noble, de buen corazón, que confíe en su voz interior y trabaje, con amor, en lo que verdaderamente sienta. Necesitamos gente que se anime a Ser, para embellecer el escenario de la vida.

Olvidamos que sabíamos co-crear e inconscientemente escenificamos una obra de horror que nos permitió experimentar el miedo en sus múltiples facetas, llegando al insensible extremo de creer que nada teníamos que ver con semejante desborde de locura, odio, sangre y sufrimiento. Ahora vamos despertando y podemos reconocer que fuimos partícipes necesarios para consolidar marcos oscuros, asfixiantes y densos.

Aceptar nuestro poder colectivo para materializar implica dejar de suponernos víctimas, para sentirnos responsables de todo lo que manifestamos. ¿Comprendés ahora por qué te llega este llamado a Ser protagonista? No es dinero lo que falta para que la fulgurante obra se estrene. Sólo es necesario abrir bien grande el corazón, cambiar la percepción y confiar en nuestra guía interna, para volvernos más sensibles, conscientes y humanos.

Desde la perspectiva espiritual, todo, sin excepción, constituyó un gran aprendizaje. Este contexto nos permitió experimentar la hostilidad, la desarmonía, la fragmentación, la marginación, el egoísmo, la crueldad, la indiferencia, el desconsuelo y un sinnúmero de sentimientos que surgieron a raíz de haber relegado a la energía femenina, que es la que nos otorga el complemento necesario para alcanzar el equilibrio y vibrar en Unidad.

¿Te gustaría participar en la nueva obra? Sumarse es sencillo. Requiere que seamos conscientes de lo que hacemos y permanezcamos alineados con la pureza de nuestra esencia; sin olvidar que somos espíritus que personificamos una magnífica experiencia humana que nos brinda la oportunidad de plasmar la luz que llevamos dentro.

No hay por qué temer. La clave está en confiar. El entorno es movilizador porque los cimbronazos que presenciamos van destronando las viejas estructuras que por miles de años sirvieron para teatralizar el camino del dolor. Ahora llegó el momento de encarnar una obra más colorida, amorosa y reluciente, en donde seamos conscientes del papel humano a interpretar.

¿Habías notado que si no fuese tan real como parece, si no experimentásemos que el cuerpo nace, se desarrolla, envejece y fallece, lo vivenciado en este plano vibratorio nunca podría ser tan aleccionador? Celebremos lo vivido y sigamos aprendiendo. Es tiempo de dar un nuevo salto evolutivo que nos permita extender las alas y liberar, con maestría, lo más valioso y cristalino de nuestro potencial. Desde el corazón, abramos juntos el telón y demos vida a “Ser Humano”.

Julio Andres Pagano

De la Depresión a la Plenitud y del Miedo a la Libertad

De la Depresión a la Plenitud y del Miedo a la Libertad 

Autor: Isha 

Siempre me he preguntado: si yo no me quiero, ni me aprecio, ni veo nada bueno conmigo, como puedo querer o apreciar a otros?  Aprendí, como todos, que teníamos que amar al prójimo como a nosotros mismos, y a pesar de mis esfuerzos, nunca lo lograba. Y descubrí que, en la base de todas mis  adicciones, sufrimientos y dramas, estaba eso: que yo no sabía quererme ni apreciarme ni un poco siquiera.

Y cuando digo que esta falta de amor a uno mismo es la base de las adicciones, es que esta en el fondo de todos los hábitos auto-destructivos, de las depresiones y las demás formas de demostrarnos que hay algo, con nosotros mismos, que esta mal.

Hemos aprendido muchas cosas en la vida: aprendimos a realizar tareas, a representar roles, a cumplir las expectativas que la sociedad tiene sobre nosotros,  a ejercer una profesión o un oficio, a competir en el mundo, aprendimos las reglas del juego.  Pero estas reglas van cambiando, y nosotros tratamos de seguirlas, aunque  quedemos exhaustos en el intento.  Lo que la mayoría de nosotros nunca aprendió es a quererse, a apreciarse, a ser incondicional con uno mismo frente a toda situación.

Siempre esperamos que el amor  y la incondicionalidad vengan de afuera: de la familia, de la pareja, de los amigos, de los mentores, de la iglesia, de instituciones caritativas, etc. Pero, y nosotros? Muchas veces somos nuestro peor enemigo.
Es muy importante que aprendamos  a querernos primero. Luego podremos amar a los demás en forma incondicional. Pero muy  a menudo nos perdemos en querer a los otros: en demostrar cuanto queremos dando tanto, que nos abandonamos en el camino, pues en realidad lo estamos haciendo desde un lugar de querer recibir algo a cambio. Es decir, no es incondicional.
Entonces, tenemos que encontrar un balance entre lo que hacemos y lo que  sentimos. Yo se que a muchos nos ensenaron que quererse a uno mismo es ser egoísta, pero eso no es más que una idea, una creencia que nos aleja de nuestro centro interno, que nos impide decirnos sí, y  nos lleva a sentir que valemos tan poco que nos tiene mendigando un poquito de cariño, o  nos lleva a anestesiarnos con tanta sustancia para no sentir.
Imagina que tal vez es esa inseguridad que sientes fuera la que te impulsa a consumir drogas o alcohol, prefiriendo autodestruirte para no sentir el miedo o la inseguridad, aunque sea en el momento que estas socializando.  O el comer en exceso  para no sentirte fuera de lugar.  O si no tienes una adicción de consumo, tal vez caes en la depresión que te impide moverte, por mencionar alguna de las variantes.  Hay  tantas cosas diferentes que pueden suceder!
Pero sea lo que sea que utilices para escaparte de lo que sientes, es tiempo de  encontrar ese amor internamente, y luego estaremos siempre conectados con una fuente inacabable de amor incondicional, para dar y compartir sin límites, sin necesidad de esperar recibir.  Uno ya sabe por donde lleva el camino de la autodestrucción, entonces, te invito a encontrar ese cambio adentro.
Tal vez te preguntas: Como aprendo a quererme? Qué hago?
Y te voy a responder que no hacer:
- Cuando observes que la atención se va a todo lo externo y que empiezas a acelerarte, ansiosa, asustada, ahí para. Puedes ir  hacia adentro y puedes sentir tu corazón.
- Cuando veas que tu cabeza empieza a pasarse las películas de lo que dijiste, o hiciste, o no hiciste, o habría, o tendría …. PARA ALLI….. y lo mismo.
El tema es no perderte en lo que estás haciendo o lo que tu cabeza te esta diciendo: tu verdad es mucho más profunda y está dentro tuyo.
Hay que empezar a ejercitar ese musculo de la  atención interna, y de ese modo lo comienzas a sentir.
Estamos acostumbrados a escuchar lo que la mente dice todo el tiempo, como si esa fuera nuestra brújula, y la seguimos. Siempre esta llevándonos del pasado al futuro, recordando algún evento desafortunado, con temor, e intentando prevenir que aquello vuelva a suceder.  Y nuestra atención va en esa dirección. Tenemos que encontrar un punto medio donde estemos presentes, en el momento presente, y actuemos desde un sentir claro que nos lleve a enfocarnos y utilizar, así, todo el potencial disponible.
Vivir en el momento no significa que no planifiquemos nuestras vidas. Simplemente significa soltar las inquietudes y preocupaciones que nos impiden abrir nuestras alas y descubrir la libertad del vuelo.
Cuanto más nos enfoquemos en estar en el momento presente, mas podremos sacudir las bases de nuestros miedos subconscientes. Luego, todo el edificio de la auto desconfianza y separación se desarmara, y en su lugar se enarbolara una estructura de fluidez, confianza, dicha, amor y paz.  Abracemos el momento presente, y entonces ya no nos reprimiremos por los límites de nuestro pasado, y nada nos detendrá para alcanzar nuestros sueños.
Y si en este momento la soledad es tu compañera, puedes descubrir en esa relación a tu mejor amiga. Se que tal vez esta idea es inconcebible, pero si estas sintiendo ese  vacío, cualquiera que sea la causa, cuando el sentimiento de soledad aprieta el corazón, cierra la garganta, y nos hace meternos para adentro y vivir en pánico y angustia,  nos sentimos víctimas del desamor. Y muchas veces este sentir lo tenemos a pesar de estar rodeados de personas, pues nuestros viejos dolores, nuestras protecciones para no sufrir y tantas cosas más, nos hacen impermeables a compartir los afectos.
De este modo no recibimos, no podemos detectar lo que viene hacia nosotros, lo que nos quieren dar, pues ese sentir cierra las puertas.
El estar en conciencia jamás nos permite sentirnos solos.  Puedes observar a un niño y ver que juega solo, imaginando cosas, sintiéndose completo dentro de si en cada momento.  NO piensa: seria más feliz si tuviera mas amigos, ellos no piensan así, solo crean su propia entretención.
Todo aquello que necesitas esta dentro tuyo. El estar enfocado en el amor conciencia es estar conectado con la fuente misma del amor, de la inspiración, de la intuición, de una vida plena, en paz, en alegría y sobre todo, en amor.  Y una vida en amor es una vida libre de miedos, libre de la esclavitud de las adicciones y la depresión.  La vida en amor es un SI en plenitud y libertad, y esta experiencia comienza con pequeños cambios de enfoque, momento a momento, en el SI, en apreciar.

ISHA, autora de POR QUE CAMINAR SI PUEDES VOLAR de Editorial Santillana y de la película del mismo nombre.

LA NECESIDAD DE AMAR y SER AMADO. EL AMOR MADURO E INMADURO


“Esta es mi percepción, Si eres infeliz, encontrarás a alguien que es infeliz. La gente infeliz se siente atraída por la gente infeliz. Y está bien, es natural. Está bien que la gente infeliz no se sienta atraída por la gente feliz; de lo contrario, destrUiría su felicidad. Está perfectamente bien. Sólo la gente feliz se siente atraída por la gente feliz. Sólo una persona amorosa – alguien que ya es amoroso – es capaz de encontrar la pareja adecuada. Los iguales se atraen. Las personas inteligentes se sienten atraídas entre sí; las personas estúpidas se atraen mutuamente. Te conectas con personas de tu mismo nivel. Así que lo primero que hay que recordar es: una relación que se ha originado en la infelicidad se volverá amarga. Primero sé feliz, alegre, celebra y sólo entonces encontrarás otra alma que esté celebrando y habrá un encuentro de dos almas bailando juntas y una danza maravillosa surgirá de ahí. No pidas una relación debido a tu soledad, no. De ser así, te estarás moviendo en la dirección equivocada. Entonces estarás utilizando a la otra persona y estarás siendo utilizado por ella . ¡Y a nadie le gusta ser utilizado!. Cada individuo es un fin en sí mismo. El utilizar a alguien es inmoral. Primero aprende a estar solo. La meditación es una forma de estar solo. Si eres capaz de ser feliz cuando estás solo, habrás encontrado el secreto de la felicidad. Entonces serás capaz de ser feliz en pareja. Si eres feliz, entonces tendrás algo que dar, que compartir. Porque cuando das, también recibes; no al contrario. Entonces surge la necesidad de amar a alguien. Normalmente tienes la necesidad de ser amado por alguien. Es una necesidad equivocada también. Es una necesidad infantil; denota tu inmadurez. Es la actitud de un niño. Nace un niño. Naturalmente, el niño no puede amar a su madre; no sabe qué es el amor y no sabe quién es su madre ni quién es su padre. Está absolutamente indefenso. Su ser no está todavía integrado; no está formado, no es uno todavía. Es sólo un potencial. La madre tiene que amarlo, el padre tiene que amarlo, toda la familia ha de volcar su amor en él. Ahora él aprende algo: que todos deben amarlo. Él nunca aprende que debe amar. Ahora el niño crecerá, y si permanece estancado en esta actitud de que todos deben amarle, sufrirá por el resto de su vida. Su cuerpo habrá crecido, pero su mente permanecerá inmadura. Una persona madura es aquella que descubre su otra necesidad: la necesidad de amar a alguien. La necesidad de ser amado es infantil, inmadura. La necesidad de amar es madura. Y cuando estás listo para amar a alguien, sólo entonces, puede surgir una relación bella. ¿Es posible que dos personas en una relación amorosa se dañen mutuamente?» Si, de hecho es lo que está ocurriendo en todo el planeta. El «ser bueno» es muy difícil. Ni siquiera eres capaz de ser bueno contigo mismo. ¿Cómo vas entonces a ser bueno con alguien más? ¡Ni siquiera eres capaz de amarte a ti mismo! ¿Cómo vas a amar a otro? Primero aprende a amarte, aprende a ser bueno contigo mismo. Tus «santos religiosos» te han enseñado a no amarte, a no ser bueno contigo mismo. ¡Sé duro contigo! Te han enseñado a ser blando con los demás y estricto contigo mismo. Esto es absurdo. Yo te enseño que lo primero y más importante es ser amoroso contigo mismo. No seas duro, sé blando. Cuida de ti mismo. Aprende a perdonarte — una y otra y otra vez — siete veces, setenta y siete veces, setecientas setenta y siete veces. Aprende a perdonarte. No seas duro; no te enfrentes contigo mismo. Y así florecerás. En ese florecimiento atraerás a otra flor. Es natural. Las piedras atraen a las piedras; las flores atraen a las flores. Entonces se crea una relación bella, con gracia. Si puedes entablar una relación así, tu relación crecerá, se convertirá en una oración; tu amor se convertirá en éxtasis y a través del amor conocerás lo divino.”

Osho

No vas solo

No vas solo. Cuando te sientas mal, lo has olvidado. Pide ayuda.

 En esta nota expongo el proceso cotidiano de perdón que invito a que sea entrenado y aplicado activamente ante cualquier situación que te haya hecho sufrir, es decir, perder tu paz, sin importar el grado ni el tipo de sufrimiento.

Puede ser que recibas un ataque, un rechazo o que no te comprendan, te excluyan. Puede que tu te culpes por algo que has hecho o que no has hecho. Puede ser que estés preocupado o temas por los desenlaces. Puede ser que necesites que algo pase o que no pase. Puede ser que tengas prisa o expectativas. Puede ser que tengas dolor físico. Puede ser que debas soportar a alguien cercano sufrir. Sencillamente, puede que te sientas aburrido o no veas sentido. De cualquier modo, tu niño te avisa de que has perdido la paz y por tanto, estás percibiendo incorrectamente.

Te aconsejo que te pares y te ocupes de tu interior de este modo:

 1. Sensibilidad, es el gesto mental “Yo siento”. Respiro, me centro en la energía corporal y digo internamente “Yo siento”.

2. Responsabilidad, recuerdo que todo el conflicto esta en mi progrma, en mi mente, dejo de proyectar y asumo la responsabilidad de haber aceptado este programa de conflicto que ha producido esta experiencia. Este paso lo refleja perfectamente el famoso ho’oponopono. Es una toma de responsabilidad espiritual, no tiene que ver con el acontecimiento concreto, sino con las causas profundas a nivel subconsciente.

3. Humildad: es un progresivo abandono de juicios mediante el “no sé”. Todo pensamiento, argumento, análisis, búsqueda de causa o de propósito, toda premisa sobre la situación que estás perdonando es sometida al “no sé”. Poco a poco se profundiza en esta humildad, con lo cual se abre tu corazón y eres capaz de sentir esta disposición. Solo desde la humildad la petición de ayuda es sincera.

4. Voluntad: Ahora pido ayuda, elijo la verdad, elijo ver, elijo cambiar mi percepción. Sin duda me he equivocado en la manera de interpretar las cosas a un nivel muy profundo, a un nivel cuántico. A ese mismo nivel, ahora vuelvol a elegir. Es mi voluntad vivir la total inocencia en mi, y en todo lo que tenga que ver con la experiencia que estoy perdonando.Elijo ver la verdad.

5. Aceptación: Ahora es momento de aceptar la sanación sin esperar nada, sin imaginar ni fabricar, sin imponer plazos. Acepto todo lo que es como es y abandono la lucha. Agradezco la sanación, y se que tendré que repetir este proceso hasta haber asentado una actitud nueva frente a esta situación.

Jorge Lomar.

Cual es mi misión?

 

 


ESTA PREGUNTA ESTÁ HOY EN BOCA DE TODOS, DESDE NIÑOS HASTA ANCIANOS QUE BUSCAN SU MISIÓN.
ES UN DILEMA QUE HA ESTADO VIGENTE EN LA HUMANIDAD DESDE SUS PRINCIPIOS. 
¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE MI VIDA? ¿QUÉ ROL CUMPLO EN ESTA TOTALIDAD? ¿QUÉ IMPORTANCIA TENGO EN ESTE UNIVERSO, AUNQUE SOY TAN PEQUEÑO?

TODOS TENEMOS UN PROPÓSITO… CADA SEMILLA, AVE, ANIMAL, CADA HUMANO, CADA CÉLULA Y ESTRELLA TIENEN UN PROPÓSITO POR EL CUAL EXISTEN. LA EXISTENCIA MISMA ES UN PROPÓSITO: EL MOVIMIENTO; POR MÁS ABSURDO QUE PAREZCA, EL PROPÓSITO QUE TODOS JUNTOS TENEMOS, ES EL CONSTANTE MOVIMIENTO, NUNCA DEBE DETENERSE, NUESTRA MISMA NATURALEZA LO NECESITA, NUESTROS SUEÑOS NOS IMPULSAN EN LOS MOMENTOS EN QUE NOS ESTANCAMOS. CUANDO LA VIDA HA LLEVADO A ALGUIEN A UNA MONÓTONA VIDA DE OFICINA, DE LA CUAL SABE QUE NO ES SU REALIDAD, SUS SUEÑOS SON QUIENES MUESTRAN SU PROPÓSITO. 
NUESTRAS HABILIDADES, AQUELLO EN LO QUE SOMOS BUENOS, NUESTROS HOBBIES, NUESTRAS IDEAS, POR MÁS LOCAS QUE SEAN, ESOS ASPECTOS SON LOS QUE ESTÁN METIDOS EN NUESTRA GENÉTICA Y PERSONALIDAD, LOS CUALES NOS GUÍAN HACIA NUESTRO PROPÓSITO INDIVIDUAL. HAY QUE HACER CASO A AQUELLO QUE SABEMOS Y TENEMOS COMO HABILIDADES, ELLAS SON EL CAMINO HACIA NUESTRA REALIZACIÓN.
LA MISIÓN, NO ES UN TRABAJO QUE CUMPLIR, MUCHAS VECES PODEMOS CREER QUE NUESTRA MISIÓN PUEDE SER DURA, O ALGO QUE HEMOS PACTADO… PERO EN REALIDAD, ELLA ES NUESTRA PROPIA REALIZACIÓN COMO SERES. EN EL PROCESO DE REALIZAR NUESTRA MISIÓN, LA VIDA NOS ENSEÑA LAS HERRAMIENTAS CON LAS CUALES LA LOGRAREMOS.

¿CUÁLES SON ESAS HERRAMIENTAS?

TENEMOS DOS TIPOS DE HERRAMIENTAS PARA LOGRAR EL CUMPLIMIENTO DE NUESTRA MISIÓN: LAS POSITIVAS Y LASNEGATIVAS. AMBAS NOS AYUDARÁN.
LAS POSITIVAS SON LAS QUE MENCIONÉ ANTES: NUESTRAS HABILIDADES, NUESTROS HOBBIES, AQUELLO QUE NOS AGRADA O EN LO QUE SOMOS BUENOS. ESTO NOS ACERCA A LA MISIÓN, PORQUE DESCUBRIMOS QUE TODO LO QUE VENIMOS A HACER AL MUNDO, ESTÁ RELACIONADO CON LO QUE NOS HACE FELICES. MUCHAS VECES LA SOCIEDAD CASTIGARÁ O CRITICARÁ A QUIENES SON FELICES CUMPLIENDO CON SUS HABILIDADES, PUESTO QUE LA SOCIEDAD CAPITALISTA O COMUNISTA NO COMPRENDE CÓMO ALGUIEN PUEDE SUBSISTIR SIN EL ESFUERZO NATURAL AL CUAL EL HUMANO ESTÁ SOMETIDO; LA IDEA SIEMPRE FUE QUE HABÍA QUE TRABAJAR CON EL SUDOR DE LA FRENTE PARA LOGRAR ALGO… PERO TODOS BIEN SABÍAMOS QUE ESO SÓLO ES UNA PARTE DEL APRENDIZAJE, Y QUE NUESTRO PROPÓSITO NO SE LOGRA CON EL SUDOR, SINO CON LA ALEGRÍA.
LAS NEGATIVAS SON NUESTROS KARMAS, LAS COSAS A LAS QUE NOS ENFRENTAMOS QUE NOS DESAGRADAN. TENER QUE TRABAJAR EN SITIOS A LOS CUALES NO LE ENCONTRAMOS EL PROPÓSITO, ESTAR EN AMBIENTES CON PERSONAS QUE NOS DESPRECIAN O DESVALORIZAN, AYUDAR SIN ENTENDER LA RAZÓN, SUFRIR UNA VIDA DE CONSTANTES PÉRDIDAS O SEPARACIONES… TODOS ESTOS ASPECTOS NEGATIVOS A CORTO PLAZO, SON POSITIVOS A LARGO PLAZO… ES LO QUE PODEMOS LLAMAR: LA PREPARACIÓN. ESTAR EN SITUACIONES FEAS, ENCASILLADORAS, EN TRABAJOS SIN ENTENDIMIENTO, TODO ESTO NOS HACE APTOS PARA ENFRENTAR LAS ADVERSIDADES QUE COMPRENDEN NUESTRA MISIÓN. DEBEMOS ESTAR ATENTOS A ELLO, PUES NOS SERVIRÁN DE MUCHO AL HACERLO CONSCIENTE… PIENSEN: ¿QUÉ SACO YO DE ESTA SITUACIÓN? ¿QUÉ HE DE APRENDER DE ESTA EXPERIENCIA? ¿QUÉ ME APORTA ESTE TRABAJO O RELACIÓN?

TODO ES UN APRENDIZAJE CONSTANTE Y UNA PREPARACIÓN PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA MISIÓN… PERO LO MÁS LOCO DE ESTE CUMPLIR… ES QUE NO IMPORTA SI ERES CONSCIENTE DE HABERLO HECHO.
CLARO ESTÁ QUE CUANDO UNO ES CONSCIENTE DE SUS PROPÓSITOS, NOS VEMOS YA EN UN PLANO EVOLUTIVO MÁS FLEXIBLE, MÁS SUTIL. SABER CUÁL ES LA MISIÓN INDIVIDUAL ES IMPORTANTE PARA NUESTRA REALIZACIÓN COMO INDIVIDUOS.

¿ES BUENO SABER CUÁL ES MI MISIÓN?
DEBEN DE TENER EN CUENTA LOS ASPECTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS DE SABER CUÁL ES LA MISIÓN. 
LO POSITIVO, COMO DIJE: TE POSICIONA EN UN NIVEL FLEXIBLE DE LA EVOLUCIÓN, EN LA QUE ERES CONSCIENTE DE QUE TODO LO QUE SUCEDE TE ESTÁ PREPARANDO PARA ESA FUNCIÓN QUE HAS VENIDO A REALIZAR. ESTÁS ATENTO, Y DISPUESTO A ESTAS SITUACIONES.
EL LADO NEGATIVO ES QUE CUANDO UNO RECONOCE SU MISIÓN, ESTÁ PENDIENTE DE SU REALIZACIÓN… Y MUCHAS VECES ESO LE TRAE PROBLEMAS. QUERER QUE SUCEDA YA, ADELANTAR LOS TIEMPOS, LAS ACCIONES… LLEGA LA ANGUSTIA Y DESESPERACIÓN, PUES LAS COSAS NO SALEN COMO SE LAS ESPERA, Y ASÍ LA FRUSTRACIÓN INVADE EL CUERPO. VE EL CONTEXTO Y SE ENLOQUECE AL VER LA CASI IMPOSIBILIDAD DE SU MISIÓN, Y PRÁCTICAMENTE TERMINA POR NO CUMPLIRLA.

¿ENTONCES… CÓMO CUMPLO MI MISIÓN?

EN REALIDAD, LA MISIÓN SE CUMPLE MUY FÁCILMENTE: VIVIENDO.
DESPREOCÚPENSE DE SU MISIÓN.
HACE MUCHO TIEMPO, ANTES DE NACER, TODOS, CADA UNO DE USTEDES, SE REUNIÓ CON UN GRUPO DE ALMAS, SERES, GUÍAS Y MAESTROS CON LOS CUALES DEBATIERON SU MISIÓN, ELLOS ESTÁN AHÍ PARA AYUDARLOS EN EL CUMPLIMIENTO DE LA MISMA… ¿CÓMO? A TRAVÉS DE “DEJA VÚ”, DE SEÑALES, PALABRAS, PELÍCULAS, LIBROS, CARTELES INCLUSO… ¿CUÁL ES MI PUNTO? QUE MUCHA GENTE CUMPLE SU MISIÓN Y MUERE SIN SABER QUE LA HA CUMPLIDO… SIN EMBARGO, HIZO LO QUE TENÍA QUE HACER.
ES LA NUEVA ERA UN HERVIDERO DE IDEALES QUE ESTABAN TRABADOS, PERO NO POR HABER ESTADO EN EL INCONSCIENTE COLECTIVO, NO SE HACÍAN.
NUESTRA MAYOR HERRAMIENTA HOY A DIFERENCIA DE AYER, ES QUE SABEMOS QUE EXISTE UNA MISIÓN QUE HEMOS PACTADO CUMPLIR. COSA QUE ANTES NO SABÍAN, PERO SIN EMBARGO, SE CUMPLÍAN POR EL INCONSCIENTE Y SUBCONSCIENTE. 
NO IMPORTA CUÁL ES NUESTRA MISIÓN, LO IMPORTANTE ES ESTAR ATENTO A LAS SEÑALES QUE NOS GUÍAN A SU CUMPLIMIENTO.

PIENSEN MUY BIEN LO SIGUIENTE… HAY MUCHOS QUE SE ESTÁN CONECTANDO O QUE YA ESTÁN CONECTADOS, Y QUE ENTRE LOS 5 AÑOS Y LOS 20 AÑOS YA SABEN CUÁL ES SU MISIÓN, PERO LO QUE NO SABEN ES QUE COMENZARÁ A CONCRETARSE A SU 45 O 60 AÑOS DE EDAD… MIENTRAS TANTO PUES… SE FRUSTRAN CON LA VIDA MISMA Y ENTRAN EN IRA O MELANCOLÍA. POR ESO MISMO, MI CONSEJO ES EL SIGUIENTE:

NO VIVIMOS PARA CUMPLIR CON NUESTRA MISIÓN… NUESTRA MISIÓN ES VIVIR. DISFRUTEN DE CADA INSTANTE DE LA VIDA, SIENDO CONSCIENTES DE QUE SUS VIDAS SON UN IMPORTANTE ESLABÓN QUE HAN DE MOVER. NO SE DETENGAN A OBSERVAR Y BUSCAR EL PROPÓSITO DE SU VIDA, SIMPLEMENTE VIVAN, ESTÉN ATENTOS, Y ENCUENTREN EL PROPÓSITO.

SEGUIRÉ INSISTIENDO:
“…NO VIVIMOS POR NUESTRA MISIÓN, NUESTRA MISIÓN ES VIVIR…
…NO BUSQUEN EL PROPÓSITO DE SU VIDA, ENCUÉNTRELO EN EL VIVIR…”

Matias de Stefano

Honrando a Facundo

 
 Honro la vida en esta Tierra y el paso al luminoso nivel dimensional

de mi Hermano, mi Amigo, mi Maestro, mi Idolo, mi Vecino,

mi Admirado Trovador

 Facundo Cabral 

Hasta siempre Indio Gasparino

Hoponopono en tu camino hacia la luz 

Gracias, lo siento

Perdon, te amo

Nada es lo que parece Facundo, algunos creen que te mataron,

yo creo que te hicieron INMORTAL

Tu cancer de pancreas se durmió para siempre, ya no te provoca el lacerante dolor que tan bien disimulabas, valientemente, sobre los escenarios, el sufrimiento era solo tuyo. Y tampoco necesitas ahora el baston, porque desplegaste tus alas y te llevan volando a los Paraisos merecidos, donde expresaras en tus canciones la felicidad del Ser Uno con Dios.

Tu cuerpo quebrantado por tantos achaques descansa, en merecida paz

 Te recordaremos siempre como

El Trovador de Tandil

El predicador de amor y Paz

El salvaje creyente de la divinidad

El principe mendigo que supo convertirse en Rey

exuberante de mistica oración por la humanidad


Que extraordinarias sincronias creaste en el camino de tu vida, hasta el final. Estabas en el hotel de Guatemala esperando un micro para llegar al aeropuerto, pero te invitaron a ir en la camioneta que a las pocas cuadras balearon. Camioneta con patente P555DRM.

En numerologia 555 significa transmutación a elevada consciencia, el anuncio del cambio definitivo como flujo natural de la vida, muerte del estado de separaciónConciencia de la unidad. Representa la humanidad y la divinidad.

Los angeles te anunciaban que el episodio de tu vida en esta encarnacion llegaba a su fin. El 555 es el numero de Cristo, tu Maestro Amigo

   

Naciste un 22 de mayo, casi la fecha de nuestra Revolucion Patria, y te vas un 9 de Julio, en otra fecha patria, dia de la independencia Argentina, de la LIBERTAD que tanto predicaste.

 

Las balas no estaban dirigidas a vos, pero estabas alli, como tantas veces, en el preciso lugar de la mayor experiencia trascendente.

Como cuando encontraste a Simeon, el viejo vagabundo que te presento a Dios desde su palabra, y renaciste al amor de Jesus, aqui en Tandil, cuando eras casi un muchachito, humilde y desangelado, convirtiendote en ” el mas pagano de los predicadores.

 

Amigo, Hermano, Músico, Poeta y Peregrino incansable, fuiste un mensajero mundial de la PAZ desde tu PAZ, visitando mas de 160 paises junto a tu compañera inseparable, tu guitarra, y grabando en nueve idiomas tus letras inspiradas, para que todos comprendieran tu mensaje de juglar sabio, tu comprension natural de la vida y la muerte como un paso de armonicas  notas celestiales a otras dimensiones, tu espiritu inquebrantable, tu preciosa alegria y tu sabiduria consciente y luminosa.

 

Alguna vez te escuchamos decir ” Morire el dia en que nadie me recuerde “, pero sabes muy bien Facundo que ” El amor nunca se muere, solo cambia de lugar “, tambien nos enseñaste ese concepto.

Dicen que uno de los ultimos temas que regalaste en Guatemala frente a 5.000 hermanos que te aman, fue ” Cielito Lindo “,  no hay nada mas bello que lo simple.

” Ya les di las gracias a ustedes. Las dare en Quetzaltenango, y despues que sea lo que Dios quiera, porque El sabe lo que hace “.

 

Y la ultima cancion que ofreciste fue

No soy de aqui, ni soy de alla

   Facundo Cabral – No soy de aqui, ni soy de alla
 

http://www.youtube.com/watch?v=xD3G6eM3tPI&feature=player_embedded

 

Me gusta el sol, Alicia y las palomas,
el buen cigarro y la guitarra española,
saltar paredes y abrir las ventanas
y cuando llora una mujer.

 

No soy de aqui ni soy de alla
no tengo edad ni porvenir
y ser feliz es mi color de identidad.

 

Me gusta el vino tanto como las flores
y los conejos y los viejos pastores
el pan casero y la voz de Dolores
y el mar mojandome los pies.

 

No soy de aqui ni soy de alla
no tengo edad ni porvenir
y ser feliz es mi color de identidad.

 

Me gusta estar tirado siempre en la arena
o en bicicleta perseguir a Manuela
o todo el tiempo para ver las estrellas
con la Maria en el trigal.

 

No soy de aqui ni soy de alla
no tengo edad ni porvenir
y ser feliz es mi color de identidad.

 

Esta cancion fue uno de los mayores exitos musicales de Facundo Cabral.

El cantante grabo el tema en 1970 y en poco tiempo se convirtio en un rotundo exito musical que le dio fama a nivel mundial. 

 

Despidiendo al amigo 

Facundo Cabral y Alberto Cortez No soy de aqui.

 

En concierto Lo Cortez, no quita lo Cabral.

http://www.youtube.com/watch?v=c1svCRocdJg&feature=related

 

Facundo Cabral y Alberto Cortez – Cuando un amigo se va Un adios al cantor

http://www.youtube.com/watch?v=FlK3HJEc2pQ

 

 

Facundo Cabral, el amigo que no llego a ser

Por Alina Diaconu
Especial para lanacion.com

Sabado 09 de julio de 2011 | 15:40  actualizado a las 15:40

 

En los años 70, todas las mañanas, antes de ir a trabajar a una agencia de publicidad donde era redactora, iba a tomar un cafe a un pequeño bar. Quedaba en Esmeralda y Tucuman y hoy ya no existe. Todas las mañanas veia a un hombre joven, rapado, con un cuaderno apoyado sobre una de las mesas, escribiendo y escribiendo, sin levantar la vista ni un solo momento.

Un dia senti la tentacion de hablarle porque era el Indio Gasparino, pero no me anime, por una timidez que signaba aquellos años de mi joven vida, pero por sobre todo por no molestarlo ni interrumpirlo, la escritura significo siempre para mi algo sagrado.

Pasaron cuarenta años. En este inmenso lapso, el Indio Gasparino se convirtio en Facundo Cabral, se dejo crecer la barba, se hizo hippie, luego en los años oscuros se fue a vivir a Mexico, luego volvio, cantaba como un juglar, como un trovador, y cuando le escuche ” No soy de aqui ni soy de alla “, pense que sin conocerme siquiera, habia escrito esa cancion para mi. Lo cual ocurrio con medio mundo, ya que por algo esa cancion se transformo en uno de sus mayores éxitos.

Sabia que iba y venia por el mundo, creo que estuvo en mas de 150 paises y, hace casi un año, cuando yo estaba por escribir una nota sobre la Madre Teresa de Calcuta pense de repente en el, porque sabia que la habia tratado y habia trabajado con ella. El azar o el misterioso designio del Universo, hizo que el 17 de julio de 2010, estando con mi familia en un bar del Patio Bullrich, lo veo, en una mesa lindera,  un señor mayor, claro, con anteojos oscuros, con baston y acompañado por una bella muchacha.

Esta vez si me levante, y lo interrumpi en su dialogo con la chica.

Le conte brevemente que lo conocí­a, sin conocerlo,  desde hacia cuarenta años y que queria hablar con el sobre la Madre Teresa y sobre Krishnamurti, a quien tambien habia tratado. Me dio un telefono y a partir de alli tuvimos varias charlas interesantes. Lo volvi a encontrar, intercambiamos libros y tuve unas cuantas noticias muy tristes, para mi, sobre su cancer de pancreas, sus operaciones, sus padecimientos, la fuerte medicacion de los ultimos tiempos.

Pero tambien, pude advertir su aceptacion natural de la muerte, con una actitud absolutamente Zen, su fe, su caudalosa alegria y su no poca y ya divulgada sabiduria. Lo vi en un recital en el teatro Ateneo y no podia creer que un hombre tan enfermo pudiera estar tan entero frente a una sala colmada, transmitiendo sus mensajes de esperanza, cantando sus ya clasicas canciones. Quiza su voz estaba un poco mas apagada, pero no su entrega y la sonrisa de felicidad que le despertaban los aplausos.

El dia que charlamos en el living del apart-hotel donde vivia, donde tambien lo visitaba un amigo, tecnico de computadoras que estaba alli, me mostro unos interesantisimos cuadros y dibujos que hacia, me cito a Maupassant, se intereso enormemente por mi amistad con Cioran, por mi ciudad natal adonde habia estado, adoraba a Borges y a Whitman, y me confeso estar molesto con los intelectuales que no lo aceptaban por su lado mistico. Para mi el lado mistico era una de las cosas mas atrayentes de ese cantautor popular que se habia constituido en un verdadero personaje. Aborreciendo la politica de cualquier signo, amaba a Evita y Peron porque lo habian sacado del hambre, a su madre y a el.

Siguiendo con coherencia un camino espiritual, tuvo en los momentos difí­ciles, que no fueron pocos, la invalorable ayuda de sus experiencias meditativas y de su fe en los grandes iluminados de todas las religiones, comenzando por la propia, Cristo.

Conto su vida en sus libros y en sus recitales. Creo que se estaba haciendo una pelicula en Mexico con su historia, tan peculiar.

Cuando hable por telefono con el la ultima vez, hace unos meses, estaba tan mal que pense que el cancer se lo devoraba y que, despues de 40 años, ya era tarde para ganar en el a un amigo. Hace un rato, mi marido me acaba de llamar por telefono para decirme que esta madrugada lo mataron a Facundo en Guatemala, en el auto que salia del hotel hacia el aeropuerto.

Senti un escalofrio. Se fue, con la violencia del crimen, en un pais ajeno, justamente el 9 de Julio. Que  ironia.

No, no era de aqui, ni era de allá …¦ Era de todas partes.

              Abrazos de luzFlowersRam-Su 
       Cantemos por la Tierra

Amor incondicional

Desafortunadamente no podemos obligar a los demás a que nos amen incondicionalmente y hacemos uso de un Drama; Toda atención que podamos atraer del drama es; por su propia naturaleza condicional. Lo cierto es que hemos fracasado siempre en este propósito, y no hemos obtenido la atención que buscábamos, Y hemos fracasado porque el Amor Incondicional no es como el dinero, no es algo que tengamos o que podamos conseguir por meritos.
No tenemos que evaluarnos para ser amados. El Amor es nuestro derecho por Nacimiento. El Amor es simplemente es. El amor es él quien y el que somos.
Por ejemplo, cuando éramos niños si recibíamos malos tratos cuando pedíamos amor; los malos tratos se convertirán en parte de nuestra definición infantil de amor. En consecuencia, como adultos, cada vez que sintamos la necesidad de amor en nuestras vida, manifestaremos automáticamente una experiencia en la que estará incluida la resonancia emocional de lo malos tratos, lo hacemos de una manera inconsciente, lo hacemos automáticamente ¿Porque?
Porque es la única forma que conocemos para conseguir lo que creemos que es el amor.Pero el amor que terminamos logrando siempre hace daño. Y siempre hace daño debido a sus condiciones. En un nivel mas consiente, quizás digamos ¿Por qué siempre me pasa esto a mi ?
El motivo por el cual seguimos manifestando las mismas experiencias dolorosas es sencillo, Es porque no conocemos algo mejor. Este es el verdadero problema en el nos encontramos inmersos, esta la herida abierta del corazón de la humanidad, este es el motivo por el cual mucho de nosotros damos por hecho automáticamente que el Amor hace daño, sin embargo, el “ hacer daño” es una condición, pero el amor NO.

“ Todas las personas con las que nos encontramos a diario, sin excepción, con libertad independiente de cómo pueda parecernos su comportamiento en la superficie, está buscando la experiencia del Amor Incondicional”
Así que antes que juzguemos a lo demás debemos reflexionar y saber que todos intentamos conseguir el amor de los demás, de manera que en nuestra experiencia personal, siempre habrá alguien buscando nuestro amor (padres, hermanos, hijos, amigos), intentando conseguir algo de nosotros. La sensación de que en este mundo esta intentando sacarnos algo es el reflejo automático de nuestro propio comportamiento. Adoptamos este comportamiento de la infancia imitando como loros a nuestros padres, y ellos lo adoptaron imitando como loros a sus padres, y así sucesivamente.
Comprender y aceptar este problema nos permite perdonar todos los comportamientos erróneos del pasado, por lo tanto “Desde su percepción de amor los padres nos han dado lo que ellos consideraban lo que era la mejor versión de amor que tenían y conocían ”

Buscamos el Amor en los lugares equivocados y de un modo equivocado, esta idea nos permite comprender el motivo por el cual hemos terminado manifestando la experiencia vital en las nos hallamos sumergidos hasta el momento, pero podemos entrar en un estado de autenticidad si aceptamos y admitimos que no sabemos lo que es es el Amor Incondicional .
El hecho de no tener ni idea de lo que es el amor incondicional no tiene nada que ver con nuestro nivel de inteligencia ni con el status ni nada por el estilo, en un mundo donde las condiciones están en constante cambio, la experiencia del amor incondicionales, metafóricamente, la mas extrañas de las piedras preciosas.
Cuando aprendamos a comprender nuestro problema, podemos comenzar a reírnos de todos nuestros dramas que hemos manifestando en nuestra vida. Y esa risa será la medicina que buscamos en realidad, porque el hecho de que seamos capaces de reírnos de nuestros propios dramas es la evidencia de que estamos perdonando. En cuanto aceptamos este hecho en nosotros, podemos aceptarlo también en cualquier otra persona así de sencillo, hay que desde desde el corazón y no a través de la mente, para asi poder perdonar y contra restar la ira que este en nosotros.
Hay un aspecto de nuestra experiencia que sigue sintiendo la necesidad de culpar a alguien y sigue sintiéndose con el derecho de hacerlo. Y eso debido a que recibimos lo que creíamos que nos merecíamos. Y este aspecto de nuestro interior es nuestro necesitado yo infantil, que al no poder comprender, el problema del cual nos encontramos. Y hacemos uso de nuestros dramas como :
“Ellos eran mis padres, por tanto, tenían que haberlo hecho mejor”
“Ellos me trajeron a este mundo, y era su responsabilidad suya darme el mejor ejemplo”
Pero para superar la ira, para superarla necesidad de culpar y nuestro desleal deseo de enmendarnos, tenemos que superar uno de los mayores obstáculos que se nos presentan en el sendero de nuestro evolución emocional:
La Arrogancia

Es nuestra arrogancia la que nos impide reconocer que el mismo problema que tenemos nosotros es el que tienen los demás, y una vez que comprendemos con claridad la mecánica y las consecuencias de la impresión emocional es únicamente nuestra arrogancia la que sofoca nuestra capacidad para perdonar a los demás, una de las formas que trabaja la arrogancia en nosotros es que nos cueste reconocer o aceptar que no pudimos hacerlo mejor, pero nuestra ira, amenos que nos decidamos a soltarla, nos impedirá aceptar a los demás, sobre todo a nuestros padres,hicieron las cosas lo mejor que supieron, para neutralizar nuestra arrogancia hemos de comprender algo muy sencillo:
“Que todos los comportamientos que vemos en nuestras interacciones con los demás que no son actos de amor incondicional son lamentos que imploran Amor Incondicional”

Dado que los adultos son los maestros del arte de ocultar la verdadera naturaleza de nuestra destreza interna, como adultos, nos hemos convertido en unos profesionales de la simulación y fingimos que todo esta bien en su sitio, cuando queremos una cosa y que en realidad queremos otra completamente distinta tal vez te suene familiar esta forma de ser en la gente.
En el mundo de los adultos, todo aparentemente esta siempre bien, es correcto y adecuado, y nada es demasiado malo, pero la disposición emocional que hay oculta detrás la superficie del mundo en los adultos radicaen que todas las personas con las que nos encontramos que no son espontáneamente alegres y creativas tienen en realidad un niño ahí dentro que tiene miedo, que esta enfadado y descorazonado porque no recibe amor incondicional
Y esta moción es la clave de nuestra propia liberación; esta inspiración es la puerta de entrada a nuestra propia paz mental , esta inspiración es el fundamento de todo perdón. El mundo que tenemos delante es un espejo de nuestra grave situación asi que también preguntemos nos honestamente de que modo que hemos tratado con la personas que nos han rodean en este mundo cuando nos han solicitado nuestro amor incondicional.
Para las personas que no puedan perdonar pues son víctimas de la arrogancia, seguirán siendo prisioneros de su propia confusión, la cólera en contra de alguien es tan solo la carencia de claridad y la causa de nuestra carencia de paz interior; así que pidamos a nuestra presencia interior que nos revele lo opuesto de la arrogancia.
Las personas de nuestra experiencia vital a las que decidimos castigar y condenar negándoles nuestro perdón son en realidad nuestros salvadores disfrazados a desmantelar la fortaleza de nuestra arrogancia. La Humildad extingue la arrogancia.
“Para poder experimentar el amor incondicional, hay que darlo primero, pues solo se puede experimentar lo que se da”

Fuente Extraída : Síntesis de la Octava Sesión
Libro: “El Proceso de la Presencia”
Autor: Michael Brown
::: Namaste amigos :::

AMA TU SOLEDAD

SI QUIERES BUENA COMPAÑÍA AMA TU SOLEDAD
 
Esto está planteado con un doble sentido. Ambos benéficos.
1) La soledad no es aislamiento, ni abandono, ni huida de los demás. Implica el encuentro íntimo, fecundo, pleno de matices y siempre enriquecedor con uno mismo. Encuentro que permite bucear y comenzar atisbar las insondables honduras de nuestro ser. Y también, empezar a vislumbrar sus cumbres más altas. Buceo y ascenso que debe ser guiado por el amor a uno mismo.
Amar la soledad es ingresar en la senda siempre fértil del amor a sí mismo.
El ser humano es un ser vincular. Nadie crece y se desarrolla en total aislamiento. La paradoja es que, como acabamos de ver, nadie puede, sólo por sí mismo, llegar a ser el mismo. Los múltiples vínculos que fueron -y van- nutriendo nuestra existencia resultaron -y resultan- imprescindibles para alcanzar la cima de nuestra propia identidad.
El amor a sí mismo potenciado en la intimidad de la propia soledad permite recrear y destilar la esencia del amor recibido en cada uno de los vínculos fundantes de nuestro SER PERSONA.
Como ya vimos, estar vivos es la señal de haber recibido amor. Nuestros padres y aquellos que nos cuidaron con ternura nos los transmitieron. Y, a ellos, a su vez, les fue donado por sus padres, y/o personas que los cuidaron. Que a sí mismo lo recepcionaron de sus padres y aquellos otros seres que les brindaron cobijo y así, hasta y desde los albores mismos de la humanidad.
Si, como se especula y calcula, el ser humano tiene un millón de años, hace, entonces, todo este tiempo que el amor se viene decantando, filtrando y destilando para brindarle a cada uno sus gotas más puras. Yaciendo ellas en las entrañas más íntimas y esenciales de nuestro ser. Como el agua que baja de la montaña que se purifica con el filtrado en las distintas napas para ser entregada cristalina y nutricia.
Lo deslumbrante y paradójico es que amarse a sí mismo es recrear, rememorar, recuperar, reconocer y reencontrarse con todos y cada uno de esos vínculos llenos de amor, que pueblan nuestra memoria personal y ancestral. En el amor a sí mismo se halla implícito la reminiscencia de todo el amor que por generaciones se fue cimentando y transmitiendo.
Se desprende de esto que amar la soledad y amores a sí mismo es encontrar la propia compañía y reencontrar la compañía de los vínculos preexistentes antes descritos.
En síntesis, amar la soledad es encontrar el silencio para deleitarse con las mejores notas y la música más sublime de nuestro propio espíritu. ¡Y vaya que es compañía!
2) Cuando uno ama su soledad y encuentra en ella la propia compañía está en condiciones ideales para establecer un vínculo sano, genuino y auténtico, es decir armónico, con los demás.
Si uno busca estar con otros, desde el temor de encontrarse (en realidad desencontrarse) aislado, huyendo de sí mismo, repele y por ende aleja a los demás.
La comunicación humana se establece desde y en distintos niveles. Uno de estos niveles es afectivo, no verbal, principalmente inconsciente, telepático.
Quien busca la compañía de otros seres humanos desde el malestar consigo mismo, huyendo de sí mismo, transmite lo malo que es estar con él. Aunque lo que pretenda sea lo opuesto, lo que promueve, el mensaje que transmite es: “aléjense de mí”, “soy un pelmazo” (Como decía Gian Vicenzo Gravina: “El pelmazo es un individuo que le priva a uno de su soledad sin brindarle compañía”). Y, como es lógico y coherente, la gente obra en consecuencia. Así queda y se siente más aislado.
En cambio si ama su soledad, y se siente bien consigo mismo, irradia paz. Ejerce un poderoso polo de atracción hacia él. El mensaje subliminal que transmite es “acérquense”, “conmigo se van a sentir muy bien”. En estas condiciones es muy difícil que el vínculo no resulte armónico y la compañía resultante no sea edificante para quienes participan de ella.
Tengo a mis amigos en mi soledad; cuando estoy con ellos ¡qué lejos están!
ANTONIO MACHADO
Del libro “Paradojas existenciales” de Gabriel Jorge Castellá


Cuando amas lo que eres…


Cuando amas lo que eres, no hay cosa inconquistable ni inalcanzable. Cuando realmente te amas a ti mismo, vives solamente en la luz de tu propia risa y viajas solamente por el camino de la alegría. Cuando estás enamorado de ti mismo, entonces, esa luz, esa fuerza unificada, esa felicidad, esa alegría, ese jubiloso estado de ser, se extiende a toda la humanidad. Cuando el amor abunda dentro de tu maravilloso ser, el mundo, con todos sus desagrados, se convierte en algo hermoso, y la vida se llena de sentido y de alegría.

Ramtha 

SIRVAMOS

Traigo en la pasión de estas firmes palabras mi legado más profundo, para dejar en tu interior la relumbrante certeza de que nuestro peregrinar tiene un sentido que escapó a la razón, pero dejó en el corazón una transformadora enseñanza que nos eleva y hermana en la luz de nuevo tiempo. Ahora la existencia nos anima a servir, para experimentar lo aprendido con otro grado de entendimiento. Servir es sentir en otro cuerpo. Sigamos despertando y religando. Sirvamos.

Un mayor nivel de conciencia implica, también, un mayor nivel de responsabilidad. Es por eso que habiéndonos despertado, habiéndonos humanizado, debemos ayudar a que más personas puedan abrirse, vibrar en el amor y florecer, al saber que lo que llaman caos o destrucción es un maravilloso e insondable proceso de transformación que a todos nos invita a fluir, en vez de resistir, para trascender las fronteras que nos mantienen separados de nuestra esencia divina.

Por ley de vibración cruzarán nuestro sendero quienes estén despertando. Sus miedos, dudas y preguntas traerán a nuestra memoria el eco de los primeros pasos, pues servir permite revivir el camino recorrido. En cada palabra, acción o expresión que manifestemos, desde el corazón, veremos reflejado nuestro proceso interno. En ese mágico abrirse para compartir, en esa sana y necesaria interacción, ganaremos en comprensión al contemplar que lo vivido fue perfecto.

Conscientes de que la separación es una ilusión que cocrean los sentidos, por cada uno que se abra y sienta, notaremos un mayor gozo y apertura. Al animarlos a que confíen, recordaremos que también pasamos momentos duros en donde todo carecía de sentido. Cuando abracemos, reviviremos el valor del apoyo en la oscuridad de la confusión. En ese recordar, en ese palpitar, habrá una hermosa y sutil activación que llenará de luz el corazón, dotándolo de eterna gracia.

Vivimos instancias reveladoras en donde la solidaridad, la compasión y el amor incondicional movilizarán nuestras hebras más sensibles. Persistamos en nuestro peregrinar, pues servir es abrirse a un nuevo nivel de evolución, en el que todo está dispuesto para ayudarnos a crecer si aceptamos jugar a develar las enseñanzas ocultas. Ascendemos a una nueva dimensión, donde el corazón nos recuerda que somos Uno. Avancemos vibrando. Religuemos amando. Sirvamos

Julio A. Pagano.

Por que te amo tan profundamente

“Porque lo que tú eres, también lo soy yo. Todo lo que eres en el espectro de tu ser, yo soy, pues yo soy el espectro desde el cual contemplas y creas tus ilusiones. El Yo Soy el que yo soy, es amor que trasciende la expresión común aquí, ya que no tiene condiciones ni obligaciones. Yo te amo simplemente por lo que eres, porque quien tú eres, cualquiera que sea tu expresión, es el Padre que yo amo tan profundamente.

Ahora, deseo hablarte sobre lo que tú percibes como tus equívocos y fracasos.

Al crear el hombre la noción de lo bueno y lo malo, lo perfecto y lo imperfecto, también ha creado las trampas llamadas culpabilidad y remordimiento que han hecho siempre tan difícil progresar en la vida. Pero yo te digo: cualquier cosa que hayas hecho a través de la virtud de tus muchas vidas en este plano nunca ha sido mala, ni tampoco buena. Ha sido simplemente una experiencia de la vida que te ha ayudado a llegar a ser quien eres ahora, y eso es, en verdad, la cosa más preciosa y maravillosa. Porque tú eres en este ahora, lo más grandioso que has sido nunca desde que empezaste este camino extraordinario, ya que tu sabiduría es mayor de lo que nunca ha sido.

Todo lo que tú has hecho, yo también lo hice. Y cada uno de tus errores, yo cometí los mismos. Y todo aquello que has juzgado en ti por carecer de fuerza y virtud, yo también lo juzgué. Pero yo nunca habría conocido la fuerza de mi ser si no hubiera conocido mi debilidad. Nunca habría amado la vida si no la hubiera visto desprenderse de mí. Y nunca habría sido capaz de abrazaros a todos vosotros si no hubiera despreciado la crueldad del hombre.

Cualquier cosa que hayas hecho, por vil o miserable que haya sido, la hiciste simplemente con el fin de crear un aprendizaje para ti mismo. Y a lo largo de ese aprendizaje te has dañado, dolido, entristecido, y te has degradado a ti mismo y, sin embargo, te has elevado por encima de ello, porque aquí estás ahora, dispuesto a conocer y abrazar la belleza que tú eres.

Todos aquellos en lo que sientas que has fallado o hecho algo malo, deseo que observes lo siguiente: Desde el momento de tu nacimiento, tú y tus amados hermanos emprendisteis una gran aventura hacia el entendimiento emocional de todo el pensamiento; pensamiento a pensamiento. Tu alma fue creada para almacenar la emoción de cada pensamiento cada dimensión de Dios que aceptaste a través del Dios o espíritu de tu ser. Cada pensamiento que aceptaste y sentiste en tu alma, pero que aún tengas que entender completamente, tu alma te presionará a experimentarlo. ¿Para qué? Para obtener el entendimiento emocional completo de todos los aspectos de ese pensamiento, visto sólo a través de la virtud de la experiencia, que es la virtud llamada vida. 

Has sido impulsado a lo largo de la eternidad a evolucionar y a extender la vida hasta la creatividad, y a experimentar cada manifestación de esa creatividad, desde el pensamiento hasta la luz, hasta la materia, hasta la forma y otra vez de vuelta hasta el pensamiento; desde el amor y la alegría, hasta la envidia, el odio y la tristeza, y de nuevo a la alegría. Tu alma te ha impulsado de experiencia en experiencia, de aventura en aventura, para poder realizarse a sí misma con el entendimiento completo de cada forma de pensamiento cada actitud, cada emoción para que así puedas conocer y entender la totalidad del pensamiento, que es la totalidad de Dios, la totalidad del Yo.

Tu alma anhela todo aquello que no ha experimentado. Cuando tu alma anhela una experiencia, ello significa que necesita información emocional sobre esa experiencia.

Por eso, tu alma creará un sentimiento llamado deseo que cautiva la totalidad de tu ser y te impulsa hacia una aventura, una experiencia. Entonces, cuando la experiencia ha terminado y las emociones se calman, has obtenido, gracias a esa experiencia, un tesoro mucho más valioso que todo el oro de este plano, te ha hecho avanzar hasta la sabiduría; lo cual indica que tu alma dice que ya nunca más tendrás que experimentar eso otra vez, pues has adquirido todo el entendimiento de ello. Entonces, tu alma perseguirá otro anhelo, y serás impulsado a hacer otras cosas, porque lo necesitas, lo quieres, porque el fuego dentro de ti te impulsa a experimentar toda la vida.

Ahora, ¿piensas que alguna vez te aventuraste a experimentar algo sabiendo que te haría daño o que ibas a fracasar? No. Siempre te has embarcado en cada aventura con gran curiosidad, interés y placer. Y aunque al principio el resultado era un tanto incierto, la emprendiste simplemente porque nunca lo habías hecho antes. La experiencia era nueva y excitante y querías aprender de ella. Y aunque la aventura pudo causar dolor, eso te ayudó a comprender la emoción llamada «dolor», lo que aumentó tu entendimiento de la vida. Así pues, esa experiencia tuvo un propósito en tu vida. Luego te embarcaste en la siguiente aventura que tu alma te impulsó a experimentar, para vivir otra aventura en la emoción y el entendimiento. Y eso te proporcionó más felicidad y realización en tu alma.

Cada cosa que haces, en el preciso instante en que la estás realizando, sabes en tu alma que la experiencia es buena para ti. Es sólo después de haber experimentado la aventura, y los sentimientos derivados de ella se han transformado en sabiduría, cuando averiguas que quizás lo hubieras podido hacer mejor o de otra forma. Pero nunca habrías sabido que había un mejor camino si no te hubieras embarcado primero en la experiencia y obtenido de ella la joya de la sabiduría. ¿Y debe alguien ser juzgado por eso? No, porque eso se llama inocencia, y también educación.

El fracaso es una realidad sólo para aquellos que creen en él. Pero nadie realmente fracasa en la vida. Jamás. A pesar de cada cosa que hayas hecho, ya sea miserable, despreciable o a escondidas que realmente no lo es, sigues vivo, y eso es algo milagroso. Fracasar significaría detenerse, sin embargo, nada puede parar, porque la vida es siempre continua; avanza a cada momento. Por eso, nunca puedes permanecer estancado o retroceder en la vida, ya que cada momento de la expansión continua de la vida siempre trae más y mayor entendimiento.

Tú nunca has fracasado. Siempre has aprendido. ¿Cómo podrías saber lo que es la felicidad si nunca has sido infeliz? ¿Cómo sabes cuál es tu meta sino una vez que la alcanzaste y te diste cuenta de que era un color diferente del que habías imaginado?

Tú nunca has cometido ningún error. Jamás. Nunca has hecho nada malo. De qué te sientes culpable? Todas tus equivocaciones, tus fracasos y tus errores son lo que se llama, apropiadamente, «pasos hacia Dios», paso a paso. Y sólo has llegado a saber todo lo que ahora sabes a través de haber dado todos los pasos.

Nunca te sientas culpable de aprender. Nunca te sientas culpable de saber. Eso se llama iluminación. Debes entender que has hecho lo que necesitabas hacer; todo fue necesario. Y tomaste todas las decisiones acertadas, todas. Tú vivirás mañana y también el bendito día que le seguirá, y todos los siguientes. Y lo que descubrirás en esos días es que sabes más de lo que sabes hoy. Sin embargo, el día de hoy no es un error; te guiará hasta la eternidad.

Tú tienes la opción de crear tu sueño de cualquier manera que elijas.

Pero como quiera que lo crees, para tu propio entendimiento emocional, estás añadiendo algo a la totalidad de la conciencia en todas partes; nunca le quitas, nunca puedes quitarle. Cada aventura que emprendes felizmente añade algo al fervor e intensidad de la vida. 

Cada pensamiento que abrazas, cada ilusión que experimentas, cada descubrimiento que haces, cada cosa vil y miserable que haces amplía tu entendimiento, que a su vez alimenta y amplía la con ciencia de toda la humanidad y expande la mente de Dios.

Si piensas que has fracasado en la vida o hecho algo equivocado, disminuyes tu capacidad de percibir tu propia grandeza interna y externa, y tu importancia para la totalidad de la vida. Nunca desees suprimir nada de tu pasado ni una sola cosa porque la ficción de todas tus experiencias, sublimes o desgraciadas, ha producido dentro de tu alma las magníficas y hermosas perlas de la sabiduría. Esto quiere decir que ya nunca tienes que volver a soñar esos sueños, ni crear esos juegos, o experimentar esas experiencias, pues ya las has experimentado y sabes lo que se siente, tienes en tu alma su información; se llama sentimientos, el tesoro más auténtico de la vida.

Yo estoy aquí para decirte que se te ama incluso más allá de lo que entiendes que es el amor, pues siempre se te ha visto como un Dios que lucha por entenderse a sí mismo. Y de cada experiencia de todas tus vidas, has adquirido conocimiento, sabiduría; has dado algo al mundo, has añadido algo a la virtud de la vida que se despliega.

Tu vida ha sido un maravilloso espectáculo del fuego que vive dentro de ti. Debería ser contemplada con reverencia, santidad y divinidad. Porque sin importar lo que hagas, siempre eres Dios. Sin importar la máscara que lleves, eres Dios. No importa qué tipo de relación estés experimentando, sigues siendo Dios.

Tú eres merecedor de las aventuras de esta vida, de cada una de ellas. Y más aún, eres merecedor de las espléndidas aventuras que todavía te esperan. Pero nunca te convertirás en el Yo Soy ni entrarás por las puertas de la eternidad hasta que te des cuenta de que todo lo que has hecho, lo has hecho simplemente para adquirir la comprensión del Dios que eres, que se demuestra aquí y ahora por la virtud de todas tus experiencias sobre la plataforma llamada vida.

Así que tú, que llevas un abrumador bagaje de cargas sobre tus espaldas, si eso te hace feliz, que así sea. Pero si has aprendido todo lo que se puede aprender de ellas y estás cansado de ellas, deshazte de ellas. ¿Cómo? Amándolas, abrazándolas y permitiéndoles vivir en tu ser. Cuando hayas hecho eso, no te retendrán nunca más. Y a partir de ahí, la maravilla de la vida puede verse con ojos claros, el amor puede sentirse sin juzgarlo, y la alegría de ser se convierte en el poder del saber interior ilimitado.

Abraza tu vida. Sabe que eres divino y que la fuerza de tu ser está ahí gracias a todo lo que has hecho. Termina con la culpabilidad. Termina con la farsa de la pena por uno mismo. Deja de poner cargas sobre ti mismo. Deja de echarle la culpa a los demás. Toma las riendas. Te pertenece.

Ahora, ¿qué ocurre cuando has abrazado todo lo que has juzgado, amado todo lo que has despreciado, vivido todas tus ilusiones y perseguido todos tus sueños? Puedes mirar a otros que están experimentando estas mismas cosas para su aprendizaje, y puedes entenderlos y sentir compasión por ellos. Entonces, puedes amarlos como el Padre te ama y permitirles la virtud de las experiencias de sus propias vidas. Entonces te conviertes en lo que tú llamas un santo.

¿Cómo crees que llegas a ser un santo? Ciertamente no absteniéndote de la vida, ni escondiéndote en una cueva o un templo quemando incienso, o sentándote en lo alto de una montaña contemplando Dios sabe qué. Te conviertes en santo sólo viviendo la vida que es el Padre y experimentándola hasta sus límites, para que la virtud de la sabiduría culmine en una entidad capaz de abrazar la totalidad de la humanidad y amarla.

La única manera de conocer y convertirse en Dios es vivir y abrazar la vida plenamente, experimentar todas las situaciones, sentir todas las emociones, realizar cada acto, sea sublime o miserable, para que tu alma posea la sabiduría de toda la vida dentro de sí.

Nunca sabes lo que sufre el rey hasta que eres un rey. Y el rey nunca conoce la humildad de su sirviente hasta que se convierte en un sirviente. Y la mujer piadosa no conoce la miseria de la concubina hasta que se convierte en ella. Y la concubina no conoce el juicio de la mujer casta hasta que lo es.

Por eso, el camino hacia una vida virtuosa lo abarca todo. Incluye cada personaje, cada situación ilusoria creada dentro de la conciencia del hombre. Por eso, las entidades más nobles y más sabias han vivido cada situación creada por las aventuras de la humanidad. Ellos han sido la prostituta y el sacerdote, el gurú y el granjero, el asesino y la víctima, el conquistador y el conquistado, el padre y el hijo.

Ves, sólo condenas en los demás lo que no puedes aceptar en ti mismo. Si has vivido todas las situaciones y encontrado paz en ellas, entonces es fácil entender a otros y permitirles ser, sin juzgarlos, porque tú has sido ellos, y sabes que si los juzgas a ellos te estás juzgando a ti mismo. Entonces adquieres la virtud de la verdadera compasión, y las profundidades del amor existirán dentro de tu alma. Entonces serás, en verdad, un Cristo, porque entiendes, amas y perdonas a tus amados hermanos en sus limitaciones.

Amar al Padre en su totalidad, ser su totalidad, es amar todo lo que él es.

Y esos amados hermanos a tu alrededor son todo lo que él es. No importa cuál sea su aspecto, ellos son Dios en su realidad así como tú lo eres en la tuya. Y cuando hayas vivido toda su gloria, todas sus luchas, toda su tristeza y toda su alegría, entonces puedes abrazar a Dios visto en toda la gente. Entonces puedes amarlos. Eso no quiere decir que debas predicarles o socorrerlos. Simplemente déjalos ser y permíteles evolucionar de acuerdo con sus propias necesidades y designios. Hay aquellos cuyo destino es ser señores de la guerra, sacerdotes o gente en el mercado, porque eso es lo que necesitan y quieren hacer. ¿Quién eres tú para quitarles eso?

Cada uno en este mundo ya sea un hambriento, un lisiado, un granjero o un rey ha elegido su experiencia con el propósito de aprender de ella. Sólo cuando haya aprendido de ella y esté satisfecho con ella, pasará a otra experiencia, que le brindará una comprensión aún mayor de su Yo más profundo.

Cuando te conviertes en un maestro, puedes caminar entre el lodo y las tinieblas de la conciencia limitada y conservar tu totalidad, porque entiendes a las grandes masas y el por qué de su manera de ser, pues una vez tú fuiste así. Les permitirás la libertad de ser limitados y eso es amor verdadero porque sabes que esa es la única manera como pueden aprender a tener un entendimiento ilimitado y a amarse unos a otros, lo cual es, de hecho, amarse a sí mismos totalmente. Y cuando veas la cara de otro en la muchedumbre sin importar su color, limpieza o apariencia mirarás a la entidad y verás a Dios en él, porque si miras lo bastante cerca encontrarás a Dios en cada uno. Entonces amas como el Padre ama; ves lo que él ve, no sólo en ti, sino en todos los demás. Cuando puedes mirar a todos y ver la belleza que son, estás en el camino que asciende de este plano hasta un espacio más amplio donde existen muchas moradas. Pero las puertas están cerradas para aquél que no puede aceptarse plenamente a sí mismo y al Dios que vive en toda la vida a su alrededor. 

Cuando sitúes a la gente en el lugar donde pertenecen, en su Dios fuente, sabiendo que sin importar lo que hagan, están viviendo para el Dios dentro de sí mismos así como tú vives para el Dios dentro de ti entonces puedes aprender a amar a toda la gente.

Cualquiera que sea su expresión, ahora puedes, por primera vez en tu existencia, amarlos verdaderamente, pues tu amor no está gobernado o restringido por el juicio. Y así es en verdad, como es un Cristo el hombre que vive como Dios dentro de su ser.

¿Cuál es tu camino en la vida? Seguir siempre tus sentimientos, escuchar a los sentimientos de tu alma y lanzarte a vivir las aventuras que tu alma te impulse a experimentar. Tu alma, si la escuchas, te dirá lo que necesitas experimentar. Si te sientes aburrido o no tienes deseo de hacer algo, ello significa que ya lo has experimentado, que has adquirido la sabiduría de esa aventura. Pero si quieres hacer algo, esa urgencia dentro de tu alma significa que debes vivir la experiencia y su virtud. Si te abstienes de ella, sólo estás posponiendo la experiencia hasta otro momento y otra existencia.

Vive la verdad de lo que sientas dentro y ama a quien está sintiéndolo. Entiende que el sentimiento debe ser expresado y satisfecho. Cuando quieras hacer algo, sin importar lo que sea, no es sabio ir en contra de ese sentimiento, pues hay una experiencia esperándote y una gran aventura que hará tu vida más dulce. Si escuchas a tus sentimientos, siempre estarás haciendo lo más apropiado para la evolución de tu hermoso ser hacia la sabiduría profunda. Es cuando vas en contra de tus sentimientos cuando sufres la enfermedad, la neurosis y la desesperación.

Sigue a tu corazón, a tus sueños, a tus deseos. Haz lo que tu alma te pida que hagas, no importa lo que sea, y hazlo hasta el final; entonces continuarás con otra aventura. Nunca serás juzgado a menos que aceptes los juicios de aquellos a tu alrededor. Y si aceptas su juicio, es únicamente tu voluntad hacer eso por la experiencia.

Llegará un momento, en esta vida o en las próximas, en el que habrás alcanzado ese punto donde ya no tienes el deseo de hacer esto o aquello, sino simplemente «ser». Nunca más maldecirás o juzgarás a la prostituta, al ladrón, al asesino o al país que está en guerra. Habrás vivido todas esas cosas y sabrás lo que se siente al serlas. Estarás tan completo con las experiencias de este plano, que ya no habrá nada que te arrastre otra vez aquí para experimentar. Entonces partirás hacia nuevas aventuras en planos superiores de existencia. 

Cuando contemples lo que te acabo de decir, percibirás y entenderás un valor en ti mismo que es la demostración intencional del Dios poderoso, el fuego y la vida que tú eres. También entenderás que cualquier dirección que tomes en la vida, ese va a ser el camino hacia tu iluminación. Y por cada aventura a lo largo del camino, obtendrás una percepción mayor del misterio que eres. Llegarás a amar lo que eres, a acariciarlo y a pulirlo, hasta que la luz de tu ser pueda competir con la gran Luz del firmamento y la paz de tu ser pueda competir con la medianoche, cuando todo está tranquilo en la Tierra. Nunca más te negarás a ti mismo. Nunca alterarás lo que eres, ni juzgarás lo que eres. Permitirás aquello que has de ser.

Cuando amas lo que eres, puedes decir con gracia, dignidad y poder humilde: «Amo al Padre inmensamente, porque el Padre y yo somos uno. Y amo lo que soy inmensamente, porque el Yo Soy que yo soy es la esencia de todo lo que es». Entonces estás en armonía con el flujo de la vida. Eres un maestro que camina sobre este plano. Eres el Cristo resucitado, el Cristo que ha despertado. Eres una luz para el mundo. Sin embargo, no podrás convertirte en eso hasta que ames y abraces todo lo que has hecho y te des cuenta de que todo fue por el bien de tu vida, porque ello te ha transformado en la magnífica entidad que eres en este día.

Te he dado una gran enseñanza y lo he hecho de forma grandiosa, pues te libera del karma, del pecado, del juicio y el castigo. Porque el Padre es amor. Y el Padre carece de juicios, no es ni bueno ni malo, positivo o negativo. El Padre es simplemente el Ser que es. Y ese Ser abarca a toda la gente, todos los actos, todos los pensamientos y todas las emociones; todas las cosas. Si el Padre pudiera juzgarte, ciertamente se estaría juzgando a sí mismo, pues tú y él son uno mismo.

Así que el amor de Dios llamado vida, siempre te ha sido dado. A pesar de todas tus experiencias miserables, el sol aún sale y baila en los cielos. Las estaciones aún vienen y van. Las aves silvestres aún vuelan hacia el cielo del norte. Y el pájaro nocturno aún grita en la noche mientras tú cierras los postigos de tu habitación. Es en la continuidad de todas estas cosas donde, si miras, te darás cuenta del perdón y la eternidad que la vida siempre te ha concedido.

Deja esta audiencia con un corazón alegre y lleno de amor, porque tus cargas han dejado de serlo, tu redención es segura. Sabe que Dios te ama y siempre lo ha hecho. Sabe que no eres ni malvado ni bueno. Sabe que no eres ni perfecto ni imperfecto; que simplemente eres. Cuenta con el Padre en tu vida, porque él siempre ha estado ahí. Y cuando contemples el amor piensa en mi… y el viento surgirá de la nada.”

Ramtha.

ESPEJOS

 


 

Deepak Chopra

Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana. 

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas.

Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación de atemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre; te sientes de maravilla, pero vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.

A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características

similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían. 

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia.
La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente. 

Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad.

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas. Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual. 

Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas.

Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros.

Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal.

¿Qué son los celos y por qué duelen tanto?

El Libro de la Sabiduría – OSHO

¿Qué son los celos y por qué duelen tanto?

 

 


Los celos son comparación. Y se nos ha enseñado a comparar, hemos sido condicionados para comparar, para comparar siempre. Otra persona tiene una casa mejor, otra persona tiene un cuerpo más hermoso, otra persona tiene más dinero, otra persona tiene una personalidad más carismática. Compara, sigue comparándote todos los que pasan por tu lado y el resultado serán los celos; son el subproducto del condicionamiento de comparar.

De otra forma, si dejas de comparar, los celos desaparecen. Entonces, simplemente sabes que tú eres tú y que no eres nadie más y que no es necesario. Es bueno que no te compares con los árboles, de otra forma comenzarás a sentirte muy celoso: ¿Por qué no eres verde? ¿Y por qué Dios ha sido tan duro contigo — y no con las flores? Es mejor que no te compares con los pájaros, con los ríos, con las montañas; de otra forma sufrirás. Tú sólo te comparas con los seres humanos, porque has sido condicionado a compararte sólo con los seres humanos; no te comparas con los pavos reales ni con los loros. De otra forma, tus celos serían cada vez grandes: estarías tan cargado de celos que no serías capaz de vivir en absoluto.

La comparación es una actitud estúpida, porque cada persona es única e incomparable. Una vez que este entendimiento se asienta en ti, los celos desaparecen. Cada uno es único e incomparable. Tú eres sólo tú mismo: nadie nunca ha sido como tú y nadie será nunca como tú. Y no necesitas ser como los otros tampoco. Dios crea sólo los originales; no cree en las copias.

Un grupo de gallinas estaba en el patio cuando una pelota voló sobre la reja y aterrizó entre ellas. Un gallo se contoneó, la estudió, luego dijo: «No me estoy quejando, chicas, pero miren lo que están haciendo en el vecindario.»

Al lado están sucediendo grandes cosas: el pasto es más verde, las rosas son más rosas. Todos parecen estar tan felices — excepto tú mismo. Estás continuamente comparando. Y lo mismo sucede con los otros, también están comparando. Quizás ellos piensan que el pasto en tu césped es más verde — siempre parece más verde desde la distancia — que tienes una esposa más hermosa…. Estás cansado, no puedes saber por qué te has dejado atrapar por esta mujer, no sabes cómo deshacerte de ella — y el vecino puede estar celoso de ti, porque tienes una esposa tan hermosa! Y tú puedes estar celoso de él… Todos están celosos de todos. Y a partir de los celos creamos un tremendo infierno y debido a los celos nos volvemos muy mezquinos.

Un campesino viejo estaba contemplando de mal humor los estragos de la inundación.

«Hiram!» le gritó al vecino, «tus cerdos fueron todos a dar al arroyo.»

«¿Y los cerdos de Thompson?» preguntó el campesino.

«También.»

«¿Y los de Larsen?»

«Igual.»

«Uff!» masculló el campesino, alegrándose. «No ha sido tan malo como pensaba.»

Si todos están en miseria, se siente bien; si todos están perdiendo, se siente bien. Si todos son felices y tienen éxito, el sabor es muy amargo. Pero, ¿por qué la idea del otro entra en tu cabeza en primer lugar? Nuevamente permíteme recordarte: porque no has permitido que tu propia savia fluya; no has permitido que tu propia dicha crezca, no has permitido que tu propio ser florezca. De ahí que te sientas vacío por dentro y mires el exterior de cada uno porque sólo se puede ver el exterior.

Tú conoces tu interior y conoces el exterior de los otros: eso crea celos. Ellos conocen tu exterior y ellos conocen su interior: eso crea celos. Nadie más conoce tu interior. Allí sabes que no eres nada, no vales nada. Y los otros en el exterior miran sonriendo. Sus sonrisas pueden ser falsas, pero ¿cómo puedes saber que son falsas? Quizás sus corazones también están sonriendo. Tú sabes que tu sonrisa es falsa, porque tu corazón no está para nada sonriendo, puede estar llorando y lamentándose.

Tú conoces tu interioridad y sólo tú lo sabes, nadie más. Y conoces el exterior de todos y las personas han hecho hermoso su exterior. Los exteriores son de exhibición y son muy engañosos.

Hay una antigua historia Sufi:

Un hombre estaba muy apesadumbrado con su sufrimiento. Solía orar todos los días a Dios, «¿Por qué a mí? Todos parecen ser tan felices, ¿por qué estoy yo en este sufrimiento?» Un día, con gran desesperación, rezó a Dios diciendo, «Puedes darme el sufrimiento de cualquier persona y estaré listo para aceptarlo. Pero toma el mío, no puedo soportarlo más.»

Esa noche tuvo un sueño hermoso y muy revelador. Soñó esa noche que Dios aparecía en el cielo y le decía a todos, «Traigan todos sus sufrimientos al templo.» Todos estaban cansados de su sufrimiento — de hecho todos han orado en un momento u otro, «Estoy listo para aceptar el sufrimiento del otro, pero toma el mío; es demasiado, es insoportable.»
Así que todos metieron sus sufrimientos en bolsas y los llevaron al templo y parecían muy felices; había llegado el día, su oración había sido escuchada. Y este hombre también corrió hacia el templo.
Y entonces Dios dijo, «Coloquen sus bolsas en las paredes.» Se colocaron todas las bolsas en las paredes y luego Dios declaró: «Ahora pueden elegir. El que quiera puede tomar cualquier otra bolsa.»
Y lo más sorprendente fue esto: que este hombre que había estado siempre orando, ¡corrió hacia su bolsa antes que alguien pudiera elegirla! Pero ocurrió una sorpresa para él, porque todos corrieron a su propia bolsa y todos estaban felices de elegirla nuevamente.¿Cuál fue el asunto? Por primera vez, cada uno había visto las miserias de los otros, los sufrimientos de los otros — sus bolsas eran tan grandes o incluso más grandes!

Y el segundo problema era, que uno estaba acostumbrado a sus propios sufrimientos. Ahora, elegir los de otro — ¿quién sabe qué tipo de sufrimientos habrá dentro de la bolsa? ¿Por qué molestarse? Por lo menos estás familiarizado con tus propios sufrimientos y te has acostumbrado a ellos y son tolerables. Por muchos años los has tolerado — ¿para qué elegir lo desconocido?

Y todos se fueron a casa felices. Nada había cambiado, estaban cargando el sufrimiento de nuevo, pero todos estaban tan felices y sonriendo y alegres que podían recuperar su propia bolsa.

En la mañana oró a Dios y dijo, «Gracias por el sueño. Nunca pediré de nuevo que cambies mis sufrimientos. Cualquier cosa que me hayas dado es buena para mi, debe ser buena para mi; es por eso que me la has dado.»

Debido a los celos, estás en constante sufrimiento; te vuelves mezquino con los demás. Y debido a los celos comienzas a volverte falso, porque comienzas a aparentar. Comienzas a aparentar que tienes cosas que no tienes, comienzas a aparentar que tienes cosas que no puedes tener, que no son naturales para ti. Te vuelves más y más artificial. Imitando a los otros, compitiendo con los otros, ¿qué más puedes hacer? Si alguien tiene algo y tú no lo tienes y no tienes una posibilidad natural de poseerlo, lo único que puedes hacer es tener algún sustituto barato.

El hombre celoso vive en el infierno. Deja de comparar y los celos desaparecerán, la mezquindad desaparece, la falsedad desaparece. Pero sólo la puedes soltar si comienzas a cultivar tus tesoros internos; no hay otra forma.

Crece, conviértete en un individuo más y más auténtico. Ámate y respétate tal y como Dios te ha creado e inmediatamente las puertas del cielo se abren para ti. Ellas están siempre abiertas, tú simplemente no las habías mirado.

ACEPTANDO LO QUE HAY

ImageShack, share photos, pictures, free image hosting, free video hosting, image hosting, video hosting, photo image hosting site, video hosting site

ENSEÑANZA DE Sri Bhagavan – ACEPTANDO LO QUE HAY

Todo lo que puedes hacer es ver lo que hay ahí.  En primer lugar, tú no sabes lo que hay, por todos los años que has estado huyendo de ello.  Si miras, todos los días  encuentras solamente el ser, entonces, llegas a estar consciente de él.

Ahora, esta es una manera indirecta de saber, pero luego, de hecho mirar esto es doloroso, mirar tus pensamientos de envidia, de celos, de temor, tus pensamientos de ansiedad, no es esta una tan buena experiencia.

Todo el tiempo estas huyendo de ello.  Ese es el único problema que el hombre tiene. Entonces, debido a que te lo estamos diciendo, “mira, date vuelta, confróntalo, míralo”, quizás tu digas, “ok, déjame intentarlo”. Inicialmente, podría ser difícil pero pronto te darás cuenta de que es muy tentador, muy agradable de ver, de hecho.

A medida que ves tu lado más oscuro, tu lado negativo, extrañamente dejaras de condenarlo porque sabes que es verdad.  Y con esto viene alegría y con esa alegría pronto descubrirás que hay una ausencia total de conflicto.

Ahora que tu lado negativo se ha ido, no que hayas dejado de ser celoso o iracundo o temeroso, no,  no, nada de esas cosas.  Podrás, por primera vez en tu vida decir, “Si, yo soy eso”.  No me siento avergonzado de ello.  Esa es la única verdad.  Estoy siendo verdadero.

Eso es cuando has dado el primer paso espiritualmente, ese es también el último paso.  A partir de ahí, todo es automático.  No se requiere de un gurú, no hacen falta enseñanzas. Todo es automático.

Tú crees que hay algo que tú puedes hacer para llegar ahí.  No hay nada que puedas hacer para llegar allá.  Si eres una persona celosa, no vas a convertirte en alguien sin celos.  Si eres temeroso, no vas a convertirte en alguien con coraje como el león.  Si eres alguien depresivo, no vas a volverte eufórico.

No puedes cambiar.  Trata tanto como puedas, no puedes cambiar.  Entonces, ¿cuál es la enseñanza aquí?  La enseñanza dice que no puedes cambiar y no hace falta hacerlo puesto que has sido diseñado de esa manera, eso es todo.  Esa es la única enseñanza.

Por lo tanto, tú aceptas.  Ah-ha, yo no puedo cambiar.  Entonces, ¿qué hay que hacer? Nada que hacer. Y no hay nada de malo con eso puesto que has sido diseñado de esa manera.  Tú no te diseñaste de esa manera.  Dios te diseño así.  El tiene algún propósito al hacerlo así

Luego, hay aceptación total.  Cuando aceptas lo que hay ahí, eso es meditación, eso es práctico, eso es todo.  Entontes, es verdaderamente sencillo, por favor, háganlo.

“La alianza sagrada”

Dame tu mano. Emitiremos una señal. Irradiaremos al universo una bella
manifestación de amor que simbolice la transformación vivida. Haremos
una ronda, tan grande y tan hermosa, que desde el cielo se verá en la
Tierra un potente anillo de increíble luz. En su interior habrá
alegría, dulzura, ternura y una maravillosa cuota de esperanza. Será
un claro signo de la unión consciente que logramos al vibrar
entrelazados. Hagámoslo. Démosle vida a la alianza sagrada.

Hoy sentiremos el inmenso caudal diamantino que despliegan los
corazones cuando se abren a la luz y se fusionan en el amor. Con esta
poderosa ronda ayudaremos a que el cielo descienda a la Tierra y
haremos que nuestra esencia circule por toda la galaxia, liberando una
frecuencia pura hacia toda la creación. Este será un acto sublime de
alquimia divina que nos ayudará a no olvidar que siempre podremos
jugar, danzar, reír y amar, aunque pegue duro la inconsciencia.

Vení. Sumate. Abrí tu corazón. Vestite con tus mejores ropas y sacá a
relucir lo más puro de tu interior. Mientras tus ojos se van cerrando,
sentirás que el amor rebasa tu alma y comenzarás a girar de la mano de
tus hermanos. Somos cientos, miles. Estamos co-creando un poderoso
anillo de luz que se expande hacia arriba, hacia abajo, hacia afuera y
hacia adentro. La energía se despliega en todas las dimensiones que
aún no podemos percibir. Sentí. Esta es la Unidad.

A medida que giramos activamos nuestra memoria ancestral. Vinimos a
servir. Nacimos para amar. Aceptamos encarnar para canalizar la luz de
un brillante tiempo que nos permita volar y así animar a que otros
despierten, redescubran sus alas y sientan. Hay hermandad en este
danzar. Se palpita el intenso fluir de la inocente alegría que nos
religa. Reunidos en el amor, abrazados en la fe, formamos un inmenso
faro que disipa las tinieblas y restituye la armonía.

Somos luz. Somos amor. Somos la fuerza que activa la nueva
consciencia. Gracias por girar. Gracias por irradiar. Cada vez que así
lo sientas, cerrá los ojos, conectá con tu interior y volvé a liberar
la gran fortaleza de tu espíritu. Incitá a que otros se animen a
vivenciar el enérgico flujo cristalino de este anillo refulgente, que
hoy se vio desde el cielo e inundó de amor el universo. Así vamos
despertando. Así estamos ayudando… danzando y celebrando en la
alianza sagrada.

*El caos da lugar a la transformación*

 
*El caos da lugar a la transformación*

No todo es lo que aparenta ser. Reacciona. No reniegues de tu
presente, compréndelo. Los errores no existen. Estás en el lugar
exacto donde tenéis que estar. Nadie te abandonó a la suerte de tu
destino. Mira en tu interior, sois un alquimista. Tenéis el
majestuoso poder de transmutar las vibraciones de tu entorno. Vamos,
con fe. Esto ya lo sabías, recuérdalo. Aviva tu antorcha, sostenla
bien alto y firme. La existencia quiere que estés allí, en medio del
caos, para sembrar esperanza.

En este preciso instante, estás parado en el lugar indicado para
ayudar a transformar al mundo. ¿No crees en lo que digo? El vaso,
para llenarse, necesita de todas y cada unas de las gotas. Es cierto
que, en relación con el tamaño del recipiente, un agota parece
insignificante, pero… ¿qué pasaría si las gotas desistieran de
sumar? El agua nunca podría derramarse. Somos gotas que damos vida al
río de la existencia. Nuestro aporte tiene un valor único,
incalculable.

¿Te estás preguntando por qué te envío este mensaje? Te empujo
para que me actives. Estamos interconectados. Necesito que te muevas,
para poderme mover. Si iluminas, ilumino. El entramado cósmico es tan
extenso que genera la sensación de que estamos separados, pero
nuestras fibras están más que unidas. Cuando ayudas, también te
estás ayudando. Nos movemos juntos, en un solo movimiento sincrónico
y perfecto. Los trabajos son excusas para plasmar nuestra esencia.
Donde quiera que estés, suma de manera creativa. Cuanto más difícil
el entorno, señal de que tienes buena madera. Estás precisamente
ahí, en el ojo del vendaval, porque saben que sois capaz de aplacar
tormentas.

¿Por qué pones esa cara, piensas que estas palabras no son para ti?
¿Acaso tu trabajo parece insulso, poco trascendente? Ese es el otro
extremo del desafío. Si nada parece pasar en el lugar donde estás,
es tu deber transformarlo. Hacer de lo ordinario algo extraordinario,
es portar la magia seductora de un gran alquimista.

Vine a tu encuentro, una vez más, por amor. Honro tu esfuerzo.
Admiro tu entrega. Valoro tu constancia. Que este enorme abrazo
cristalino, que te brindo desde el alma, te anime a seguir marchando.
Tenlo siempre presente en tu interior: fuiste convocado a un entorno
de caos para que brille la calma de tu luz.

Julio Andres Pagano
 

A mis hermanos del sol

En estos tiempos de Gloria camino…
y en el camino encuentro a mis hermanos
Hermanos del norte, del sur, del centro…
reconociéndonos como los pétalos de una flor
 

 

 

Reconociéndonos en el fondo de los ojos
El alma y el espíritu gritan los nombres antiguos,
Desde el umbral de los tiempos te reconozco hermano.
Recuérdame el amor, se mi espejo para saber quien soy.
Tus manos tienen aquel calor que reconozco, mis ojos aun no ven…
Pero mi alma grita de emoción… ¡Eres tu!!!… mi hermano!!!….
Compañero de tantas aventuras, de aprendizajes profundos y sabios.
Te reconozco,… eres tu…
¿recuerdas?…. ¿recuerdas cuantos éramos?….
¡Recuerda hermano!!!… recuerda cuantos somos….
El Sol comienza a iluminar aquel recuerdo
Decreta que la sombra dé el permiso para recordar quien eres,…
¿Recuerdas quien soy?…
La sombra ya se marcha hermano…
LA SOMBRA!!!…
agradece su estadía… Aprendimos mucho.
Supimos resistir,… sobrevivimos!!!…
Nuestro Ángel sobrevivió.
¿Sabes?.. tu Ángel esta vivo, es tan fuerte y sabio ahora…
Agradece haber conocido el profundo pozo oscuro,
así aprendimos a encontrar la luz mas pura
Mi corazón palpita como un tambor, igual que Gaia,
igual que tu, igual que muchos….Grita hermano!!!… grita!!!….
dime que comienzas a saber quien eres…
Que tu grito llegue a las profundidades más tenebrosas,
a los corazones más duros,
A los soles más nublados, a las almas más negadas,
a los ojos más ciegos….
Grita hermano mío,
despierta el idioma de tu Ser Interior,
desgarra el velo con ese grito…
Que tu garganta sea el más colosal Cuerno de la Abundancia
Que broten de él todos los idiomas…
hasta que el murmullo sea Una sola VOZ…
Abre las tramperas y suelta los frutos que guardas en el….
Que fluyan, que se expandan,
que se hagan luz para que todos recuerden
Y canta hermano…. Canta conmigo…
Une tu voz a mi voz… que sea UNA…
Y otro se unirá en trío y también seremos UNO…
Hasta que al fin, hermano…
Miles, millones despertaremos de la onírica fantasía de vivir
Y cantaremos, todos juntos,…
hasta que las estrellas también nos reconozcan
Y el centro de la tierra nos escuche y también seamos UNO con ella,…¿Sabes hermano?…
ya recordé que existe otra familia…
Ellos custodiaron la esencia de la vida humana,
ellos no perdieron la memoria…
¿y sabes que?…
esperan que tendamos la mesa
para celebrar el encuentro mas grandioso del Universo…
Nosotros,…
que viajamos hasta la mas horrible de las tinieblas,
somos quienes plantaremos el mantel mas blanco
y puro sobre la mesa de la celebración
Nuestra amante y paciente familia intraterrena traerá los manjares…
Y celebraremos hermano…
celebraremos un viaje de 26.000 años…
Un viaje con todos los destinos de aprendizajes
Con todas las alquimias creativas,
con todos los opuestos, con todos los estigmas
Con todos los dogmas,
con todo el control, con todos los pactos…
Con todas las miserias humanas que creamos
Para que nuestras células sean portadoras de semejante transmutación,
De la aventura mas grande que conoce el Cosmos…
¿Te das cuenta?….
todo lo que viviste fue una aventura
y tu elegiste vivirla
El vivirla te hizo fuerte, inconmensurablemente grande…¿Recuerdas cuando nos despidieron los hermanos
que se quedaban a custodiar la esencia?…
Nos miraban con desolación…
Decían__ ¡cuídense mucho!!!…
transcurrirán muchas vidas… estarán ciegos…
Cambiaran la carne una y otra vez,
en la carne sentirán las heridas, el dolor…
Y en el corazón la angustia,
en los ojos el horror,
en los sentidos el odio, en el tacto la rudeza…
Y serán desolación y serán destrucción…
La mente se convertirá en fiera cebada
y el espíritu estará tan lejos…
Tan lejos e ignorado…Pero sabes?…. alégrate!!!….
¡alégrate y canta hermano!!!…
Necesito que recuerdes… convéncete…
Fue una aventura,
una maravillosa aventura de creación…
Nuestro pulso de vida estaba casi inerte…
Pero casi muertos ya,… nos rescatamos…
Uno comenzó a recordar y otros lo siguieron
y el 1 x ciento comenzó a funcionar…Ya se que recuerdas!!!…
veo tus lagrimas de emoción
Tu sangre bulle a borbotones y tu corazón vive otra vez…
La aventura termino.
Estamos aquí… ¿lo vez?…
Nos sentimos vivos!!!…. ¡Estamos vivos!!!…
Los hermanos que custodiaron la esencia aguardan…
Listos al viaje final para el encuentro…Ayúdame,…
ellos necesitan ver el cielo limpio,
el aire claro, el agua pura…
Compongamos lo que desordenamos…
Ve a buscar a mas hermanos, cuéntale la buena nueva
Dile que llegamos al final del oscuro y frió túnel
Entre todos sintiéndonos UNO, pongamos la mesa
Con el mantel mas blanco y pulcro como las mentes decididas al bien…
Cuéntales a los demás que aquí,… en esta tierra,
ya comenzamos a sembrar el fruto del reencuentro…
Diles que regresen contigoTú hermano…
que ya recuerdas, ve a tu pueblo…
Desanda caminos, navega por los mares y ríos,
cruza las selvas, sube montañas,
Baja hasta los confines del último pueblito de la tierra
y cuenta la buena noticia…
Los reconocerás, te reconocerán, se miraran a los ojos
y verán la chispa primigenia del adiós, antes de aquella separación…
Invítalos, tráelos aquí. Tendamos la mesa…Cada blanco mantel será un pedazo del alma de cada uno
Cada fruto sabrá a vida nueva, a conocimiento antiguo…
El árbol de la vida tendrá en cada rama la manzana del ADN decodificado…
y brillara…
¡Claro que brillara!!!…
como un sin fin de luciérnagas iluminando el mas bello jardín del EDÉN recuperado…
Y la serpiente negra en franco retozo se elevara a las estrellas…¿Sabes hermano?….
cada uno, al despertar comienza a construir con ladrillos de luz su casa en el Paraíso…
El paraíso, aquí sobre la superficie de este Azul Planeta Amado…
Así lo prometió aquel que llevamos tan dentro de nuestro corazón…
Aquel Avatar Maestro que encontró en el centro de la cruz la perfección.
Seguramente…
Jesús también estará repartiendo el vino en el cáliz que compartiremos
Magdalena el pan sobre el mantel blanco que estamos tendiendo…y Maria… ¡Oh Maria!!!.. la pureza de su amor…
¿Amor?… del amor nos olvidamos mucha de su verdadera sustancia…
Les diremos que nos muestren otra vez, ¡QUE ES EL AMOR!!!…La fueguina serpiente kundalini también despierta
y nos devuelve la iluminación…
Los nuevos ojos de la conciencia están viendo
como reconstruimos el Paraíso que un día dejamos
para aprender a caminar ciegos, sordos y mudos
por el mas fino y tendencioso cordón de humo
Abajo,… el precipicio nos recibió muchas vecesNacíamos otra vez y el cordón de humo
inventaba mil situaciones que se hacían piedra y tropezábamos…
Se hacían fuego y nos quemábamos hasta ser ceniza…
Se hacían agua y nos hundíamos en el más profundo de los océanos…
Se hacían viento y nos llevaban a tierras ajenas
Se hacían polvo y moríamos para renacerTantas veces caminamos por ese cordón de humo, ciegos, sordos y mudos
Aquí estamos para contarlo, contártelo y cantarlo…
Cantemos hermano, cantemos hasta que nos escuchen los que están lejos,
Los que aun no entienden, los que se niegan y no pueden entender
Los que sienten que están solos, los que creen que están locos…Cantemos fuerte y alto, que cada nota ilumine mucho mas el cuerno de la abundancia
y que el pentagrama escrito con las notas de vida de los Ángeles
que bajaron para ascender a la tierra
vuele desde la Rosa de los Vientos
en las alas del mas prolífico Ángel del Amor…
Valentine target

 

Recibido desde mi Ser Interno

Ram-Su

“El proceso de la presencia” Michael Brown

 
 

NADIE VENDRÁ A SALVARNOS DE NOSOTROS MISMOS

Cada uno de nosotros hemos sido dotados con la capacidad de ser responsables de la calidad de nuestra experiencia. Sin embargo, hasta no estar conscientemente imbuidos por nuestra conciencia compasiva, nuestro miedo, enojo y dolor, aún sin integrar, continúan funcionando como el punto causal inconsciente de nuestra falta de armonía, malestar, enfermedad e ilusión. Mientras sigamos suprimiendo y sedando nuestra condición emocional que no ha sido integrada – en lugar de permitir ser provocados y dejarnos llevar emocionalmente por cualquier persona o circunstancia – permaneceremos una especie inauténtica, sin integridad y carente de la capacidad emocional requerida para poseer íntimamente la conciencia de lo que somos o de lo que Dios es para nosotros. Solamente desarrollando conscientemente nuestra capacidad de sentir, seremos liberados de esta condición.

 

CULPAR A LOS DEMÁS POR LA CALIDAD DE NUESTRA EXPERIENCIA DE VIDA ES INÚTIL.

La mentalidad de víctima y victimario es negación e ilusión. El gradual caos terrenal y el creciente drama externo humano, es una limpia planetaria dirigida a nuestra forma de vida inauténtica, inconsciente y programada. Todo conflicto externo que nos dispara emocionalmente de manera incómoda refleja nuestros estados de agitación interna que no han sido integrados. Nuestra única opción ahora reside entre involucrarnos en una reacción al drama exterior o bien permitir que el desarrollo del drama exterior nos guíe a responder y despertar compasivamente a integrar nuestro desorden interno.

 

El MOMENTO presente es válido – el entrar en él concientemente es un portal hacia la autenticidad, integridad e intimidad.

Tener conciencia del momento presente es “estar plenamente presente en cada momento conforme se va desenvolviendo, tal como es – sin interferencias- sin ataduras a la resonancia del miedo, enojo y dolor provenientes de nuestro pasado sin integrar. Sólo cuando estamos presentes somos vulnerables para recibir, y así capaces de vivir, cada encuentro que se desenvuelve como una divina oportunidad ordenada a explorar íntimamente las profundas posibilidades de nuestra humanidad. Entrar plenamente en este momento requiere de una transformación de comportamiento – un cambio desde la reactividad inconsciente a la deliberada responsabilidad. Esta transformación sólo es auténticamente alcanzada a través de la integración de la subyacente huella emocional que consistentemente nos distrae del estar presentes. Nadie puede lograr esto por nosotros.

 

LA EVOLUCIÓN HUMANA QUE SE ESTÁ DANDO EN ESTE MOMENTO NO ES EL “FINAL DE LOS TIEMPOS” – ES LA INVITACIÓN A TERMINAR CON UNA VIDA BASADA EN El PARADIGMA DEL TIEMPO” CON EL FIN DE QUE PODAMOS LOGRAR LA PAZ.

Nuestra tarea no es “hacer paz en la tierra”. Esta intención nace de una ilusión perceptiva. Nuestra tarea evolucionaria es alcanzar la capacidad de vivir la paz que ya nos ha sido dada”,  mientras estamos aquí. Cuando desarrollamos la capacidad de auténticamente vivir la paz – irradiamos esta resonancia a través de toda nuestra experiencia. La auténtica paz se siente. Únicamente estamos en paz cuando verdaderamente nos sentimos en paz. La paz sólo se logra a través de un despertar responsable, y por lo tanto un entrar plenamente, a la resonancia-percibida de este momento que se desenvuelve. Si no somos capaces de percibir la paz que nos ha sido dada, se debe a la distorsión que nuestro miedo, enojo y dolor provocan en nuestra resonancia-percibida. Solamente integrando conscientemente nuestra huella de miedo, enojo y dolor  podremos volver a despertar nuestra resonancia-percibida y abrirnos a la natural y pacífica resonancia del corazón.

 

Michael Brown

Me permito sentir…

 
Esté donde esté. Tenga la edad que tenga. Viva como viva. Sepa que puede cambiar su mundo. Puede transformar su realidad. La magia interna existe. Modificar el rumbo sólo requiere de una simple cuestión de actitud que abre las puertas a una nueva percepción sobre la vida. La felicidad y la alegría dicen presente si uno se anima a fluir con la existencia, si uno tiene la osadía de abrir su corazón. Somos responsables de nuestros actos. Ningún mortal puede
arrebatarnos el derecho de volar hacia la luz y de co-crear un mundo más humano, sensible y armónico, donde el sentir no sea una utopía y el amor reine para siempre.
No sería novedad que algunos de los que lean estas líneas me crean un desquiciado, al que sería bueno internar. Así es como piensan los muertos. ¿Qué muertos? Los que tienen sus mentes encofradas en la codicia y no dejan que sus corazones florezcan. Es cierto que usted los ve desenvolverse dentro de la sociedad, ocupando diferentes roles
y actividades, pero no se deje engañar… están muertos. Son cuerpos que caminan, respirando inconciencia, hacia una tumba que les dará la ilusión de que han vivido.
Los muertos en vida son fáciles de identificar. Viven aparentando. Aparentan amar, aparentan ser felices, aparentan vivir, aparentan saber, aparentan disfrutar. Sólo aparentan. Palabras como acumular, estatus, poder, dinero y prestigio son una constante en sus bocas rígidas, que ya no recuerdan cómo era sonreír. Ellos son los maestros de la confusión. Son los que nos quieren hacer cree que no es más feliz el que menos necesita, sino el que más tiene. Muertos son también los que abusan del alcohol y de las drogas para sentirse vivos. Los que explotan a los demás para creerse importantes. Los que hacen de su imagen un culto. Los que no se animan a vivir su propia vida. Los que le temen al cambio. Los que no se animan a crecer.
Muertos. Están muertos.
Morir puede que parezca una cuestión que está relacionada con el tiempo, sin embargo es más que nada una actitud hacia la vida. La clave está en poder sentir, pero para eso hay que dar un paso previo: abrir el corazón. Si lo logra, si se permite sentir, su percepción del mundo cambiará. Nacerá de nuevo. La vida estallará en mil colores, aromas y sonidos. Verá la divinidad manifestarse en todos y en todo. Su ser interno danzará dentro de un mar de inexplicables
sensaciones nuevas. Conocerá la dicha de estar vivo. La bienaventuranza besará sus labios.
Es cierto que desde el punto de vista objetivo usted seguirá inmerso en la misma realidad. Las paredes de su casa serán las mismas, tendrá los mismos vecinos, continuará conduciendo el mismo auto, etc.; la diferencia estará dentro suyo. Usted ya no será el mismo. Verá con ojos nuevos. Obtendrá profundidad y sensibilidad. Su mundo se vestirá de fiesta. Será una celebración constante, porque aprenderá a reconocer cuáles son las cosas que verdaderamente importan. Se sentirá un privilegiado.
Puede que parezca simple, pero sentir no es tan sencillo como parece.
La coraza interna que en su momento fue funcional, porque nos ayudó a no sufrir y a soportar los golpes del destino, asfixia cuando uno intenta dar los primeros pasos de apertura. Recién ahí, uno toma verdadera conciencia del grosor de la armadura y reconoce que para sentir hay que tener la valentía de volverse vulnerable.
No existen fórmulas matemáticas para el desarme. Sólo puedo sugerirle que apague el ruido de su mente. Escuche. Hay una voz en su interior que le implora que cambie. No tema. Nunca es tarde. Déjese guiar por la intuición. Abandone la vergüenza. Acabe con la monotonía. Trascienda la rutina. Acérquese a un árbol, abrácelo. Huela una flor. Contemple un atardecer. Exprese sus sentimientos. Sea agradecido. Comparta. Disfrute. Libere sus emociones. Cante. Haga ejercicios. Expanda su luz. Deje que su imaginación despegue. Pinte. Haga lo que sienta, sin importar si lo critican.
No puede darse el lujo de pasar por esta vida sin sentir.
A veces consideramos que al mundo lo hacen los otros, que la realidad es algo que se mira por televisión, porque nuestros trabajos no son significativos y nuestras acciones parecen irrelevantes. Mentiras. Simples creencias. Todos somos los constructores de esta realidad.
Gestos, palabras, actos, miradas, hechos, pensamientos… cada paso que damos construye, y muchas veces destruye. Por eso, vuélvase consciente. Despierte. Abra su corazón. Sienta por primera vez. Viva.
Su mundo puede cambiar.

Julio Andrés Pagano

NECESITO TU AYUDA

 
 
NECESITO TU AYUDA
 
(Por Julio Andrés Pagano)

Míralas bien. Sentilas. Puede que parezcan palabras. Son ondas de consciencia, que adoptan formas de letras para que tus ojos las reconozcan. Entre espacio y espacio, también hay impulsos de energía, pura, para que tu ser se expanda e ilumine. Vine en tu búsqueda porque sé de lo que sos capaz. Necesito tu ayuda.

Mejor que hablar es accionar. Acompáñame, ya lo hicimos otras veces. Despleguemos nuestras alas, al compás del viento. Volemos así, bien alto. Que tu luz sirva de guía para aquellos que ahora contemplan el cielo, en busca de una señal. Advertí cómo transmutan aquellos ojos tristes. Vamos bien. Tu sonrisa les imprimió un atrayente resplandor, lleno de vida y encanto. No te detengas, sigamos.

¿Ves esas manchas oscuras? Son áreas de inconsciencia. Así se ven los campos vibratorios que ayudamos a sostener cuando la negatividad nos impregna. Estos son los espacios, densos, que oxidan el corazón, para impedirle que se abra y reconozca la degradación y el desequilibrio al que se expone al hombre, de manera sistemática.

Intuiste bien. Este es el sitio donde esparciremos nuestras semillas de luz, para ayudar a que florezca el discernimiento y prospere la esperanza. Antes de soltarlas imprímeles tus mejores intenciones. Que tu alma las recubra con su fe. Proyéctales, también, tu ferviente confianza en un mundo más humano y armónico, donde vivamos celebrando y vibremos en el amor.

Disfruté de nuestro vuelo. Me siento pleno. Mi espíritu sabe que este recuerdo permanecerá, imborrable, en mi memoria. Qué importa si no llegamos a ver los frutos. Nos sobra con la ardiente certeza de saber que, a nuestro modo, sumamos para humanizar la realidad. Te dejo, en este cálido y fuerte abrazo, mi agradecimiento más sincero. Sé que siempre estarás a mi lado, cada vez que venga y te diga… "necesito tu ayuda".

 

La nada

 
La Nada

Buda ha elegido una palabra realmente con mucho potencial: shunyata. La palabra inglesa, el equivalente inglés "vacuidad" no es una palabra tan hermosa. Por esto me gustaría ponerla como "la nada", ausencia de todo (del inglés no-thing) porque la nada no es simplemente nada, lo es todo. Está vibrante de todas las posibilidades. Es un potencial, un potencial absoluto: aún no se ha manifestado, pero lo contiene todo.

Al comienzo es naturaleza, al final es naturaleza, así que, ¿por qué haces tanto alboroto en el medio? ¿Por qué en el medio te preocupas tanto, eres tan ansioso, tan ambicioso? ¿Por qué crear esta desesperación? De la nada a la nada ese es todo el camino.

Osho Take it Easy, Volume 1 Chapter 5

Comentario:

Estar en el "vacío" puede ser desorientador e incluso asustar. No hay nada a qué aferrarse, no hay sentido de dirección ni siquiera una indicación de qué elecciones y posibilidades pueden encontrarse más adelante. Sin embargo, fue este estado de potencialidad pura el que existió antes de que se creara el universo.

Todo lo que puedes hacer ahora, es relajarte en esta vacuidad… caer en el silencio entre palabras… observar este espacio entre la respiración que entra y la respiración que sale y atesorar cada momento de la experiencia. Algo sagrado está a punto de nacer.

 

La reconexion

 
Eric Pearl posee una asombrosa capacidad para enseñar cómo curar y transformarse. Pero el hecho aún más asombroso es que ¡toda su sabiduría está contenida en este libro!» LEE CARROLL, autor de la serie Kryon

LA RECONEXIÓN

¿Como descubrió Eric Pearl La Sanación Reconectiva?

Eric era médico quiropráctico, manteniendo una exitosa y próspera consulta propia durante 12 años hasta un buen día en que sus pacientes comenzaron a explicar que sentían el tacto de sus manos sin que él los estuviera tocando. Durante los siguientes dos meses, las palmas de las manos del Dr. Pearl sangraron y desarrollaron ampollas sin causa aparente. Sus pacientes pronto manifestaron también haber visto ángeles y recibieron sanaciones milagrosas de enfermedades tan graves como: canceres, enfermedades relacionadas con el SIDA, Síndrome de Fatiga Crónica, defectos de nacimiento, Parálisis Cerebral y otras. Todo esto ocurría simplemente cuando Eric ponía sus manos cerca de ellos. Y sigue sucediendo hasta el día de hoy.

¿Qué es la Sanación Reconectiva?

La Sanación Reconectiva es una forma de sanación que está en nuestro planeta por vez primera. Nos reconecta con la plenitud del universo y a la vez con la plenitud del Ser que somos. Se cree que esto sucede gracias – no tan solo a una nueva gama de frecuencias sanadoras – sino, probablemente, gracias a un ancho de banda totalmente nuevo cuya realidad se ha podido demostrar claramente tanto en la práctica como en laboratorios científicos.

La Reconexión es el proceso de reconexión con el universo, que permite que suceda La Sanación Reconectiva. Estas sanaciones y frecuencias evolutivas pertenecen a un nuevo ancho de banda y nos llegan a través de un espectro de luz e información. Gracias a La Reconexión somos capaces de interactuar con estos nuevos niveles de luz e información, y gracias a ellos podemos reconectarnos. Esto es algo nuevo, diferente, real – y puede ser desarrollado en cada uno de nosotros.

¿Cómo funciona?

- Utiliza nuevas frecuencias de sanación permitiendo curar cuerpo y mente.
La sanación a través de la Reconexión es muy diferente al Reiki, Johrei, Qigong, o de la curación pránica y va más allá de aquellas técnicas que hayáis podido encontrar. - Consiste en unir las líneas axiotonales que hay en el Universo a nuestro cuerpo, es como si nos enchufáramos, y ello permite a nuestro cuerpo ajustarse a nuevos niveles de vibración no conseguidos hasta ahora, frecuencias únicas que contribuyen a nuestra evolución personal. Es como un "acelerón" de nuestro particular proceso evolutivo y de toma de conciencia. Los meridianos de nuestro cuerpo estaban conectados a la red que rodea el planeta. Estas líneas están concebidas para prolongarse y unirnos al Universo. Hemos estado desconectados (el sueño que tantas religiones hablan) y ha llegado el tiempo de conectarnos (de despertar) a estas líneas autocurativas.

¿Es una terapia?

- La Sanación Reconectiva y la Gran Reconexión, no son una terapia, no "trata" ninguna enfermedad. El practicante de la Reconexión no se centra en el problema. Él "sabe" que el universo "sabe", es un "facilitador" de la información reservada para el cliente que se está sanando. El Universo no ve enfermedades, lo que percibe son "disfunciones" provocadas por cada ente en particular, Él se limita a "dar información" a nuestro código (ADN), produciendo desbloqueos y activando partes de éste.

¿Hay que ser creyente?

- La experiencia de Eric Pearl es que mejoran antes los escépticos que los que tienen mucha fe. Los primeros no esperan nada y lo segundos crean expectativas, las cuales frenan su propia evolución. El Universo respeta al máximo nuestras creaciones.Por eso recomiendo que cuando te hagas Sanaciones Reconectivas, "te abras" a la experiencia. Las expectativas son siempre un problema. En una Sanación eres muy consciente de lo que está pasando y observas los procesos que están ocurriendo en tu cuerpo y en tu mente. Esto es algo, simplemente, extraordinario. Eric tiene una frase muy oportuna: "Si eres afortunado, tu sanación llegará de la manera que tienes prevista. Y si eres muy afortunado, te llegará como no te lo imaginabas, de manera que el Universo lo tenga previsto especialmente para tí"

¿Qué precio tiene hacerse una Sanación y/o una Gran Reconexión?

- Son dos cosas diferentes, mientras que la Sanación Reconectiva actúa sobre diferentes estados de nuestros cuerpos, sean estos físicos, mentales, emocionale, espirituales, etc, la Gran reconexión es un camino de Vida, es una Aceleración de nuestro proceso evolutivo, es en definitiva un progreso y actúa por y a través de la 5ª dimensión (Información). Por ello los precios son distintos. La Sanación Reconectiva puede variar según el sanador. Como sabeis, yo tambien trabajo con los códigos de la numerología y por ello aplicaré un precio de 90 euros a cada sesión de sanación, sabiendo que generalmente con dos o tres sesiones, es suficiente.
En la Gran Reconexión, esto es diferente. El precio es de 333 € y Eric Pearl recomienda que todos los Practicantes de la Reconexión lo cobremos como "precio justo". No olvidemos que ésta se hace una sola vez en la vida.

¿Por qué 333 €?

- El 3 es un número constante en el Universo, como por ejemplo el número "pi". Se repite en todos los órdenes, en la estructura de las células, en todas la religiones se habla de la trinidad. La suma de los tres 3, da 9, que es el número de los maestros ascendidos y es el número del Universo. En el libro primero de Kryon se explica perfectamente.Pagar este precio, es un acto de consciencia, es saber que "sabes" lo que vas a recibir, aunque no lo comprendas y es un acto de solemne compromiso con el nuevo orden que viene a la consciencia de todos. El compromiso es avanzar hasta el siguiente nivel de la conciencia. Tú eres un "elegido" y lo que haces es reafirmarlo autoeligiéndote.

Pienso a través de "Un Curso de Milagros" y en éste hay un apartado que habla del precio que hay que pagar al Espíritu Santo (la Voz):"Si pagas para obtener, pensarás en pagar poco y querer un alto rendimiento" ………………. "Si pagas para dar, sabes que vas a recibir por lo que pagues y por el valor que das a las cosas"

¿Que resultado debo de esperar?

-
Crearás una unión constante entre tú y el Universo. Muchas personas muestran un alivio extraordinario en sus síntomas de enfermedad o de desequilibrio físico y mental. Otros cuentan haber aumentado su intuición, otros que sienten más energía, otros que se concentran más y se sienten "más inteligentes", otros han perdido miedos, dudas y esquemas de emociones negativas…

¿Qué son las 3 Sanaciones Reconectivas?

- Son las sesiones que te "abren" la puerta a la 4ª dimensión, al equilibrio físico, sobre todo el equilibrio mental y a la inteligencia superior. Las sesiones eliminan estrés, angustias, liberan al cerebro de memorias dolorosas. La nueva información re-educa tu cuerpo y mente borrando los antiguos programas que perjudicaban tu salud.

¿Cuánto duran los efectos?

- Los efectos empiezan cuando el sanador termina la sesión y duran lo que el Universo considere necesario. No nos olvidemos que la sanación consiste en transmitir información y ésta se va manifestando en el cuerpo, la mente y el espíritu de la persona. En la Gran Reconexión, los efectos duran siempre, hasta después de la muerte física.

¿Por qué se hacen dos sesiones separadas en la Gran Reconexión?

- En el proceso de abrir y desbloquear tarda tiempo en hacer efecto en algunas personas. En la primera sesión, se desbloquean pautas antiguas, informaciones inconscientes, es como poner a punto tu cuerpo para lo que va a venir en la segunda sesión.

¿La Reconexión es recomendable a practicantes de otras terapias?

- Son muy recomendables las sanaciones y la G. Reconexión. Todos los que la han hecho han experimentado un tremendo aumento de su habilidad para dirigir la energía curativa y sigue avanzando. Sienten una conexión más fuerte con el Universo. Eric Pearl dice que aumentan 10 veces tus capacidades.

¿Qué pasa si soy escéptico?

- ¿De qué sirve ser escéptico? Ser incrédulo, escéptico, es confiar en creencias, en doctrinamientos y prejuicios de tu pasado, ideas fijas de maestros que quizás hoy ya no están con nosotros. Cambia tu escepticismo destructivo en curiosidad constructiva. La Reconexión es nueva nueva ciencia, progresa con ella.

COSAS QUE PUEDEN SUCEDERTE EN LAS SANACIONES RECONECTIVAS Y EN LA RECONEXIÓN.

- Parpadear con los ojos cerrados, los ojos se mueven contínuamente- Los dedos de las manos o de los pies se mueven o quieren moverse involuntariamente.- Calor, frío, hormigueo en dedos manos, piernas, cabeza, rodillas; agujetas, pinchazos, cosquillas, chispazos- La boca se seca, sed, no poder abrirla- Un suave soplo de viento frío- Lágrimas, tristeza, recuerdos antiguos- Tener la sensación de que hay más gente en el consultorio o que entra y sale gente- Felicidad, alegría, reir sin razón- Oir viento, o ruido fuerte de botellas, de calle, niños que juegan,..Oir caravanas de coches, claxon, ruidos ajenos al lugar donde estas- "Como si me tirase una cuerda para levantarme…"- Empujar, bostezar, tragar, atragantarse- El vientre se hincha, grandes suspiros- Marearse, sueño, adormecerse, perder el conocimiento, sentirse como si salieras de una anestesia- Sobresaltos que hacen moverse partes del cuerpo, movimientos bruscos de éste.- Cambio de densidad del aire- Ver ángeles… luces, alguien, sombras- Oir música, oir cosas- Oler olores- .."hubo un momento que me sentí flotar"…."me visitó una persona que murió hace.."- Hacer movimientos con el cuerpo que no puedes hacer conscientemente- Hay personas que no sienten nada, como el mismo Eric Pearl.

 

La vibración del planeta cambia constantemente. Desde el 1989, cuando Gregg Braden descubrió nuevas frecuencias, hemos vivido varios saltos quánticos.

¿Qué está pasando? ¿Cuáles serán las consecuencias por el humanóide? Cuales son los efectos actuales de este salto quántico y de los que siguieron después de pocos años de intervalo?

Durante su ciclo elíptico por la espiral de Las Pléyades, la Tierra atraviesa en dos ocasiones por la banda de fotones donde se ubica Alcyone, su estrella central. Esto ocurre cada 26,000 años.

Según profecías y estudios Mayas el 22 de Diciembre del Año 2012 entraremos definitivamente en el Campo de Radiación Fotónica. Durante los próximos 5 años el Planeta Tierra y sus vecinos del sistema solar ajustarán sus estructuras moleculares.

Todos se preparan para el gran cambio. El sistema solar entró en la banda de fotones en 1987 y cada vez estaremos más imbuidos en ella conforme transcurra el ciclo de aproximadamente 2000 años en que viajaremos dentro.

El contacto con la banda de fotones es el equivalente a estar dentro de un micro ondas cósmico que eleva la vibración del sistema solar, y por supuesto de la Tierra y la de todos sus habitantes produciendo una aceleración en la evolución natural de la conciencia individual y colectiva.

La galaxia está siendo bombardeada por energías cósmicas. Con este excepcional evento que afecta a toda la creación conocida en la tercera dimensión, hará que esta galaxia pase a la cuarta dimensión y después a la quinta.

La Reconexión permite restablecer la conexión entre las líneas energéticas (Líneas axiotonales) de nuestro cuerpo y la red energética del universo. Nos sitúa a cada uno en el camino de la vida y nos deja avanzar en un estado de equilibrio activando así un intercambio continuo de luz e información adecuada a cada ser. Permite la conexión con los trocitos de ADN y la reintegración de las "cuerdas" o "filamentos" (planos de existencia simultáneos o paralelos, MULTIDIMENSIONALIDAD).

No hay contacto físico entre practicante y participante. Tumbado en la camilla, el cliente disfruta relajado, descubriendo sensaciones tal vez nuevas en su cuerpo y espíritu.

la reconexión: ES una nueva energía generada por nuevas frecuencias que aparecieron en el universo después del último salto quántico, facilitando la sanación a través de las energías)

Las lineas axiotonales según las claves de Enoc 3-1-7

Las líneas axiatonales son parte de un sistema circulatorio pentadimensional que combinan color y sonido.
Las Líneas Axiatonales unifican las importantísimas vibraciones tonales que gobiernan caja eje y todas las actividades ultrasónicas conectadas con los colores de curación que se relacionan con cada tono y los múltiples de éste.

Estas líneas axiatonales no son limitadas a un cuerpo físico….sino que son de terminación abierta y pueden conectar el vehículo corporal con las líneas axiatonales meridianas, las cuales son el equivalente a las líneas de acupuntura que pueden conectarse con el universo.

Las líneas axiatonales son una forma evolucionada de los meridianos de la acupuntura que se unen a la red planetaria energética y a todo el universo.

La acupuntura como fue usada durante los últimos 12.000 años de existencia evolutiva fue separada por los canales de programación superiores cuando las razas raiz se rebelarón.
En otras palabras el hombre fue separado de los puntos estelares superiores …
A fin de restablecer la interconexión biológica con los planos energéticos superiores que sirven a la programación evolutiva superior, las líneas de acupuntura del antiguo programa tienen que ser unidas a las "nuevas" líneas axiatonales….

cuerdas

El cuerpo humano es un microcosmos un pequeño campo espacio-temporal dentro de un campo mayor.
En esencia el hombre es un subsistema biológico flotante que existe entre campos Magnéticos.
Los campos magnéticos modelan las líneas embriológicas de crecimiento y corresponden a los retículos magnéticos delineados dentro del cuerpo.
Las líneas que unen estos dominios magnéticos son las líneas axiatonales.

El intercambio axiatonal de luz que es estimulado por patrones de temperatura ruido hace girar los momentos atómicos que son los puntos de pulsación básicos en las vibraciones del cuerpo…..
Aquí la nueva energía absorbe, en el proceso de formación, las limitaciones de la antigua, las subdivisiones principales de las actividades celulares.

El proceso de la vida que es ilustrado en la división celular interminable, es aquí reorganizado por las actividades combinadas de las energías lumínicas axiatonales trayendo al sistema biológico una nueva resonancia magnética…

A través del arreglo axiatonal, tanto las vibraciones acústicas de la luz espiritual como del Amor sustentador son transmitidas al sistema humano trayendo el gozo y la gloria de la Luz Viviente.

Activación de las lineas axiotonales segón el Arcangel Ariel

Ahora el cuerpo mental, esta cáscara que-sabe-todo lo-que-es-mejor-para-nosotros ha sido abierta. Y con estas aperturas vienen Luz y Sonido, transportadas en lo que la Arcángel Ariel llama líneas axiotonales. Reactivadas, estas líneas sirven para conectar el cuerpo físico con nuestro Ser, por lo tanto con el Espíritu así como a nivel galactico con varios remotos sistemas solares; fueron cortadas, hechas no funcionales, para que pudiéramos experimentar la separación total.

Siguiendo la red de los meridianos de acupuntura del cuerpo físico, las líneas axiotonales se conectan periódicamente con estas líneas meridianas por medio de los "puntos Spin". Los puntos Spin, pequeños vórtices esféricos de energía electromagnética, emiten frecuencias de Luz y Sonido que hacen que los átomos de una molécula giren a mayor velocidad. Ese giro molecular incrementado genera fibras de Luz, y estas fibras establecen una rejilla para la regeneración celular.

Mientras participábamos en el juego de la separación, esencialmente toda la información personal que recibíamos era proporcionada por el cuerpo mental. Esta información era limitada y errónea, pero no obstante ha sido utilizada por nosotros para crear nuestra ilusión de una realidad muy separada.

Ahora que las líneas axiotonales se han vuelto a conectar, podemos recibir energía/información de la Fuente, vía nuestro Ser.

La Arcángel Ariel indica que las líneas axiotonales y los puntos Spin son parte de nuestro modelo etéreo. Así como también lo es el nuevo sistema circulatorio axial. Este sistema conecta los puntos Spin que siguen los meridianos de acupuntura a otros puntos Spin en cada célula de nuestro cuerpo físico.

 

BENDITO ANGEL HUMANO

 
BENDITO ANGEL HUMANO

 
Cuando ya no te inquiete lo que pase contigo…
Cuando te quede claro que esta vida es un juego…
Cuando a aquel que te agravia no lo veas enemigo…
Cuando ya no le busques distracciones al ego…

Cuando por igual trates al triunfo y la derrota…
y entiendas que las cosas no son lo que aparentan…
Cuando igualmente aprecies la flor que no se nota…
y los bellos jardines que a veces se presentan…

Cuando mires al mundo lleno de compasion
por aquellos hermanos que han elegido el drama…
pero a la vez comprendas, que al abrirse el telon,
son solamente actores de una infinita trama…

Cuando ya no te tomes ninguna cosa en serio…
Cuando no te interese ni ser juez…ni ser parte…
Cuando poses tus ojos de lleno en el misterio,
y sientas que no hay nada que pueda lastimarte…

Y ya no te preocupe abandonar tu traje
con ese desapego del que a nada se aferra…,
celebrare tu vida, companiero de viaje…,
bendito Angel Humano caminando la Tierra…

(Jorge Oyhanarte)

 

“El cambio ya sucedió”

"El cambio ya sucedió"

(Por Julio Andrés Pagano)

Como un buen mensajero que alienta y aviva tu labor, traigo a tu vida una liberadora noticia que dejará en tu interior la fuerza, la luz y el empuje necesario para que estos últimos pasos del camino de ascensión sean un verdadero goce para el alma. Sé que el aire está enrarecido y que tus sentidos confirman un contexto sombrío e insensible, donde todo indicaría que murió el amor. Confiá. Existe una buena nueva que todo tu corazón presiente. El cambio ya sucedió.

Fatigados de tanto peregrinar, comenzamos a recordar que el poder siempre estuvo dentro de nosotros. Movilizarnos fue el pretexto para abrir los ojos del alma, despertar y rememorar que no hacía falta dar un solo paso para cumplir nuestra misión. Simplemente teníamos que mirar al centro exacto de nuestro corazón, para anclar en la Tierra lo que en otros planos sutiles es una realidad tan palpable y viva como esta. Somos enlazadores de mundos. Vinimos a religar.

Ciencia y espiritualidad confluyen en el milenario saber de que nos movemos dentro de una matriz divina que contiene un infinito campo de posibilidades, donde cada ser humano porta el milagroso don de sumar para realizar el cambio. El amor todo lo puede. Sólo necesitamos armonizar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, con el sabio poder creador del corazón, para manifestar en esta dimensión nuestros propósitos más puros, bellos y elevados.

La danza de la ascensión es mágica. Perfecta. Todo acontece en una grácil sincronía celestial. Micro y macro se espejan. Gaia cumple con los intensos procesos que le posibilitan alinearse con el centro de la galaxia para abrazar un formidable flujo de energía cristalina, al tiempo que nuestros cuerpos evolucionan, se centran e iluminan, desde el corazón, plasmando el cielo en este espacio vibracional denso. Somos los artífices del cambio. Recordá. Nuestra esencia es luz.

El poder de la intención y la nobleza de tu corazón te permitirán reconocer que la nueva Tierra está en tu interior. Eternamente estuvo ahí, esperando que despiertes. Respirá hondo, sentí su amor. Comenzá a vibrarla. Comenzá a amarla. No hay por qué esperar. No hay por qué temer, llorar ni lamentar. Asumamos hoy nuestro derecho divino a liderar y materialicemos el cambio. Sabíamos que el amor iba a triunfar. Disfrutá del camino. Celebrá. Gozá. El cambio ya sucedió.

 

En lo más profundo de nosotros

En lo más profundo de nosotros hay un sorprendente santuario del alma interior, un centro divino, una voz que nos habla.
La vida desde este centro es una vida llena de poder. Es serena, es maravillosa, es radiante.
Alégrate y da gracias siempre porque sabes que vives eternamente y que lo que haces día a día viviendo cada momento total y gloriosamente, olvidándote del pasado, sin preocupaciones para el futuro; simplemente aceptando que la vida no tiene principio ni fin, que la vida es eterna y que tú eres esperanza eterna. YO SOY vida YO SOY dentro de ti. Yo vivo, me muevo y tengo Mi ser en ti. YO SOY infinito.
El Creador
Alberto Waldmiro

ESPEJOS

 

Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo.

Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación de intemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre. Te sientes de maravilla, pero
vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.

41 A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían.

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia.

La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás
iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente.

26Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad.

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas.

Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la
65 coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual. Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características
externas. (2 de Pentáculos = el matrimonio alquímico)

Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales, omnidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. 17Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los
aspectos de nosotros. Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener
características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito.

Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. Éste es el poder del espejo de las relaciones.

Deepak Chopra

EL CAMINO DE LA INTELIGENCIA

                   

 

La inteligencia es vivacidad, es espontaneidad. Es apertura, es vulnerabilidad. Es imparcialidad, es valor para actuar sin buscar resultados. Y ¿por qué digo que es valor? Es valor porque cuando actúas para lograr un resultado, el resultado te protege; el resultado te da confianza, te da seguridad. Lo conoces bien, sabes cómo conseguirlo, eres muy eficiente. Actuar sin un resultado es actuar inocentemente. No tienes ninguna seguridad, puedes equivocarte, puedes perderte.La persona que está lista para salir a explorar lo que se llama verdad, también tiene que estar lista para cometer muchos errores, equivocaciones, tiene que ser capaz de arriesgar. Puedes perderte, pero es la forma de llegar. Al perderte muchas veces, aprendes a no perderte. Al cometer muchos errores aprendes lo que es un error, y cómo no cometerlo. Sabiendo lo que es un error, te vas acercando más a la verdad. Es una exploración individual; no puedes depender de las conclusiones de los demás.

TÚ HAS NACIDO COMO NO—MENTE. Permite que esto cale dentro tu corazón todo lo posible, porque de este modo, se abrirá una puerta. Si has nacido como no—mente, significa que la mente es producto de la sociedad. No es natural, es cultivada. Te lo han ido amontonando encima. En el fondo sigues siendo libre, puedes salirte de ahí. No puedes salirte de la naturaleza, pero siempre que lo decidas puedes salirte de lo artificial.

La existencia precede al pensamiento. De modo que la existencia no es un estado mental, es un estado ulterior. La manera de conocer lo fundamental es ser, no pensar. Ciencia quiere decir pensar, filosofía quiere decir pensar, teología quiere decir pensar. Religiosidad no quiere decir pensar. La perspectiva religiosa es una perspectiva de no—pensamiento. Es más íntima, te acerca más a la realidad. Hace que caiga todo lo que te obstaculiza, te desbloquea; empiezas a fluir en la vida. No piensas que estás separado, mirando. No crees que eres un observador, al margen, distante. Te encuentras, te mezclas y te fundes con la realidad.Pero hay otra forma de saber. No se puede llamar «conocimiento». Es más parecida al amor y menos parecida al conocimiento. Es tan íntima que la palabra «conocimiento» no es suficiente para expresarla. Es más adecuada la palabra «amor», más expresiva.
En la historia de la conciencia humana, lo primero que evolucionó fue la magia. La magia era una combinación de ciencia y religión. La magia tenía algo de la mente y algo de la no—mente. De la magia surgió la filosofía. Después, de la filosofía nació la ciencia. La magia era a la vez no—mente y mente. La filosofía sólo era mente. Y después, la mente más la experimentación se convirtieron en ciencia. La religiosidad es un estado de no—mente.

La religiosidad y la ciencia son dos perspectivas de la realidad. La ciencia aborda la realidad a través de lo secundario; la religiosidad va directamente. La ciencia tiene una perspectiva indirecta; la ciencia tiene una perspectiva inmediata. La ciencia da vueltas y vueltas; la religiosidad simplemente penetra el corazón de la realidad.Algunas cosas más… El pensamiento sólo puede pensar acerca de lo conocido… mascar lo que ya está mascado. El pensamiento nunca puede ser original. ¿Cómo puedes pensar acerca de lo desconocido? Cualquier cosa que consigas pensar pertenecerá a lo conocido. Sólo puedes pensar porque sabes. El pensamiento, como mucho, puede crear nuevas combinaciones. Puedes imaginarte un caballo que vuela, hecho de oro, pero nada de esto es nuevo.

 
Sabes que hay pájaros que vuelan, sabes que existe el oro, sabes que hay caballos; combinas las tres cosas juntas. El pensamiento, como mucho, puede imaginarse nuevas combinaciones, pero no puede conocer lo desconocido. Lo desconocido está más allá. El pensamiento va en círculos, vuelve a conocer lo conocido una y otra vez. Vuelve a mascar lo mascado.
 
«El pensamiento nunca es original»
Encontrarse con la realidad originalmente, de raíz, encontrarse con la realidad sin intermediarios —encontrarse con la realidad como si fueses el primer hombre que ha existido— es liberador. La misma novedad de esto te libera.
 
LA VERDAD ES UNA EXPERIENCIA, NO UNA CREENCIA. La verdadnunca se conoce estudiandola; hay que encontrar la verdad, hay que hacerle frente.

 

 

El alma que hablar puede con los ojos
tambien puede besar con la mirada.
 
Si queres conocer la verdad no des ninguna opinion.

 

Ni a favor ni en contra.
Porque la lucha entre lo que a uno le gusta y lo que le
disgusta es la enfermedad de la mente….
 
****Osho***

 

Sentí

 

 

                                                 

 

 

                        Sentí

                                                                              (Julio Pagano)

 

No importa dónde te encuentres. Escucharás mi tambor. Su intenso y palpitante sonido te hará vibrar. Te hará movilizar. Te llevará hacia tu cielo interno, donde verás volar a una majestuosa águila bajo un radiante arco iris. Sus alas, desplegadas en dirección al Sol, vienen a recordarte que existe la magia del vuelo sagrado. Sólo es necesario confiar. Sólo es necesario abrir bien el corazón, cambiar la percepción y apreciar la vida desde el alma. Sé que podés hacerlo. Sentí.

¿Acaso te preguntás por qué se presenta el águila? Viene en sutil respuesta a tu pedido de una nítida señal que te aliente a continuar dando pasos. Por más que todavía el paisaje esté gris, la ves cruzar el cielo mostrándose segura, armónica y victoriosa. Sabe que ya están despuntando los primeros rayos que vibracionalmente transformarán este escenario mundial de atrocidades en un marco, propicio, donde floreceremos si nos abrimos y fluimos en la frecuencia del amor.

El ritmo del tambor te cuenta que al igual que nosotros, el águila hizo su elección. Fiándose de su naturaleza interna, atravesó una formidable transmutación que le permitió renacer y volver a disfrutar de la libertad del vuelo. Cada etapa que vivió fue extenuante, al punto de sentir que podría morir. Ahora vemos, en la gracia de su triunfal vuelo, que tanto esfuerzo bien valió cada instante de sacrificio y dolor. Su mensaje es claro: hay que confiar y sentir que se puede.

Sentir es vivir. Sentir es seguir peregrinando por amor aunque a veces duela. Sentir es iluminar con todas nuestras fuerzas. Es comprender que no tenemos todas las respuestas, sin embargo asumimos, porque así lo sentimos, que hay un propósito más elevado por el cual pisamos este bendito suelo. Sentir es reconocer que al trascender nuestros prejuicios la vida se revela como una sabia escuela que nos prepara para volar hacia un mundo más diáfano, sensible y humano.

Donde quiera que estés, en el inmortal sonido de este enérgico tambor escucharás mi clamor alentándote a que sientas. Sólo sintiendo podemos amar. Sólo sintiendo podemos volar y así redescubrir que vibramos en la misma trama luminosa. Estas son tus palabras manifestándose en la esencia del águila que representa la grandeza de nuestro espíritu. Alumbremos por amor. Despertemos ahora a nuestras partes dormidas. Mi corazón late en el tuyo. Somos Uno. Sentí.

 
 

Bailando con el Universo

 

BAILANDO CON EL UNIVERSO por Deepak Chopra

Fragmento de Poder, Libertad y Gracia: Vivir en la Fuente de la Felicidad Perdurable

NUESTRO CUERPO, NUESTRA MENTE, NUESTRAS emociones, nuestra fisiología entera está cambiando a cada momento en función de la hora del día, de los ciclos de la luna, las estaciones e incluso las mareas. Nuestro cuerpo es parte del universo y, en última instancia, todo lo que sucede en el universo afecta a su fisiología. Los ritmos biológicos son una expresión de los ritmos de la Tierra en relación con todo el cosmos, y sólo cuatro de ellos (los ritmos diarios, mareales, mensuales y lunares) son la base de todos los demás ritmos de nuestro cuerpo.

La Tierra gira sobre su eje, por lo que experimentamos un ciclo de 24 horas de día y noche al que llamamos ritmo circadiano. Dicho ritmo se basa en el giro de la Tierra y, al formar parte de ella, también todo nuestro cuerpo gira siguiendo el ritmo de la Tierra. Cuando este ritmo biológico se ve interrumpido, por ejemplo, por algún viaje de larga distancia, sentimos jet-lag. También cuando nos quedamos trabajando toda una noche, aunque descansemos durante el día no nos sentimos del todo bien, ya que nuestros ritmos biológicos están desacompasados con los ritmos cósmicos.

Los datos científicos muestran que si sometemos a un animal a cierta dosis de radiación una vez al día, éste puede experimentar algún efecto beneficioso. Pero si le damos la misma dosis de radiación doce horas más tarde, el animal puede morir. ¿Por qué? Porque su fisiología ha cambiado por completo en ese periodo de doce horas. Incluso nuestra pequeña experiencia subjetiva nos dice que a ciertas horas del día tenemos hambre, mientras que a otras tenemos sueño. Sabemos que tendemos a sentirnos de una cierta manera a las cuatro de la tarde y de otra a las cuatro de la mañana.

Los ritmos de las mareas también afectan a nuestra fisiología. Estos ritmos son el resultado del efecto gravitatorio del sol, la luna y las estrellas de galaxias distantes sobre los océanos del planeta Tierra. En nuestro interior nosotros también tenemos un océano similar a los de nuestro planeta. Más del 60 por ciento de nuestro cuerpo es agua, y más del 60 por ciento de nuestro planeta es agua. Por lo tanto, experimentamos en nuestra propia fisiología las pleamares y las bajamares y los flujos y reflujos de las mareas. Cuando nos sentimos incómodos es porque nuestro cuerpo está fuera de sincronía con el cuerpo del universo. Pasar tiempo cerca del mar o en cualquier sitio natural puede ayudarnos a sincronizar nuestros ritmos con los de la naturaleza.

El ritmo lunar es un ciclo de veintiocho días que se produce como resultado del movimiento relativo de la Tierra, el sol y la luna. Dicho ritmo es evidente considerando el crecimiento y decrecimiento de la luna. Vemos la luna llena, media luna, dejamos de verla, y el ciclo vuelve a empezar otra vez. La fertilidad humana y la menstruación son buenos ejemplos de ritmos lunares, pero hay otros muchos ciclos de veintiocho días. Cuando trabajaba como medico en una sala de urgencias, era de esperar que atendiésemos a más pacientes con determinados tipos de problemas dependiendo de la hora del día y de los ciclos de la luna.

Debido al movimiento de la Tierra alrededor del sol, experimentamos los ritmos estacionales en forma de diferentes cambios bioquímicos en nuestro cuerpo y mente. Por eso somos más propensos a enamorarnos en primavera o a deprimirnos en invierno. Las personas que padecen un síndrome conocido como desorden afectivo estacional se deprimen en invierno pero mejoran al ser expuestos a la luz solar. Los cambios estacionales no sólo afectan a la bioquímica del cuerpo humano: afectan a la de los árboles, las flores, las mariposas, las bacterias y todo lo que está presente en la naturaleza.

La Tierra se inclina sobre su eje en primavera y brotan las flores, las marmotas salen de sus madrigueras, migran las aves, los peces regresan a sus territorios de desove y comienzan los rituales de cortejo. Las personas se sienten inclinadas a escribir poesía, los amantes cantan sus canciones y corazones jóvenes y viejos se enamoran. Los ritmos estacionales nos afectan biológica, mental y emocionalmente; todos ellos tienen que ver con la relación entre la Tierra y el sol.

Hay otros ritmos y ciclos que oscilan cada pocos segundos, como las ondas cerebrales y electrocardiográficas, mientras que otros como los ritmos ultradianos duran desde treinta minutos a veinticuatro horas. Hay ciclos dentro de otros ciclos, alcanzándose un elevado nivel de complejidad que en su conjunto funciona al unísono como una sinfonía. Todos esos ritmos crean la sinfonía del universo; cuerpo y mente siempre están intentando sincronizar sus ritmos con los ritmos universales.

Separar el cuerpo y la mente del resto del cosmos es no ver las cosas como son. El sistema cuerpo-mente forma parte de una inteligencia superior, es parte del cosmos, y los ritmos cósmicos generan cambios profundos en nuestra fisiología. El universo es una verdadera sinfonía de las estrellas. Y cuando nuestro cuerpo y nuestra mente están sincronizados con dicha sinfonía, todo se da espontáneamente y sin esfuerzo, y la exuberancia del universo fluye a través de nosotros en glorioso éxtasis.
Cuando los ritmos de nuestro cuerpo y mente están sincronizados con los ritmos de la naturaleza, cuando vivimos en armonía con la vida, vivimos en estado de gracia. Vivir en gracia es experimentar ese estado de conciencia en el que las cosas fluyen sin esfuerzo y nuestros deseos son satisfechos con facilidad. La gracia es mágica y sincrónica, está llena de coincidencias y es maravillosa. Es ese factor de la buena suerte. Pero para vivir en la gracia es necesario que permitamos que la inteligencia de la naturaleza fluya a través de nosotros sin interferir con él.

Teóricamente, si estuviésemos totalmente alineados con el cosmos, si estuviésemos en completa armonía con sus ritmos y si tuviésemos cero estrés, habría muy poca entropía en nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo no envejecería si estuviésemos completamente sincronizados con los ciclos del universo. Si su entropía no se incrementase, estaría dentro de la escala del universo, que se mide en ciclos cósmicos o eones de tiempo. Pero nuestro sistema cuerpo-mente no está perfectamente alineado con los ritmos del universo; ¿por qué es así? Por el estrés. Ya lo ves, en cuanto tenemos un pensamiento, cualquier pensamiento, éste interfiere con la tendencia innata de los ritmos biológicos a sincronizarse con los universales.

¿Cómo interferimos con la inteligencia de la naturaleza? En términos espirituales, podemos decir que interferimos cuando nos identificamos con la imagen que tenemos de nosotros mismos y perdemos de vista a nuestro ser interior; cuando perdemos nuestra sensación de conexión con nuestra alma, nuestra fuente. En términos más comunes, podemos decir que interferimos cuando empezamos a preocuparnos, cuando empezamos a anticipar problemas, cuando empezamos a pensar en lo que podría salir mal. Cuando intentamos controlarlo todo, cuando nos asustamos, cuando nos sentimos aislados; todas esas cosas interfieren con el flujo de la inteligencia de la naturaleza. Cada vez que sentimos resistencia, frustración, que las cosas van mal, que exigen demasiado esfuerzo, es porque estamos desconectados de nuestra fuente, el campo de la pura conciencia, que se manifiesta en la infinita diversidad del universo. El estado de miedo es el estado de separación; es resistencia hacia lo que es. Cuando no oponemos resistencia todo es espontáneo y sencillo, no exige esfuerzo.

Nuestro cuerpo nos está hablando constantemente mediante señales de comodidad e incomodidad, placer y dolor, atracción y repulsión. Cuando prestamos atención a las sutiles indicaciones de nuestras sensaciones corporales, accedemos a la inteligencia intuitiva. Dicha inteligencia es contextual, relacional, enriquecedora, holística y sabia. La inteligencia intuitiva es más detallada y precisa que cualquier otra cosa existente en el reino del pensamiento racional. La intuición no es pensamiento; es ese campo cósmico de información no localizado que nos susurra en el silencio que hay entre nuestros pensamientos. Por lo tanto, cuando hacemos caso de la inteligencia interior de nuestro cuerpo, que es el genio supremo y definitivo, nos estamos introduciendo en el universo y accediendo a una información a la que no suele tener acceso la mayor parte de la gente.

Cuando hagamos caso de la sabiduría de nuestro cuerpo, cuando seamos conscientes de las sensaciones de nuestro cuerpo, conoceremos el cosmos entero, ya que experimentamos todo el cosmos en nuestro cuerpo en forma de sensaciones. Cuando no estamos en armonía con los ritmos universales, la señal que nos llega es de incomodidad, ya sea física, mental o emocional. Cuando fluimos en armonía con el universo, la señal que nos llega es una sensación de comodidad, de alegría, de que todo es fácil. En realidad, esas sensaciones son la voz del espíritu, que nos habla al nivel de sentimiento más sintonizado de nuestro cuerpo. Cuando ofrezcamos a nuestro cuerpo una profunda atención, escucharemos la voz del espíritu, porque nuestro cuerpo es una bioordenador constantemente conectado con la mente cósmica. Nuestro cuerpo tiene una habilidad informática que lo capacita para reparar instantáneamente en la infinidad de detalles que crean cada acontecimiento de nuestra vida.

Sabiendo todo esto, ¿por qué no tratas a tu cuerpo con respeto y lo cuidas? Cuida de él con amorosa atención. Aliméntalo con comida saludable y agua fresca. Aliméntalo con la frescura de la tierra y con los colores del arcoiris que la tierra ofrece en forma de frutas y vegetales. Bebe intensamente las aguas de la Tierra para que ellas puedan abrir las líneas de comunicación e inteligencia que corren a través de tus tejidos y de tu torrente sanguíneo. Respira profundamente para que tus pulmones se expandan por completo con el aire.

Libérate de toda atadura o constricción consciente para que tu cuerpo pueda relajarse en los ritmos del universo. Mueve tu cuerpo, ejercítalo y mantenlo en movimiento. Comprométete a mantenerlo libre de toxinas, tanto físicas como emocionales. No lo contamines con bebidas o alimentos muertos, químicos tóxicos, relaciones o emociones tóxicas en forma de ira, miedo o culpa. Asegúrate de alimentar tus relaciones saludables y no albergues rencores ni resentimientos. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, ya que cada célula es un punto de conciencia en el campo de conciencia que tú eres.

Cuerpo y mente son la danza del universo y, cuanto más bailen con el universo, más alegría, vitalidad, energía, creatividad, sincronicidad y armonía experimentarás. Puedes permanecer sintonizado a tu cuerpo siendo consciente de cómo bailas con el universo. Si prestas atención a los ritmos y ciclos de tu cuerpo y mente y te familiarizas un poco con los ritmos cósmicos, verás cómo puedes sincronizar los ritmos de tu cuerpo con los del universo. No tienes que ser ningún experto, simplemente presta un poco de atención a esto. Observa cómo te sientes en diferentes momentos del día y del mes dependiendo del ciclo lunar. Mira al cielo y fíjate en los ciclos de la luna. Si lees el diario, mira los horarios de la pleamar y la bajamar. Siente tu cuerpo y observa cómo se relaciona con cada estación. Entiende que estos ritmos pueden ayudarte de verdad; la siguiente información es lo único que debes recordar.

Entre las seis y las diez de la mañana y las seis y las diez de la noche es cuando tu cuerpo está hipometabólico, en su fase de metabolismo más baja. Intenta pasar un rato en silencio en torno a las seis de la mañana y de la tarde. Lo Ideal sería meditar al inicio de esta fase y hacer ejercicio en la mitad de ella, especialmente si lo haces para perder peso.

Entre las diez de la mañana y las dos de la tarde es cuando el fuego metabólico se encuentra al máximo. Es el momento de hacer la comida principal porque tu cuerpo metabolizará mucho mejor la comida. Entre las dos y las seis de la tarde es un buen momento para estar activos, aprender nuevas actividades mentales o emprender actividades físicas. Entre las dos y las seis de la mañana es buen momento para soñar.

Alrededor de las seis de la tarde, preferiblemente antes de la puesta del sol, es un buen momento para cenar. Es mejor cenar algo ligero y dejar al menos dos o tres horas de intervalo entre la cena y el sueño. Por lo tanto, intenta acostarte hacia las diez o diez y media de la noche y tendrás un descanso ideal con grandiosos sueños.

Estas son recomendaciones muy básicas pero, una vez que empezamos a sintonizar nuestros ritmos con los ritmos cósmicos, el cuerpo se siente bastante diferente. Se siente vital; no se cansa. Subjetivamente nos sentimos más enérgicos. Empezamos a experimentar ese estado de conciencia en el que todas las cosas de nuestra vida fluyen con facilidad. Una salud vibrante no es solo la ausencia de enfermedad; es esa alegría que debería estar en nuestro interior todo el tiempo. Es un estado de bienestar positivo no solo físico sino emocional, psicológico y, en última instancia, incluso espiritual. La tecnología no va a hacernos más sanos. Lo que va a hacernos más sanos es que estemos alineados con las fuerzas del universo, que sintamos que nuestro cuerpo es parte del cuerpo de la naturaleza, comulgar con ella y con nuestra alma pasando tiempo en soledad y silencio.

El poeta hindú Rabindranath Tagore resume el milagro de la vida de una manera más hermosa de lo que la ciencia puede hacerlo. Dice: "La misma marea de la vida que corre por mis venas día y noche corre por el mundo y baila con métrica cadenciosa. Es la misma vida que se dispara con alegría por el polvo de la tierra en innumerables briznas de hierba, rompiendo en olas tumultuosas de hojas y flores. Es la misma vida a la que mece el mar, cuna de nacimiento y muerte, en su flujo y reflujo. Siento que la caricia de este mundo de vida hace gloriosos a mis miembros. Y mi orgullo viene del latido de eras que baila en este momento en mi sangre".

Los mares y ríos de esta biosfera son la sangre de la vida que circula por nuestro corazón y nuestro cuerpo. El aire es el aliento sagrado de vida que da energía a cada célula de nuestro cuerpo, a fin de que sea posible vivir, respirar y participar en la danza del cosmos. Tener la experiencia de "el latido vital de eras que baila en este momento en nuestra sangre" es vivir la alegría, la conexión con el cosmos. Esta es la experiencia sanadora; es la experiencia de estar completo. Y estar completo es vivir en la gracia.
© 2006, Deepak Chopra, Todos los Derechos Reservados.

Publicado con permiso de Amber-Allen Publishing, Inc., San Rafael, California.

SOBRE EL AUTOR
Deepak Chopra nació y creció en Nueva Delhi, India. Hijo de un eminente cardiólogo, asistió al prestigioso All India Institute of Medical Sciences, emprendiendo su carrera en el campo de la medicina occidental. Tras graduarse se mudó a los Estados Unidos, completando sus especialidades de medicina interna y endocrinología. Enseñó en la Universidad Tufts y en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, alcanzando la categoría de Jefe de Equipo en el New England Memorial Hospital y ejerciendo una dilatada práctica privada.

En aquella época, a pesar de su éxito aparente, el Dr. Chopra sentía una creciente insatisfacción y la incómoda sensación de que quizás podría estar haciendo algo más por sus pacientes. Esas dudas le condujeron al Ayurveda, la antigua ciencia hindú de la sanación. El Dr. Chopra lo reconoció de inmediato como el sistema de cuidado de la salud que trata a la persona en su conjunto en lugar de tratar síntomas individuales. El Ayurveda le enseñó que la mente ejerce una profunda influencia sobre el cuerpo y que la Buena salud depende tanto de la consciencia y del equilibrio interior como de llevar una vida saludable. Gracias al Ayurveda, el Dr. Chopra volvió a despertar a las antiguas tradiciones espirituales de oriente, y sus escritos reflejan la influencia de la sabiduría antigua aunada con lo mejor de la ciencia moderna. Sus precursores trabajos mezclan la física con la filosofía, lo práctico con lo espiritual y la venerable sabiduría oriental con la aguda ciencia occidental, con resultados dinamizadores.

Dr. Chopra es fundador de la Asociación Americana de Medicina Ayurvédica. En 1992 fue designado miembro de la comisión de expertos creada ad hoc sobre Medicina Alternativa por el Instituto Nacional de Salud y miembro del Comité Científico Asesor de la revista Longevity. En 1993 fue nombrado Director Ejecutivo del Instituto Sharp para el Potencial Humano y la Medicina de la Mente y el Cuerpo, así como asesor jefe del Centro para la Medicina de la Mente y el Cuerpo. En 1995 fundó el Centro de Bienestar Chopra en La Jolla, California. Se han vendido millones de ejemplares de sus libros en todo el mundo, habiendo sido traducido a más de 34 idiomas. Entre sus títulos más conocidos figuran Las Siete Leyes Espirituales del Éxito, Cuerpos Sin Edad, Mentes Sin Tiempo y Sanación Cuántica.

Bailando con el Universo
por Deepak Chopra

SOS LUZ

 
Abrí tu corazón. La Luz llama. La Luz clama. Hoy sentirás la gran fuerza de mi espíritu guerrero manifestarse en el poder de estas palabras que llegan, con fe, para infundirte coraje en esta etapa crítica del proceso de ascensión. Tu mensaje debe llegar sin importar los obstáculos. Es necesario que sigas vibrando. Es imperioso que continúes religando. Sos guía. Es ahora cuando se necesita estar bien firme. Seguí sembrando. Seguí alumbrando. Alentá. Amá. Brillá. Sos luz.
 
Despertar es recordar. Recordar es empoderarse y moverse para cumplir con nuestro destino de ayudar a liberar a quienes sienten que sus corazas les impiden ser más humanos. Por eso, aunque estés cansado, aunque todavía no veas el fruto de tu labor, no te detengas. La energía que proviene desde el centro de la galaxia divide las aguas, potenciando el modo de vibrar. Tu tarea es vital. Más personas aún deben comprender la importancia de este momento sagrado.
 
Estamos ascendiendo hacia una nueva dimensión. La Tierra lo sabe. En tanto nuestro planeta siga aumentando su frecuencia y cada una de nuestras células se sincronice con su vibración, percibiremos que el día se vuelve más y más corto. Esto quedará evidenciado en una mayor sensación de aceleración y confusión, pues la mente estará agitada. Persistí. Que otros sepan que es hora de ingresar al corazón para encontrar la paz que externamente no se encuentra.
 
No pregonamos el amor en el sentido poético. Somos conscientes de que al vibrar en el amor florecen los dones y talentos. El miedo, en cambio, los marchita e impide desplegar el increíble potencial lumínico que llevamos dentro. Tenemos tarea por desarrollar. Acudimos a iluminar la oscuridad que anida en la inconsciencia. Somos mensajeros consagrados a la Luz, cumpliendo con nuestro bello acuerdo álmico de hacer relumbrar la trama que enaltece y sustenta la vida.
 
Este es nuestro tiempo. Acordamos venir. Acordamos servir. Acordamos sentir. Acordamos despertar para activar y dispersar la mágica esencia divina que guía y anima a volar en la luz de la consciencia. Somos la señal del cambio. Emitimos la radiación cristalina que transformará a la Madre Tierra en un grandioso corazón, en donde quedará grabado -en cada grano de arena, en cada gota de agua- que triunfó el amor. Lo estamos logrando. Vibrá. Amá. Destellá. Sos luz.
 
Julio Andrés Pagano

Despierto estás

Despierto estás
Por Julio Andrés Pagano

Un inmenso caudal de amor fluye en tu corazón.

¿Creías que en la dimensión interior todo sería alegría? No desesperes. Por increíble que parezca, un bello ángel fue encomendado a buscarte y encontrarte para sanar tu corazón. Sabiendo que leerías este mensaje, tomó en sus manos estas letras y una a una las besó. Es necesario curar viejas heridas, para transitar -en paz y armonía- por el camino del amor. Hoy el cielo festeja tu constante alumbramiento y tenaz entrega. Despierto estás.

A poco de ingresar por la puerta dorada, que nos conduce hacia otro nivel de consciencia, las vivencias derrumban las creencias. Nuestros anhelos de dicha y equilibrio son fuertemente sacudidos por sentimientos encontrados que demandan atención. ¿Acaso hemos equivocado la entrada? El ángel sonríe, sabe que eso que sentimos aflora por amor, de modo que la luz no encuentre limitaciones para fluir en nuestro mundo interno.

Para no sufrir, en ciertos pasajes del camino hemos silenciado recuerdos que portaban el estigma el dolor. En nuestra desesperación por desengancharnos de la tristeza y la amargura dejamos heridas mal cicatrizadas y varios asuntos pendientes. Toda esa energía estancada comienza a dinamizarse al recibir el latir divino de las vibraciones más puras. Es hora de volar sin ataduras. Demos gracias al sendero del dolor por tanto aprendizaje.

La pena, el odio, el resentimiento, la culpa y el enojo fueron funcionales para vivenciar nuestros abismos en un contexto de dualidad. Ya no más fragmentaciones. Estamos transitamos el camino sutil de la unidad, debemos sanar para vivir plenamente. Un enorme agradecimiento brotará en tu corazón, al reconocer que todo -incluso lo más terrible- estuvo dispuesto para ayudarte a evolucionar y ser más sensible y compasivo.

Antes de que las transformaciones se manifiesten en los planos más densos, la alquimia acontece en los niveles superiores. Por eso ahora se abre un espacio interdimensional, para que recibas la fugaz visita de este ángel liberador, que vino a tu encuentro con una hermosa misión curativa. ¿Estás preparado? Respirá bien lento, pausado y profundo. Dejate ir, vas a sentirte renovado. Serás bendecido por un reluciente caudal de amor.

Tras arroparte con un bellísimo campo de energía cristalina, el ángel te abraza, con su esencia sanadora, disolviendo los obstáculos que limitan el paso de la luz. Tu canal interno es pulido y resplandece. Tu corazón sonríe, siente el paso del amor. Tus brazos se abren en señal de libertad. Tu pecho desborda de emoción y alegría. Detrás del velo todos celebran y aplauden. Encienden una vela confirmando que has renacido. Despierto estás.

QUERIDA MADRE TIERRA

 
 

QUERIDA MADRE TIERRA

Ingrid Matta

 

Cuando veo tus fotos te encuentro fantástica, mágica, seductora, enigmática, pareces una delicada canica de cristal azul. Me gusta acariciarte con mis ojos y llenar mis pupilas de ti, me da la sensación que flotaras mágicamente en el universo, me deleito profundamente, en virtud de tu grandeza me generas admiración, y asombro, tus imágenes me muestran lo afortunada que soy de habitarte, gentileza tuya darnos albergue a todos sin exigir nada a cambio, como madre que eres, “vives preñada”,  siempre estás generando vida, no hay duda que eres humilde, pero al mismo tiempo majestuosa, con esa bendita capacidad de renovarte, mientras nosotros insistimos en abusarnos de ti, y hasta la piel te hemos arrancado, te ensuciamos, te desconsideramos y siempre estás ahí, alegre, festiva, vestida de miles y vivos colores, luces armónica, tu equilibro es indiscutible, te ves vigorosa y fuerte.
 
Te guardas tus secretos en el fondo del mar, ahí donde el hombre no ha podido llegar… ¿que guardas con tanto celo ahí?  Lo único que sabemos es que hay tanta vida y color, como en la superficie que forma el manto de la tierra, ¡qué perfecta eres! 

 
Me pregunto sí eras tan bella en tiempos remotos como ahora, sí no te hemos estropeado tanto que tu silueta se haya afectado. En tu perpetuidad continúas paciente, tolerante, ¿porqué nos amas tanto? 

Hace mucho tiempo casi nadie hablaba o se acordaba de ti… para todos eras casi un ser desapercibido, de un tiempo para acá todos te nombran, todos quieren saber más de ti, de cómo te comportas, de porqué reaccionas, apenas estamos empezando a comprender que eres un ser vivo, y además dadora permanente de vida, nos has ofrecido sustento a manos llenas, sin egoísmos, estás llena de gracia, a donde quiera que vamos nos tienes gratas sorpresas, algunos te llaman Planeta Tierra, otros Pachamama, otros Gaia, eres todo esto y mucho más, te veo muy femenina,  fértil, desprevenida, todo lo das, nos prodigas el techo, los alimentos, y hasta donde sepultar a nuestros muertos.
 
Siento que la humanidad tiene una asignatura pendiente, y es aprender a amarte como tú nos has amado por todos los tiempos. Eres tan sabia qué hasta música le pusiste a tus árboles, basta colocar el oído en uno de ellos para escuchar la sabia subir de rama en rama como el sistema circulatorio nuestro. Generosa como ninguna eres llena de gracia,  eres una artista perfecta: creas formas, colores, texturas, aromas maravillosos, exquisitos, en todo lo que nos das, las frutas, las flores, las aves… los atardeceres, en las auroras boreales, los amaneceres, los arcos iris, en las noches nos bañas de estrellas, nos enamoras con la luna, y en los días nos acompaña el poderoso sol, tu gran aliado.


Tu sentido de la armonía y el equilibrio que nos sustenta me conmueve, me fascina observarte, porque además de ser dadora de vida, nos enseñas, por eso me gusta nombrarte: “Madre Tierra”, vas fluyendo en el tiempo, reordenándote, revitalizándote, y haciendo tus ciclos pausadamente, eres sabia, así como nosotros tienes un espíritu, “los apus”, que son los guardianes que vigilan tus montañas, todo lo que contienes tiene vida, todo vive en ti, todo es valioso, útil, coherente,  además observo que no compites, no rivalizas, no acaparas, eres prudente, produces para todos, nos das sin importar quienes tantos nos beneficiamos, eres opulenta, no eres individualista, mientras nosotros insistimos en abusar de ti, decidiste reordenarte, reacomodarte, algunos dicen que es natural, que estás cumpliendo un ciclo cósmico, (y lo encuentro coherente dentro de la sabiduría del universo), otros que es consecuencia de cómo te hemos tratado, no sabría que creer, como quiera que sea, confiamos en ti, e igual te estamos agradecidos, estamos aprendiendo a conocerte y quiero decirte que te amo en mi nombre y en el de muchos que seguramente  quisieran manifestártelo, sigue siendo comprensiva, ahora que estamos aprendiendo como funcionas, sigue orientándonos, que tu paciencia no se agote, que tu pulso no se agite, recuerda que necesitamos de ti para seguir viviendo en esta casa maravillosa que eres tú. 
 
Gracias eternas a ti querida Madre Tierra….

No pierdas tu vida en convencer y gustar.

 

No pierdas tu vida en convencer y gustar.

Los conflictos son la confirmación de que el hombre tiene la cabeza divida (el hombre entero no tiene pleitos porque vive lo que es, no lo que debería ser.)

Los deseos constantes que multiplican los mercaderes producen conflictos que, sumados a los pensamientos opuestos que producen las partes de la mente dividida, traen desdichas que agotan al hombre que no sabe que sufre porque su mente dividida solo provoca pleitos. Es difícil sospechar la totalidad de la vida si creo que solo soy belga o ingeniero o protestante, ilusiones que me convierten en nadie y en nada porque solo se es en la totalidad, que incluye todo, principalmente los sueños. Esas divisiones empobrecen al hombre, lo arrinconan, lo transforman en un muerto en plena vida.

No puedo ser moral si solo me creo bueno o malo, no puedo ser justo si solo pienso en mi, no puedo conocer al mundo con una mente parroquial, no conoceré la verdad si tengo intereses (la verdad está lejos de nuestros preconceptos.)

  De:  Los Cuadernos de Facundo Cabral

 

Llegarás naturalmente a lo que te pertenece

 
VjNAhWrPMqZE.jpg image by pixvirtual
 

Llegarás naturalmente a lo que te pertenece, no por el deseo que conflictúa sino por el amor que crece.

Me conmueve ver cómo se abren las puertas del nuevo mundo que forjará el nuevo hombre, me excita la maravilla de cualquier crisis porque todas crisis es el anuncio de un nacimiento, que siempre es un milagro (estoy seguro que ahora el milagro es el nacimiento del hombre.)

Por todas partes se insinúa el parto porque la humanidad es la embarazada, por eso sospecho al hombre que Dios tiene previsto en cualquier mirada, en cualquier gesto, en las manos del músico, del carpintero y de la madre, en el niño que canta lo que no se imagina.

Trabajo el nuevo espacio para el nuevo hombre que puedo ser, determino mi vida, acabo con el automático responder y reaccionar como efecto porque ya sé que el hombre es causa. Me hago cargo de las circunstancias de mi vida y encuentro dentro de mí todas las respuestas porque me animo a saber quién soy, que es el gran desafío. Después podré comprometerme con el funcionamiento de la humanidad, solo después de saber quien soy y animarme a vivir como lo que soy, cuando haya encontrado el significado de mi vida y pueda entender la vida que me rodea.

Si me atrevo a volver a mi niñez, cuando tenía sueños y visiones, también puedo retornar a la época en que tenía la capacidad de renunciar, perder o abandonar, cuando nada me importaba tanto como para encadenarme. Si lo consigo, la vida será un juego, una fiesta que no dependerá de los resultados sino de la intensidad. Hoy, en la ciudad de Panamá, verde y caliente, es el primer día del resto que me queda.

De:  Los Cuadernos de Facundo Cabral

 

Estoy terriblemente solo, es decir, maravillosamente libre.

 
Estoy terriblemente solo, es decir, maravillosamente libre.
 

Cuando recuperé la autoestima mejoró mi calidad de vida, cuando me perdoné dejé de acusar a los demás (nada como vivir sin enemigos.) La autoestima es al reino del hombre lo que la sobrevivencia es al reino animal.

En todo el mundo encuentro señales que indican que llegó la hora de vivir amplia y luminosamente, pero para éste cambio debemos saber qué es lo que queremos para hacernos cargo de nosotros mismos, entonces trascenderemos lo radical, lo sectario y lo político para crecer universalmente, para comprender que la verdad es una sola y que podemos abarcar una dimensión más amplia que la materia.

En nosotros está la vida que se expande como el universo, del que es parte. Nuestra intuición y nuestra creatividad nos ponen en contacto con los ilimitados campos de la conciencia. Somos seres con una inteligencia trascendente, más allá de lo racional, que estamos permanentemente atravesando un proceso evolutivo y fluctuante por esencia, seres capaces de trascender a nuevos niveles de conocimiento en una espiral de expansión infinita.

Busco esa nueva trascendente posición interna para una constante y sensible confrontación de la realidad externa, por dura que ésta sea, entonces será más firme, más constante, más afectivo, más efectivo, más generoso, más tolerante, más realista, más humano.

Conquistarse es la única conquista (la revolución fundamental es revolucionarse), entonces podré humanizar todo lo que me rodea. El futuro de nuestro plantea depende de que cada uno se atreva a descubrir cómo ser mas ético y responsable para cuidar su propia humanidad, cómo expandir su espacio y controlar mejor su territorio, lo que le permitirá adquirir una perspectiva más trascendente que ayudará a que los demás alcancen lo mismo a través del cada uno que hay en cada cual, entonces el hambre, la guerra, la ignorancia y la desdicha desaparecerán de la faz de la tierra.

De:  Los Cuadernos de Facundo Cabral

Que es Dios?

 

          

Ramtha

El Dios que yo conozco y que amo, que es el poder que emana de mí y el reino que yo soy, es un Dios de amor completo y sin enjuiciamientos. No es nada más, sino todo lo demás. Dios te ama con un amor mucho mayor del que alguna vez hayas comprendido; pues él es la vida que tú eres, la tierra que pisas y el aire que respiras. Es el color de tu piel, la magnificencia de tus ojos, la suavidad de tu tacto. Eres tú en cada momento que eres, en cada Pensamiento que piensas, en cada una de tus acciones, incluso en las sombras de tu alma.

Dios es una fuerza que lo consume todo, que es todo. Es el viento sobre el agua, el cambio de las hojas, la simplicidad de una rosa, profunda en su color y matiz. Dios es los amantes en su abrazo, los niños en su risa y el brillo del cabello color miel. Es el sol que sale en la mañana, la estrella parpadeando en la noche y la luna creciendo y menguando en el cielo de medianoche. Dios es el hermoso insecto, el humilde pájaro en su vuelo, el feo y vil gusano. Dios es movimiento y color, sonido y luz. Dios es pasión, es amor, es alegría. Dios es tristeza. Aquello que existe, todo lo que es, es lo que tú llamas Dios, el Padre, la totalidad de la vida y el amante de todo lo que existe. Dios no es un personaje singular que se sienta sobre un trono y juzga a la totalidad de la vida. Dios es la totalidad de la vida, cada momento palpitante. Es la continuidad y eternidad de todo lo que existe.

¿Crees acaso que la vida te ha juzgado? En absoluto. Porque si Dios —-que es lo que tú eres—te juzgara estaría ciertamente juzgándose a sí mismo. ¿Y por qué la inteligencia suprema haría una cosa así?

La fuerza vital que llamas el Padre, ni siquiera tiene la capacidad de juzgarte, ni a ti ni a ninguna otra cosa. Porque la vida no posee una personalidad con un ego que se pueda dividir a sí mismo en facetas de bueno o malo, correcto o incorrecto, perfecto o imperfecto. Si Dios poseyera un ego, también tendría la capacidad de percibir la alteración dentro de sí mismo. Y si Dios pudiera contemplar la alteración dentro de su ser siquiera por un momento, la vida que él es cesaría en el próximo instante y nunca sería otra vez.

Dios en sí mismo, carece totalmente de bondad o maldad, de positivo o negativo. Dios no es perfecto, porque la perfección es una limitación a la vida continua, siempre cambiante y exuberante. Dios simplemente es. Lo único que tu amado Padre sabe hacer es ser, para que todas las cosas —que son él— puedan expresar la vida que él es.

Dios es la esencia ilimitada y suprema del ser, una totalidad indivisa de Ser. Y ese Ser[1] te ama tan inmensamente que te ha permitido crear tus ilusiones de perfección e imperfección, de bondad y maldad, de positivo y negativo. Y a través de tu percepción se ha convertido en lo que tú has percibido. Y así Dios, siendo la totalidad de todo lo que es, es lo incorrecto al mismo tiempo que lo correcto, es la fealdad al mismo tiempo que la belleza, y la vileza al mismo tiempo que la divinidad.

El Padre nunca te ha juzgado, ni en éste ni en ningún otro momento que hayas vivido. Él ha sido tú y la plataforma de vida sobre la cual has expresado tu propio Yo, divino y con un propósito. Él te ha dado la singularidad de tu propio ego y la voluntad libre[2] para convertirte en cualquier cosa que desees, para percibir la fuerza que él es, de cualquier manera que escojas percibirla. Y nada que hayas hecho o que hayas pensado, no importa lo vil, lo malvado o lo maravilloso que haya sido, ha sido visto por Dios como algo diferente a ser.

Este Dios que conozco te ama con un amor más grande y más profundo que el que nunca hayas concebido, porque te ha permitido crear tu vida de cualquier manera que hayas deseado. El Padre siempre te ha amado. Él no conoce otra manera de percibirte, porque él es lo que tú eres.

El Padre no ve el error, sólo se ve a sí mismo. El Padre no ve el fracaso, sólo su Ser siempre continuo y eterno. Tú eres quien crea el florecimiento de la vida, incluso su vileza, y el Padre se convertirá en el florecimiento y en la vileza, y nunca juzgará entre ambos cuál es más grande y cuál menos; él simplemente es. Él es el Ser que te permite expresarte a través de él mismo de cualquier manera que elijas. Y es bueno que sea así, porque si él realmente fuera este Dios que ha creado el hombre, ninguno de vosotros vería jamás lo que llamáis «las puertas del cielo». Ninguno. Porque nadie podría alcanzar las expectativas de este Dios creado por el hombre.

Sólo tú, a través de tus propias actitudes, y al aceptar las actitudes de otros, te has juzgado a ti mismo. Sólo tú te has causado el sentimiento del fracaso. Con la capacidad de crear a través de tu

Padre cualquier verdad y realidad que desees, tú eres el único juez de tu propia vida. Sólo tú has determinado lo que es bueno y lo que es malo, lo que es correcto e incorrecto. Pero en la esencia del Ser llamada vida, no existe ninguna de estas cosas. Cada cosa simplemente es una parte del Ser llamado Dios Todopoderoso. Tu juicio es sólo una ilusión que has creado sobre este plano de realidades creativas.

En tu pensamiento limitado has pensado que algunas cosas son incorrectas, que son malvadas. Pero esa ha sido tu selección de la verdad, y el Padre te ha permitido hacerlo. Su verdad se llama Ser. Dios te ama sin importar lo que hagas, ya que cada cosa que haces o piensas realza la vida que él es a través de la sabiduría que tú obtienes de ella. Dios sabe que eres eterno y que nada de lo que hagas puede arrebatarte tu fuerza vital.

Así que cuando dejes este plano y reflexiones sobre todas las cosas que has hecho en tu vida —y lo harás— Dios todavía estará ahí, amándote en todas tus mañanas, porque él es la plataforma sobre la cual creas tus ilusiones, tu imaginación y tus sueños. Ahora, ¿qué es Dios en su forma más exaltada? Pensamiento. El Padre, la plataforma desde la cual creas tu vida, la sustancia y fuerza vital de todas las cosas es, en un entendimiento superior, pensamiento. Porque el pensamiento es el máximo creador de todas las cosas que hay, habidas y por haber. El pensamiento es la sustancia desde la cual se crean todas las cosas. Todo cuanto existe, ha partido primero del pensamiento, que es la suprema inteligencia llamada la mente de Dios.

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que mantiene a todas las cosas unidas en sus formas y modelos únicos? Es el pensamiento, que es el pegamento cósmico llamado amor. Eso es lo que mantiene unida a toda la materia. Eso es amor en la mayor escala de todas, porque eso es lo que el Padre es. Cada cosa, incluso tu cuerpo, se mantiene unida por el pensamiento, porque cada cosa ha sido ideada a través del pensamiento, el cual es Dios; y es el amor del Padre hacia sí mismo lo que mantiene cada cosa en su sitio.

Estás sustentado por Dios. Lo que permite que todas las estructuras moleculares y celulares de tu cuerpo permanezcan unidas es el amor del gran y magnífico pensamiento que Dios realmente es. Sin el pensamiento, tu cuerpo no existiría, la materia no existiría, nada existiría, porque el pensamiento es el creador y el elemento que sostiene toda la vida.

¿Crees que Dios, el pensamiento que ata y mantiene todas las cosas unidas es una entidad sombría y atemorizante? No lo es. El Padre es felicidad completa, porque él no conoce otra manera de ser. Él es todas las formas de vida vibrando en armonía unas con otras, y eso emite un tono que suena como una gran carcajada. Si escuchas cuidadosamente puedes incluso oír la música del Padre, la risa de Dios. Es la mayor alegría. Yo nunca lo he oído llorar. Entonces, ¿qué es Dios, la causa de tu precioso ser, la maravillosa fuerza vital que fluye y refluye entre todos vosotros, que nos conecta y nos mantiene a todos unidos, la promesa de una vida posterior y de eternidades que vendrán? Es el Ser que es pensamiento. Es el Ser de la vida siempre continua. Es el Ser que ama todo lo que es. Es el Ser que permite que la vida exista a través del amor. Es el Ser que es total y completa felicidad. Esa es tu herencia y tu destino. 

Ramtha

 

 

 
 

La alianza sagrada

 

La alianza sagrada
 
(Por Julio Andrés Pagano)
 
Dame tu mano. Emitiremos una señal. Irradiaremos al universo una bella
manifestación de amor que simbolice la transformación vivida. Haremos
una ronda, tan grande y tan hermosa, que desde el cielo se verá en la
Tierra un potente anillo de increíble luz. En su interior habrá
alegría, dulzura, ternura y una maravillosa cuota de esperanza. Será
un claro signo de la unión consciente que logramos al vibrar
entrelazados. Hagámoslo. Démosle vida a la alianza sagrada.
 
Hoy sentiremos el inmenso caudal diamantino que despliegan los
corazones cuando se abren a la luz y se fusionan en el amor. Con esta
poderosa ronda ayudaremos a que el cielo descienda a la Tierra y
haremos que nuestra esencia circule por toda la galaxia, liberando una
frecuencia pura hacia toda la creación. Este será un acto sublime de
alquimia divina que nos ayudará a no olvidar que siempre podremos
jugar, danzar, reír y amar, aunque pegue duro la inconsciencia.
 
Vení. Sumate. Abrí tu corazón. Vestite con tus mejores ropas y sacá a
relucir lo más puro de tu interior. Mientras tus ojos se van cerrando,
sentirás que el amor rebasa tu alma y comenzarás a girar de la mano de
tus hermanos. Somos cientos, miles. Estamos co-creando un poderoso
anillo de luz que se expande hacia arriba, hacia abajo, hacia afuera y
hacia adentro. La energía se despliega en todas las dimensiones que
aún no podemos percibir. Sentí. Esta es la Unidad.
 
A medida que giramos activamos nuestra memoria ancestral. Vinimos a
servir. Nacimos para amar. Aceptamos encarnar para canalizar la luz de
un brillante tiempo que nos permita volar y así animar a que otros
despierten, redescubran sus alas y sientan. Hay hermandad en este
danzar. Se palpita el intenso fluir de la inocente alegría que nos
religa. Reunidos en el amor, abrazados en la fe, formamos un inmenso
faro que disipa las tinieblas y restituye la armonía.
 
Somos luz. Somos amor. Somos la fuerza que activa la nueva
consciencia. Gracias por girar. Gracias por irradiar. Cada vez que así
lo sientas, cerrá los ojos, conectá con tu interior y volvé a liberar
la gran fortaleza de tu espíritu. Incitá a que otros se animen a
vivenciar el enérgico flujo cristalino de este anillo refulgente, que
hoy se vio desde el cielo e inundó de amor el universo. Así vamos
despertando. Así estamos ayudando… danzando y celebrando en la
alianza sagrada.

 

Venció el amor

 
 
 

                                         Venció el amor
 
                                                                  (Por Julio Andrés Pagano)
 
Hay en estas palabras una música ancestral que clama que eleves la
mirada al cielo y celebres tu sagrada conexión. Este es el crucial
momento acordado para reencontrarnos y religarnos, sintiéndonos
hermanos, renaciendo como humanos, bajo la cálida luz del Sol. Somos
la vivaz expresión consciente que sostiene y propaga la ardiente llama
que ilumina y entrelaza corazón con corazón, sincronizando los latidos
que manifiestan que hemos triunfado: Venció el amor.
 
Porque así lo quisimos, porque así lo elegimos, porque así lo
sentimos, este es nuestro tiempo de vivir en Unidad. Incontables
corazones abriéndose a la luz generaron profundas grietas en el campo
vibratorio donde imperó el temor, por eso hoy el amor está impregnando
la Tierra. Ya no hay vuelta atrás. Lo hicimos. Nuestro esfuerzo,
dedicación y fiel entrega dejaron firmes huellas en el camino de
ascensión. Ahora otros recorren esos senderos tomándose de la mano.
 
Aún queda trabajo. La oscuridad agitará el escenario intentando cerrar
todos los canales que vehiculizan la luz. Confiemos. Los puentes que
con tanto amor construimos son transitados. Los campos que por amor
sembramos, florecieron. Nada ni nadie podrá detener este inmenso
caudal lumínico en donde volvemos a sentirnos en un solo gran corazón.
Fuimos convocados a humanizar, fuimos llamados a hermanar, eso fue lo
que hicimos. Cumplimos nuestra palabra.
 
Somos guerreros consagrados a la luz. Estamos de paso. Por amor
derribamos muros, abolimos fronteras, liberamos almas prisioneras y
quitamos toda bandera que aliente la desunión, para que esta bella
vibración que está ingresando al mundo físico circule libremente
restituyendo la armonía. No luchamos. Sólo amamos. Vibramos con
inmensa pasión. Así transmutamos las energías rastreras que promueven
la indiferencia y crean la ilusión de que estamos separados.
 
Unidos y despiertos auxiliamos y animamos a que otros hermanos se
levanten, sanen y se sumen al festejo esplendoroso que en los planos
sutiles se está gestando. La mesa ya está servida. El anhelado llamado
al gran banquete dorado comenzó. Ingresamos a la fiesta a través de la
puerta inmaculada que está situada en el centro de nuestro pecho.
Celebremos. Es la hora de reunirnos, vamos camino hacia el Hogar. Lo
logramos. Triunfamos. Venció el amor.

“Demos otro paso”

 
 

"Demos otro paso"
 
(Por Julio Andrés Pagano)
 
Sabiendo que la Tierra resplandece al sentir la bella vibración que
emana tu corazón, visité a un viejo amigo alquimista para que me
ayude. ¿Sabés qué hizo? Transformó cada una de estas letras en
delicados recipientes de cristal, para que el agua limpia y pura que
ahora contienen te anime a seguir trabajando para que los seres
humanos vivan unidos y despiertos, vibrando en el amor. Vamos por más.
Con fe. El amor nos llama a seguir iluminado. Demos otro paso.
 
No dudes en continuar. Cada vez que renovás tu firme compromiso de
servir, todo tu Ser se enciende y la trama de la vida relumbra. Si
pudieses contemplar los esplendorosos destellos que emiten miles y
miles de almas dando nuevos pasos por amor, quedarías desbordado por
semejante belleza. Estás sumando. Estás transformando. Iluminás.
Vivimos momentos de enorme trascendencia en donde tu aporte energético
es vital, pues testimonia el gran cambio.
 
Estas instancias son decisivas. Internamente millones de personas
deciden qué caminos tomar. Muchos creen que no hay opciones. Bajo el
látigo del miedo, sistemáticamente se los limita a creer que sólo
existe el dolor. Quienes pretenden que el temor se apodere de las
calles saben que esa es la manera de impedir que los corazones vibren
amorosamente, y que los dones y talentos se desplieguen. De ese modo
manipulan, explotan y arrean potenciales humanos.
 
Sé de la importancia que tiene seguir peregrinando en este particular
momento planetario, en donde todo pareciera estar dominado por el
desconcierto, la frustración y la apatía. Fuiste llamado a religar.
Fuiste llamado a despertar. Tu cuerpo podrá estar cansado, pero tu
espíritu agradece; sabe que cumple con su sagrada misión de anunciarle
a cada corazón que es hora de abrirse para florecer y celebrar en la
luz de la nueva consciencia que nutre a la madre Tierra.
 
Quien ha transitado en la densa oscuridad de la inconsciencia conoce
lo arduo que resulta abrir sendas de luz. Por eso, que las gotas de fe
que portan estas letras te inciten a seguir andando. Centrado en tu
interior, emitís ondas de amor que viajan, de Sol en Sol, anunciando
al universo que despertamos. Ayudamos a parir la nueva humanidad. Aquí
estamos. Ya no luchamos. Proclamamos que triunfó el amor. Amo tu
entereza y la bendigo. Demos otro paso.

Almas Gemelas , Deepak Chopra

 
 

Almas Gemelas , Deepak Chopra

Hace unos tres días terminé este libro, ya que lo leía antes de dormir, por lo que tardé algo en leerlo todo. 

El personaje principal, un médico en los Estados Unidos de ascendencia india (pienso que se trata de una vivencia propia del autor) vive el día a día en un pabellón destinado a enfermos mentales. Especialmente una mujer que siempre se queja de su marido desleal y que viene hecha una furia con ataques de furia descontrolada, y la joven muchacha adicta a las drogas, utilizada por un joven desaprensivo que la ha dejado embarazada. Poco a poco la vida del médico va entrando en las de estas dos mujeres, la primera de las cuales resulta que ni la han pegado, ni la han engañado, ni siquiera tiene marido, que falleció hace unos años
El médico conoce fortuitamente a una joven americana llamada Molly,  pero él está a punto de casarse con Maya por el rito hindú. Al enamorarse de Molly, actriz de teatro, todo cambia en su vida y la repentina muerte de Molly le deja casi al borde de la depresión e incapacidad de trabajar con enfermos mentales.
Hasta que Molly se le comienza a aparecer durante las consultas con estas dos pacientes, dictándole las preguntas a su mente para que él vaya conociendo más sobre el mundo de las emociones. Poco a poco siente que Molly sigue viva de algún modo y para él se trata de su alma gemela.

El libro nos muestra que las almas gemelas pueden no serlo, pueden tratarse de guías espirituales y gradualmente y por consejo de Molly el protagonista vuelve a Maya y le pide que acepte la presencia de Molly.

Pensaba que el libro sería una explicación algo más profunda sobre este tema de las almas gemelas, pero también comprendo que cada uno tiene su experiencia en este ámbito cuando la tiene y que Deepak Chopra narra su experiencia, que le llegó cuando era muy joven todavía.

El párrafo que más me ha gustado del libro es el que se refiere a Molly cuando todavía está en vida. Un hombre que tiene una tienda ambulante de perritos calientes está riñendo a su hija frente a todo el mundo. Entonces Molly, dejando estupefacto al médico, se aproxima, se mete entre los dos, y comienza a decir cosas agradables. Y poco a poco el hombre deja de gritar y finalmente incluso trata de buena manera a su hija. Interponerse para mediar en una riña, dejar que las energías positivas fluyan durante un conflicto ajeno, es algo que sin palabras tiene su poder, el poder del alma, de la compasión y de la fé. Eso me ha recordado a cosas así que he hecho instintivamente en algunas ocasiones. En este párrafo del libro me sentí algo identificada.

Y para finalizar, las palabras clave del libro, que no deben olvidarse:
"Cuando al amor se le deja libre, no conoce límites. Busca los lugares secretos que nunca esperaron ser amados, y cuando los toca el resultado es inexorable: el amor es el que vence. Lo mismo ocurre con la sanación: es lo que tienen en común los dos. Raj Rabban  tuvo la increíble suerte de encontrar a una persona que vio que su destino era ser un sanador, y se convirtió en sanador porque Molly lo miró con los ojos del alma.

Sin embargo, una vez finalizado el relato, no pude olvidarme de Raj. Seguí pensando en todas las personas que no encuentran a una Molly y que nunca oyen a nadie decir: "Yo soy amor." Quería que Raj regresara cinco años más tarde para contarles que continuaba amando y sanando. Resultaría muy satisfactorio para el autor si Raj volviera y dijera unas cuantas cosas que pudieran ser recordadas en los tiempos difíciles y cuando hay escasez de amor:

El amor no es un mero sentimiento. Contiene la verdad y, por lo tanto, es ley.
El amor se adapta a nuestra visión. Siempre conseguimos lo que queremos. Deseemos, entonces, el amor más elevado que podamos imaginar:
El único amor perfecto está más allá de lo personal. Si queremos entregar a alguien nuestro amor más profundo, primero tenemos que ver más allá de esa persona. Si queremos recibir el amor más profundo, tenemos que vernos más allá de nosotros mismos.
El amor divino existe y se expresa a través de los seres humanos.
El amor que proviene del alma vence a la muerte. Nada es más real que nuestra propia alma.

Si Raj nos dijera estas cosas, creo que serían verdad,  pero no toda la verdad. No importa cuántas veces se experimente: el amor siempre será infinito y misterioso. Como Dios, el amor va por delante de nosotros y, justo cuando creemos que lo hemos alcanzado, da un nuevo paso.

Como escribió Serena en su nota, todo es posible, así que hay que estar preparado. Y si eres de aquellos lectores que leen primero la última página, el final es el amor.
Siempre.

 

 

 

YO SOY TU, PORQUE TU ERES YO

 
 
 
 

PORQUE YO SOY TU, PORQUE TU ERES YO, Y TODO ES LO QUE ES, COMPARTIMOS LA MISMA MISION.

Mi amado hermano. Nosotros somos tu familia de luz. Eso significa que estamos unidos por lazos internos, no de sangre, sino unos lazos desde el nacimiento de tu alma. Venimos desde la misma era temporal, desde el mismo planeta y venimos a trabajar en la luz en este planeta.

Te has sentido muy perdido, muy estancado en tu vida y con tu familia y has retomado tu camino a duras penas muchas veces. Ahora sabes que no importa lo que has hecho, lo que has idealizado o lo que has creído. Que eres tú, un ser de luz, aun a pesar de lo que ocurra y que, aun a pesar de la batalla en la que te mezcles, habrá seres amorosos a tu lado, ayudándote y apoyándote, tomes la decisión que tomes y hables lo que tengas pensado decir.

Recapacita sobre esto mi amado amigo. Somos tu familia e incansablemente estaremos contigo allá donde vayas, decidas lo que decidas en tu camino. Este es un mensaje directo para ti, para tu alma, para tu crecimiento y para tu despertar. Es un mensaje de despeje de dudas, de luz, de discernimiento, de crecimiento.

Yo soy Amor. Tu ángel en esta vida. Este nombre me pediste tú que me lo pusiese pues sabías que algún día podrías escucharlo o sentirlo. Y este es el nombre que me puse para ti. Mi misión es recordarte, incansablemente, que solo importa el amor. Lo demás, no merece la pena cansarse en ello. No merece la pena pensar en asuntos vacios, necios, no merece tampoco la pena pensar sobre lo que no te conviene o te conviene. Solo merece la pena el Amor, pues el Amor es la fe del mundo, el Amor es el empuje divino, Dios os empuja a través del Amor, os lleva de la mano y os acompaña. Y a nosotros también. Dios es la luz. Es Amor.

Así que este es mi nombre mi amado amigo. Hermano mío, yo soy Amor para que reconozcas el amor en tu vida, para que lo llames y lo des la importancia que algún dia olvidaste darle. Y estaré contigo toda tu vida, para recordarte que dentro de ti rebosa el amor incondicional de una estrella que eres tú.

Luz. Inagotable luz surge de ti. Luz que desprendes en todas las direcciones para todo el mundo, personas, animales, plantas, minerales, más allá mi cielo, también desprendes tu luz para los astros, los planetas, las estrellas. Esmeraldas que pululan en el firmamento cuando amorosamente posas tus ojos sobre ellas.

Eres tú también esas estrellas pues las amas. Igual que son tú estas personas que están contigo, pues las amas. Eres Amor. Igual que yo, igual que un ángel, igual que un pájaro, un mar, igual que un delfín. Y galopas sobre las olas de la vida, al igual que los delfines. Feliz, sonriente. Paseas sobre los montes, sobre las casas, sobre las personas y te asomas en cada uno de los corazones de todos y cada uno de aquellos que sientes en tu paso y les saludas humildemente. Te quitas el sombrero y tu ser le dice a su ser: Mi Ser saluda a tu Ser, mi Dios saluda a tu Dios, mi ángel saluda a tu ángel, y hoy, mi amado hermano, mi vecino, hoy me uno a ti en esta tierra de luz, de paz. Para sembrar la dicha y la alegría. Me uno en Amor, en Luz, pues somos hermanos y aquello que a ti te dolió, me duele a mí, y aquello que tú viviste yo lo viví, pues Soy Tú y te Amo.

Y esto haces, mi ángel, cuando te asomas a los corazones de las personas, esto les dice tu alma. Con palabras irdin pero así es lo que viene a significar.

Y el ser interno de la otra persona te dice en un abrazo cálido:

Gracias, gracias por recordármelo.

Y tú sonríes y dices: otra vez tú me lo recuerdas a mí. Sintiendo que no es tu saludo, que es un saludo mutuo, amoroso, sencillo y REAL.

La realidad siempre depende del punto de vista. Y desde este punto de vista todo está limitado, para ti todo parece limitado, pero para tu alma no hay límites. Es libre. Y debes recordar esa libertad, debes reconocerla y saber que tú eres esa alma y tú eres libre.

Tu vida te quita esa libertad a través del miedo, del sufrimiento, de la enfermedad, de la duda. Tu vida no te permite saber que eres libre, pero ¿es la vida aquella que te quita la libertad? Mi amado, no es tu vida, no es la vida real y auténtica, es el espejismo, la ilusión de la vida. Es el orgullo de querer aquello que no es.

Yo he estado contigo cada día, cada segundo de tu vida. Y allí donde tu mente veía dudas, tu corazón estaba convencido. Allá donde tu corazón quería entrar, tu orgullo no lo permitía. Compartir ha sido una gran debilidad para ti en tu vida y ahora, pronto, empieza a acabarse, pues ahora empiezas a ver la necesidad de compartir. No compartir la vida únicamente, ni el tiempo, sino a compartir la experiencia, las emociones.

Una sola vida de una sola persona es insignificante. Hay miles, millones de vidas de millones de seres, pero una vida recreada amorosamente y compartida con amor a los hermanos, eso es algo valioso, es una entrega de luz.

El alma dice: Yo he vivido esto, en mi inconsciencia viví y soñé esta realidad, ahora la pongo aquí, mis amados hermanos, para que todos podamos crecer y compartir aquello que nos permite librarnos del miedo. Aquello que nos separa y no nos deja ser conscientes, pues os amo y en mi vida, la meta de mi vida, es aprender a compartir de forma consciente aquello que he vivido, sufrido, amado, encontrado, perdido.

Tú eres la luz, mi amado. Eres el recuerdo, eres la vida. Tú eres aquél que vivió no esta vida sino muchas más. Y en aquellas vidas no está solo tu experiencia, esta la experiencia y la sincronía con muchas personas, muchos seres de luz que hoy ahora te acompañan y están junto a ti. Pues tú eres ellos. Y los amas. Internamente os reconocéis, externamente os sentís divididos, separados. Pero internamente esa división no existe. Y quiero recordarte esto. No hay separación. Todo es UNIDAD. Tú eres UNO con el TODO.

Esta hermosa sincronía, este silogismo del que te hablo, es la resolución del TODO en el UNO, es la dualidad en el SER, es el TODO en el Vacio. Es la vida, mi amado. La existencia y la experimentación del ser a través del Todo.

Y aquello que permite que el TODO esté en el UNO, aquello que permite la UNIDAD a través de la materia, de las formas planetarias, de la diferenciación de los seres, ¿sabes qué es? ¿Sabes qué es aquello que permite que el TODO se funda y se encuentre una vez más en el UNO? ¿Sabes a qué se le denomina la quintaesencia del Universo? Mi amado, sí lo sabes, sí. Es el AMOR.

Y eso te vine hoy a recordar, que tú eres amor.

No te preocupes más por tus asuntos pequeños, minúsculos. El universo es bellísimo, disfruta tu experiencia de la vida y no te entretengas en minucias. Permítete ser, eres un ser grande. Maravilloso. Eres luz. Eres Amor. Y eres el mismo Amor que mantiene en unidad el caos. Que hace posible el orden de las cosas. Eres ese Amor pues todo es ese Amor. Y en tu experiencia en cualquier nivel del cosmos, en tu experiencia en cualquier plano de conciencia, todo aquello que vivas, recrees, creas o experimentes, es ese Amor, es esa Luz y actúa como un pegamento, haciendo fuerza y uniendo fuertemente. Pues no hay separación.

La Unidad es eso, Unidad. No existe la diferenciación entre el tú y el yo, entre el tú y el otro, no existe todo eso, pues si hubiese una pequeña separación, se crearía un vacío inmenso, capaz de crear agujeros negros que separarían y dividirían la materia. Y eso no es posible hoy aquí. Porque te amo. Y tú me amas. Y cada partícula de Dios es amor. La dualidad es un invento de la experiencia humana, es una recreación del cosmos limitada, temporal. La Unidad es la respuesta a todas las preguntas y así te lo voy a demostrar hoy, mi ángel.

¿Hacia dónde voy? Me puedes preguntar.

Hacia el Uno, mi amigo.

¿Por qué hacia el Uno? Me preguntas

Pues el Uno eres tú, en el Uno se nace y en el Uno se recomienza la existencia

¿Y cuándo volveré a nacer?

Siempre, pues el Uno es consciente, y siempre es Unidad con Dios.

¿Y dónde me encuentro?

En el Todo, que es la Unidad del universo, del cosmos.

¿Y quién eres tú, ángel mío? Me preguntas incansablemente con el corazón lleno de luz.

Yo soy tú, mi ángel, tú y yo somos UNO.

Todas las preguntas, vida, todas se responden con la unidad, con UNO. Hoy quédate en este número sagrado. Este sentimiento de conocimiento, de experiencia, de crecimiento, de luz. De Amor.

El Uno es Amor, es Amor creativo.

Me mantengo aquí, junto a ti, callado, un momento y respiro tu ternura, tu crecimiento interior. Y puedo observar cómo te creces con mis palabras, que no son más que tus palabras, las palabras que tú mismo te estás diciendo, pues yo, tu ángel, no soy más que tú. Soy tú. Y cuando me llames, cuando pronuncies Amor, llénate de luz, de orgullo de saber que tú eres Amor. El Amor se manifiesta en nuestra Unidad. En nuestra armonía.

Y aquí estoy junto a ti, viéndote crecer. Viéndote expandir tu luz. Y sonrió contigo, y me emociono contigo, pues yo soy tú.

Ahora me vienes y me preguntas por tu vida material por tu vida temporal y te respondo humildemente que todo es Uno, que no merece la pena agotarse por algo que intenta dividir.

Observa que todos los problemas que te adolecen son problemas dirigidos, encaminados a separarte de los demás. Observa esto por un momento. Tu familia. ¿Qué problemas hallas con tu familia? Son problemas de división, de falta de espacio personal, de falta de distancia. Y esa distancia es una ilusión que tu creas al creerte separado de los demás, es mental. En la realidad, en el interior, no existe esa división. Por ello ese problema no tiene sentido. Mientras intentes alejarte más y más, mientras ellos intenten su espacio y separarse más y más, no estáis actuando con la entereza de los seres que sois y os amáis, estáis actuando con la mente limitadora, aquella que os dice que la división es buena, es necesaria.

Pero ahora piensa el problema desde el corazón, desde la humildad de que todo lo que tú eres es únicamente Amor. ¿Para qué ese espacio si no tienes a quien poner en él? ¿Para qué todo ese espacio personal, toda esa distancia, toda esa separación si no puedes poner a alguien a quien amar en ese espacio? No tiene sentido desde la Unidad, e incansables veces intentamos los ángeles hablaros de esto pero desde la dualidad sólo veis separación y buscáis alimentar esa separación.

Hoy quiero que te replantees de qué te sirvió la separación y la dualidad en tu vida.

Luego me hablas de otro tipo de problemas, y todos ellos se resumen de la misma manera. Eres un ser de luz. Eres un ser con una vida breve, minúscula comparada con la eternidad de tu alma, ¿y en esta vida te planteas estar en soledad? ¿Estar en posición diferente a los otros? Nooooo, tu alma pide compañía, pide a quien amar, pide con quien estar. Tu alma pide luz, claridad, amor. Y tienes a quien amar, siempre hay a quien amar. Y la elección del ego siempre es la misma. Separar para amar desde la distancia. Excusas, miles. Excusas tontas, sin sentido. La excusa de la separación para guardar respeto, la excusa de la distancia para preservar del peligro, la excusa de no amar por temor a las consecuencias. El amor no dueleeeeee, el amor no cansa, no agota, no se escapa. El amor ES.

La limitación del amor en la vida, de la Unidad, hace que la vida no sea plena, que sientas conscientemente ese vacío interno que ahora sientes, ese momento de que algo no va bien, de que algo falta. ¿Y qué falta? ¿Que falta? ¿Qué necesito para ser feliz? Eso preguntáis una y otra vez las personas, ¿por qué siento este vacío? Mi amado, ¿por qué? Porque no permites que el amor fluya desde tu corazón libremente, porque lo condiciones y condicionas esa experiencia en tu vida. Porque tienes miedo de amar. Y no se puede tener miedo de Amar pues el amor es la razón de la vida y de la existencia. El amor es la razón de todo cuando conoces.

Quiero darte este mensaje mi amado amigo, pues soy tú y te AMO. Y lo digo en palabras llenas de luz, en un mensaje amoroso para ti, y en este mensaje, este mensaje aparentemente vacio y lleno de nada, está todo el AMOR y consuelo que hoy puedo entregarte, y mañana podrás volverlo a leer y estaré a tu lado entregándote todo mi amor y mi consuelo. Pues esta vida que vives donde ves separación allá donde hay unidad, ha de partir hacia una vida donde sólo veas luz, claridad y Amor. Donde aquellos a quienes amas, sean todos. No unos pocos. Y donde no limites la experiencia del amor por la experiencia del miedo. Sino que limites la experiencia de la duda pues reconozcas que no te sirve para crecer.

Gracias por dejarme llevarte este mensaje.

Te amo.

Eres luz.

Gracias.

DEJEMOS DE CORRER

               

 

DEJEMOS DE CORRER

                                (Ingrid Matta)

Dejemos de correr, por favor; detengámonos un instante. Siéntate, siente, aquieta la mente, solo respira profundo, Confía, Observa, Empápate de la vida misma. Convoquemos a todos los seres a disfrutar la fiesta que es la vida. Estamos viviendo en un tiempo especial donde se precisa ser más humanos, No necesitamos tantos profesionales, Se necesitan seres más consientes; seres que iluminen con su alegría y optimismo; con corazones llenos de amor dispuestos a escuchar, a compartir, a poner a volar sus sueños, Seres que puedan hablar el mismo lenguaje,  Seres sensibles que infundan confianza, que estén convencidos que siempre se puede empezar de nuevo. 


Míreme a los ojos. Quiero hablarle, Por favor, présteme mucha atención: ¿Por qué sigue negándose a cumplir sus anhelos más profundos? Recuerda, las limitaciones están dentro de nosotros.  Asume su poder co-creador. Llame de regreso a la voluntad y a la actitud positiva; dígales que no está dispuesto a dejar morir sus sueños. Anúncieles que está de pié y con la firme determinación de emprender su obra más preciada: ser feliz.

Sus ojos están brillando. Su rostro se ilumina. Un ángel le está dibujando esta sonrisa, déjesela para siempre. Sienta la tibieza de sus lágrimas. Relájate. Experimenta la sanación de tu cuerpo emocional. Ahora lo sabes. No era difícil, ¿Verdad? Sólo tenías que animarse a cambiar. Sí, sonríe,  Acabas de renacer. De ahora en adelante, a donde quiera que vayas, marcarás la diferencia. Tu vibración ayudará que otros anhelen vivir en paz y comprendan la importancia de sentirse en armonía, dichosos y felices.
 
Nada ocurre al azar. La sincronicidad creó esta cita. La vida quería enseñarte que la espiritualidad consiste en abrir el corazón para sentir. Vuelvo a agradecer. Ser testigo de la luz que libera el espíritu cuando vuela renueva mi confianza en la existencia.

 

 

 
 

La palabra del Señor da frutos

 
 
 

La palabra del Señor da frutos… y en abundancia

Mientras no aceptes verdaderamente tus límites, no podrás construir nada sólido, pues te pasas el tiempo deseando los instrumentos que están en manos de los demás, sin darte cuenta que tú también posees otros, diferentes pero igualmente útiles. No niegues tus límites, sería desastroso. Negarlos no los suprime. Si existen, ignorarlos sería darles una fuerza misteriosa de destrucción contra tu vida. Por el contrario, míralos de frente, sin exagerarlos, pero sin minimizarlos tampoco. Si puedes cambiarlos en algo ¿qué esperas para hacerlo con calma y perseverancia? Si no puedes hacer nada, acéptalos. No se trata de resignarte, inclinando la cabeza, sino de decir SI levantándola. No se trata de dejarse aplastar, sino de soportar y ofrecer.

Tranquilízate. Dios te observa y a sus ojos, no eres ni menos grande ni menos amado que cualquier otro hombre. Ofrécele tus preocupaciones, tus penas, tus pesares… y cree más en Su poder que en tu eficacia.

En la medida en que compruebes, aceptes y ofrezcas tus limitaciones a Dios, descubrirás que tu pobreza se convierte en una inmensa riqueza.

No es humildad creerse el más desprovisto de todo. El humilde auténtico nada teme, ni siquiera a sí mismo, ni sus cualidades, ni sus límites, ni a los demás, ni las cosas. Teme a Dios. Cuando recibes un regalo de un amigo, abres el paquete, lo miras, lo admiras y se lo agradeces. El Padre del Cielo te ha hecho muchos regalos. A menudo no osas mirarlos ni alegrarte de ellos. Los regalos del Padre no son para tu uso personal. Son para los demás y para El. Cuanto más hayas recibido para ser y tener, tanto más responsable eres. De modo que, si algo hay que temer, no es el reconocimiento de tus cualidades, sino el no emplearlas.

Acéptate a ti mismo, pero acéptate también frente al otro. Sé tu mismo. Los demás te necesitan, tal como el Señor ha querido que fueras. Dite a ti mismo: voy a llevarle algo, pues nunca se encontró con alguien como yo y nunca se encontrará, pues soy una persona única salida de las manos de Dios.

.En cierto sentido somos incompletos. Todos los hombres reunidos forman la humanidad y en Cristo, el cuerpo místico. Tus límites son una invitación a la unión con todos los demás, en el amor. Sólo desea lo siguiente: ser plenamente, sin tachaduras, aquel que Dios quiere que seas… y serás perfecto.

Una franca lucidez, un acto leal de ofrenda en la Fe te liberará definitivamente de tus ataduras y por fin serás tú mismo. Sólo con esta condición triunfarás y podrás ayudar a los demás.

Michel Quoist

Cuando amas

 
 

Cuando amas

Ramtha

 

Cuando amas lo que eres, no hay cosa inconquistable ni inalcanzable. Cuando realmente te amas a ti mismo, vives solamente en la luz de tu propia risa y viajas solamente por el camino de la alegría. Cuando estás enamorado de ti mismo, entonces, esa luz, esa fuerza unificada, esa felicidad, esa alegría, ese jubiloso estado de ser, se extiende a toda la humanidad. Cuando el amor abunda dentro de tu maravilloso ser, el mundo, con todos sus desagrados, se convierte en algo hermoso, y la vida se llena de sentido y de alegría.

No hay amor más sublime en la vida que el amor del Yo. No existe amor más grande, pues a partir del abrazo del Yo existe la libertad. Y es en esa libertad donde nace la alegría. Y gracias a ese nacimiento, Dios es visto, conocido y abrazado. El amor más profundo, más grande y más significativo es el amor del Yo puro e inocente, la magnífica criatura que se sienta entre las paredes de la carne y que se mueve y contempla, crea, permite y es. Y cuando tú ames lo que eres, sin importar cómo seas, entonces conocerás esta magnífica esencia que yo amo, que se halla detrás de todos los rostros y dentro de todas las cosas. Entonces amarás como Dios ama. Así es fácil amar y perdonar. Así es fácil ver a Dios en toda la vida.

 

Somos energía lumínica

 

Somos Energía lumínica

                              (Ingrid Matta)

Hay seres que resplandecen como el firmamento y brillan como estrellas! Como parte de este universo, somos chispas de luz, energéticas y divinas y utilizamos nuestro cuerpo físico para transformar la energía cósmica en energía vital, la cual es la pila de nuestra existencia en este plano. Elevemos la vibración de nuestra energía practicando el amor, el amor.

Se nos ha sido asignado a cada uno un potencial energético, el que es necesario administrar responsablemente, me explico: sí utilizamos adecuadamente nuestro sistema energético,  podremos fluir armónicamente. Para lograr estar armonizados es necesario que nos liberemos de tensiones, preocupaciones, emociones nocivas, conflictos, entonces irradiaremos luz. Hay diversos tipos de energía, es por ello que nos sentimos mucho más afines con algunas personas porque las energías se identifican, se reconocen.

Para mantener la energía en equilibrio solo es necesario vibrar en la frecuencia de la vida que es el amor, la energía es una, pero se manifiesta de las maneras más diversas. Es poder cósmico, fuerza vital, voluntad, cuerpo y mente. Está fuera y dentro de cada uno de nosotros y todo se mueve a través de ella. La energía es la vida misma, y es nuestra responsabilidad cuidarla, distribuirla adecuadamente, hay miles de formas de poner en marcha los caudales que existen dentro de nosotros, haciéndonos sentir más plenos, alegres, vitales. Una actitud positiva en el diario vivir, con una atención vigilante, ecuanimidad, sosiego, alegría interior y compasión, nos permite ser seres felices, saludables y pacíficos. Osho dice: se necesita más energía para ser desdichado que para ser feliz, porque ser feliz, porque la felicidad es un estado natural del hombre. Para ser feliz no hace falta ninguna energía, es algo natural. Para ser desdichado si, porque es algo antinatural.

Hermes Trimegisto afirmaba: “Lo que es arriba es abajo y lo que es abajo es arriba”. Y es que es necesario desarrollar un equilibrio entre cuerpo y mente para descubrir todos los tesoros que oculta el Ser. Somos un universo en miniatura y cada uno es una estrella, una gran súper nova!

 

 

La alegría

 
 
 
 

 

   LA ALEGRÍA

                              (Ingrid Matta)  

En esos diálogos internos que solemos tener, con nosotros mismos me llegó la alegría, es por eso que quería hablar de ella en el día  de hoy.

La alegría es inherente al ser humano como lo es el amor, nace adentro de nosotros, viene vestida de fiesta, de colores, de optimismo, de ilusión, de fuerza, de vitalidad, de positivismo, de diversas sensaciones. Va tomada de la mano del amor, la alegría es la manifestación más genuina de la felicidad!

La alegría nos produce una sensación de profundo bienestar. Surge de repente, puede tener innumerables motivos, un logro, una motivación, un amor, una ilusión, e incluso manifestarse de la nada. Es decir podemos sentirnos alegres sin un motivo específico, la alegría es grata, es bella, ella nos toma de la mano para ayudarnos a superar momentos difíciles, nos imprime optimismo, nos alienta, nos proporciona creatividad, inspiración, gozo. Sin alegría la tristeza nos domina, pero si somos alegres la atraeremos más y más, nos sentimos alegres cuando valoramos la vida, cuando reconocemos los dones que se nos han otorgado, sí la alegría se vuelve nuestra compañera de vida, no nos sentiremos inseguros, ni enfadados, ni reprocharemos nada ni a nadie, solo nos limitaremos a fluir en esta aventura maravillosa que es la vida. La alegría proporciona salud, bienestar emocional, libertad, y podremos disfrutar más ampliamente de todo lo que Dios creó para nosotros.

La alegría es una emoción, no podría definirla exactamente, pero sí se que sentirla es una delicia, tu rostro se ilumina cuando estás alegre, los músculos se relajan, la sangre fluye como un río por las venas, una persona alegre difícilmente enfermará. La alegría es contagiosa, no contamina, le alegra la vida al barrio, ilumina, es amable, sincera, donde hay alegría abunda la prosperidad, porque es una buena compañera para atraer energías positivas. La alegría le da sentido a todo, inspira y hasta glorifica la vida. La alegría contribuye a tu bienestar emocional y espiritual. Una persona alegre, indefectiblemente es agradecida, porque todo lo valora, lo exalta, la alegría ayuda profundamente a la realización del ser. Quién es alegre está más cerca de la puerta de la felicidad, porque son compañeras inseparables, la alegría es un estado, la felicidad es la realización más sublime del ser. Una persona que ama es per ce alegre y está en paz. Las personas alegres no temen equivocarse, las personas alegres son más cálidas, más humanas, más propensas a realizarse plenamente. La alegría canta, celebra, atrae, conglomera, apacigua los ánimos candentes, cede, comprende, y da luz a tu vida!!!

Si somos buenos observadores vamos a descubrir que la vida es alegría vestida de mil colores, la alegría está en todas partes, siempre es posible sentirla en el diario vivir, está en las cosas más sencillas, la alegría es compartir, dar, entregar, es una posibilidad, es un encuentro, es una mirada, es una voz, es una caricia, es la libertad, es la elección, es una ilusión, un logro, es la aceptación, es ceder, es recibir, es un sueño, es una bendición, es una caricia, es un libro, es un compañero, un amor, un amigo, un silencio, una fiesta, un corazón agradecido, es perdonar, es olvidar, es estupenda y yo diría que hasta poética, recuerdan a Beethoven con su maravillosa Oda a la alegría? La gigantesca ‘Alegría’ en la ‘Pastoral’ (representada en el aleteo de los pájaros, en el soplo feliz de los campos y en el fluir de las aguas) el talentoso Beethoven, supo ponerle música. Lo más significativo para mí es que la compuso estando ya sordo, lo que quiere decir, que la alegría viene de adentro, se siente, se percibe y hasta se puede interpretar sublimentente.